Público
Público

Gürtel Ana Mato culpa a su exmarido de todos los regalos de Gürtel

La ex vicesecretaria general de Organización del PP defiende la honradez de Rajoy y deja claro que "nadie", ni el todavía líder de su partido ni ella misma, tiene que "rendir cuentas" o "asumir responsabilidades" por "lo que haya hecho otra persona".

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

La exministra y ex vicesecretaria general de Organización del PP, Ana Mato, momentos antes de comparecer ante la comisión del Congreso de los Diputados sobre la supuesta financiación ilegal del PP. EFE/Javier Lizón

La exministra de Sanidad Ana Mato ha insistido este martes en el Congreso que no se benefició de los regalos de la trama Gürtel y ha desviado la responsabilidad en su exmarido, Luis Sepúlveda. Así, la ex vicesecretaria general de Organización del PP, condenada por lucrarse de la trama, ha asegurado que ella no se benefició "jamás, ni siquiera sin saberlo, de ninguna cuestión". "Si le han regalado algo se habrá beneficiado él, pero no yo", ha repetido en varias ocasiones.

El pasado 24 de mayo la Audiencia Nacional condenó a su exmarido y exalcalde de Pozuelo (Madrid) Jesús Sepúlveda a 14 años de cárcel y a ella le impuso una multa de 27.857 euros por beneficiarse de regalos, viajes y eventos familiares como cumpleaños y comuniones de sus hijos organizados por las empresas de Francisco Correa, cabecilla de la Gürtel.

Esta condena ha centrado la mayor parte del interrogatorio de la oposición, pero Mato se ha limitado a reiterar —ante la comisión que investiga la supuesta financiación ilegal del PP— los argumentos que expuso durante su declaración en el juicio de la Audiencia Nacional.

Así, ha insistido en que, aunque estaban casados en régimen de gananciales porque era lo habitual cuando contrajeron matrimonio, ella y su exmarido tenían cuentas separadas y cada uno se hacía cargo de una parte de los gastos familiares. En un momento dado ha confesado que no volvería a casarse con ese régimen.

Dado que cada no tenía sus cuentas, tenían repartidos los gastos y su exmarido disponía de suficiente para comprar lo que, según la sentencia, fueron regalos de la trama, ella nunca le preguntó por los mismos ni por cómo los había pagado. "A mí no me gusta que me fiscalicen mis gastos y por eso no lo hago con los demás", ha dicho, ante la insistencia de los portavoces en saber por qué no le sorprendió, por ejemplo, ver un Jaguar en el garaje familiar.

En este contexto, ha detallado que no preguntaba a Sepúlveda si había pagado los viajes para ir a ver a la familia en Navidad o las vacaciones. "Eran los gastos normales en una familia o por lo menos en la mía. En caso de no tener dinero suficiente no habríamos realizado esos viajes", ha apuntado.

Aunque ha contestado a algunas preguntas sobre su convivencia con Sepúlveda, en un momento dado Mato se ha negado a comentar sus "relaciones de pareja" por respeto a sus hijos y ella misma, ha remarcado que si su exmarido no pagó lo que le correspondía la responsable no es ella, sino él. "A lo mejor tenía que haberlo sabido, pero no lo sé. Doy por hecho que tenía dinero suficiente para pagarlo, por eso no pregunté", ha argumentado.

Asimismo, ha indicado que "jamás" habló "de trabajo" en su "vida privada". "El tiempo libre lo dedicaba a mis hijos y nada más", ha añadido, reconociendo, eso sí, que conversaba con Sepúlveda de cuestiones laborales y políticas en el partido.

Ser partícipe a título lucrativo implica no conocer los hechos, según Mato

Mato ha admitido que le "disgusta" y le "avergüenza sobremanera" aparecer en esa sentencia, aunque sólo se le dediquen "cinco párrafos de 1.700 folios", porque no cree que se lo "merezca". Además, ha recalcado que figura por una "responsabilidad civil", lo que "no es ningún delito" y que ser partícipe a título lucrativo implica no conocer los hechos de los que supuestamente te has beneficiado.

También ha hecho hincapié en que, en más de 30 años vida política nunca le han acusado ni ha sido investigada por ninguna irregularidad. "No le voy a decir que sea ejemplar, lo intento, pero nadie me ha acusado de nada y esto no es ninguna medalla a colgarme, es lo normal", ha expuesto, mostrando su deseo de que los jueces le den la razón porque considera "bastante injusto" que la condenen por acciones de su exmarido.

"No creo que me haya beneficiado jamás absolutamente nada porque siempre he hecho frente a mis gastos familiares", ha insistido, y en otro momento de su interrogatorio ha negado haber recibido nunca como regalo un echarpe o un bolso de Louis Vuitton (supuestamente pagados por Francisco Correa).

A pesar de estar preparando su recurso ante el Tribunal Supremo, según ha explicado, Mato depositó hace un año, cuando se produjo la apertura de juicio oral, los casi 28.000 euros que le reclama la Justicia.

Defiende la honradez de Rajoy

Mato ha defendido además la honradez del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y ha dejado claro que "nadie", ni el todavía líder de su partido ni ella misma, tiene que "rendir cuentas" o "asumir responsabilidades" por "lo que haya hecho otra persona".

"Mariano Rajoy es una persona honrada", ha subrayado Mato ante la comisión, donde ha deplorado la tesis de que se puede "entrar en política para lucrarse" y ha señalado que Rajoy "ha hecho una magnífica labor" y ha "mejorado la vida de los ciudadanos".

Preguntada sobre si Rajoy o la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, cobraron sobresueldos del partido, Mato ha subrayado que "jamás" en su vida ha "oído semejante cosa" y que ella tampoco los percibió. Sí ha admitido que recibía un complemento para gastos de representación que cobraba del partido a la vez que su retribución como diputada.

Mato ha recordado que ella dimitió como ministra de Sanidad en 2014 para que nadie utilizara su nombre para dañar a su partido como, a su juicio, había empezado a ocurrir cuando el juez Pablo Ruz la señaló como posible beneficiaria a título lucrativo de las actividades de Gürtel.

Más noticias en Política y Sociedad