Público
Público

Gürtel Un exdiputado del PP madrileño confiesa que cobró de la Gürtel y reconoce hasta doce delitos

Alfonso Bosch, al que en la trama le llamaban el 'bujías' o el 'neveras' fue gerente de la EMVS de Boadilla del Monte.

Imagen de archivo de Alfonso Bosch.
Imagen de archivo de Alfonso Bosch. EFE

El que fuera diputado del PP de Madrid Alfonso Bosch Tejedor, imputado en el caso Gürtel en la pieza relativa al Ayuntamiento de Boadilla del Monte, se suma a la cascada de confesiones de procesados en esta causa, y envía un escrito a la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional reconociendo hasta doce delitos.

En el escrito por el que su defensa modifica las conclusiones provisionales para mostrar su conformidad con la acusación de la Fiscalía, apunta que Bosch es "autor" de lo que le imputan y solicita que se modifiquen las penas que se piden atendiendo las circunstancias derivadas de su confesión, colaboración y reparación del daño.

En esta pieza, que se juzgará a partir de septiembre, la Audiencia Nacional sentará en el banquillo a más de una veintena de personas y al PP como partícipe a título lucrativo por las actividades presuntamente ilícitas cometidas por la trama Gürtel en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Según especificaba el instructor en dos autos, el partido en la localidad tendrá que hacerse responsable civil subsidiario por una cantidad de 204.198 euros.

Tras la confesión de Francisco Correa –cabecilla de la trama–, del 'número dos' Pablo Crespo y de un empresario, ahora es el turno de Bosch. Su defensa, interesa que esos doce delitos, que incluyen cohecho activo, asociación ilícita, prevaricación, fraude a las administraciones públicas, malversación de caudales públicos y falsedad en documento mercantil, se traduzcan en 5 años y 4 meses de cárcel.

El escrito de la defensa va a acompañado de una carta firmada por Bosch Tejedor reconociendo los hechos que se le imputan y añadiendo información a la Fiscalía, como que el modus operandi del grupo Correa incluía "vías de presión para la consecución de sus objetivos económicos".

Su relación con el grupo de la trama se inicia antes del 95

Tras realizar una enumeración de personas que pertenecían a la trama y sus motes (Don Vito para Francisco Correa o Grecian para Pablo Crespo), apunta que él era conocido como el bujías o el neveras porque su apellido Bosch coincide con una marca reconocida de electrodomésticos del hogar.

Señala que su relación con el grupo de la trama se inicia antes del 95 dado que colaboraba con la organización territorial del PP Nacional y participaba en las campañas electorales. Recuerda que las empresas de Correa se encargaban de organizar la mayoría de ellas, tanto municipales como regionales o nacionales. Ahí nace su relación con Special Events (empresa de la Gürtel que organizaba actos del partido) y con Pasadena Viajes, con los que se contrataban los viajes del PP.

Apunta asimismo que pese a reconocer los hechos, tenía "un desconocimiento absoluto" sobre la estructura financiera y organizativa de la trama, pero sí que conocía que las empresas de las que tenía conocimiento eran dirigidas por Isabel Jordán –también imputada en esta pieza–, quien a su vez informaba de todo al exdirigente del PP Gallego Pablo Crespo. Sobre éste indica que era a quien reportaban todos, y que luego él filtraba lo importante a Correa, el cabecilla de la trama.

Sobre su relación con Correa, apunta que sólo en una ocasión se reunió con él en la casa que tenía en Pozuelo, y fue para repartir una comisión que había aportado la constructora Teconsa por la adjudicación de la construcción de unas viviendas.

Más noticias