Público
Público

Huelga de hambre Rull y Forn se unen a la huelga de hambre ante la "injusticia" del Tribunal Constitucional

Los dos exconsellers se unen a sus compañeros, Jordi Sànchez y Jordi Turull, y comenzarán una huelga de hambre desde esta madrugada para denunciar la "injusticia" del Tribunal Constitucional.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

Josep Rull y Joaquim Forn se suman a la huelga de hambre que ya han iniciado Jordi Sànchez y Jordi Turull | EFE

Los exconsellers Josep Rull y Joaquim Forn, ambos en prisión preventiva en la cárcel de Lledoners (Barcelona), iniciarán a partir de esta madrugada una huelga de hambre, como sus compañeros Jordi Sànchez y Jordi Turull, para protestar contra la "injusticia" del Tribunal Constitucional (TC).

Así lo han anunciado a través de un comunicado, tres días después de que Sànchez y Turull iniciaran una huelga de hambre en Lledoners para protestar contra el "bloqueo" de sus recursos de amparo en el Constitucional.

"Desde este martes a las 00.00 horas, también renunciamos voluntariamente a la ingesta de alimentos. Lo hacemos para sumarnos a la denuncia del bloqueo del acceso a los tribunales internacionales y en particular a la justicia europea que el TC nos impone con su comportamiento injusto y arbitrario", han explicado.

Ambos exconsellers del PDeCAT han remarcado que la huelga de hambre representa "una medida extrema de protesta" que han decidido adoptar tras asumir "los riesgos y las consecuencias".

"La injusticia que sufrimos, la lesión de nuestros derechos fundamentales y la arbitrariedad judicial con la que somos tratados nos legitiman para tomar esta decisión pese a ser sabedores del impacto que puede tener sobre nuestros organismos", han señalado.

Rull, diputado de JxCat suspendido por el Tribunal Supremo, y Forn, que dejó el escaño de este mismo grupo a principios de la legislatura, han expresado su "serenidad y coherencia" ante esta "decisión meditada, fruto de muchas horas de introspección y reflexión", hasta llegar a la conclusión de que no tenían "otra opción que utilizar esta forma extrema de pacífica protesta".

Su protesta, han dicho, no es para "pedir ningún trato de favor ni discriminación positiva", sino "la única alternativa" para hacer "más visible la discriminación y la conculcación" de sus derechos fundamentales y tener un "juicio justo".

La "actitud arbitraria e irregular del TC", han advertido, "lamina las bases mismas del Estado de derecho", lo que supone "un problema muy grave para la ciudadanía de España". Asimismo, han hecho un llamamiento a los ciudadanos a mantenerse "serenos, firmes y convencidos de la legitimidad" de su protesta y a compartir su "lucha desde la calma, la tolerancia, la actitud cívica y el pacifismo".

Desde Twitter, Forn y Rull han publicado un tuit idéntico en sus cuentas personales, en el que reiteran sus razones: "Cuando te hacen cumplir una condena antes de juzgarte, te quedan pocos medios para clamar contra tanta injusticia. Este es uno. Lo uso con plena conciencia y responsabilidad".

También desde Twitter, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que comparte encarcelamiento con ellos en Lledoners, les ha expresado su apoyo: "Dos hombres buenos se unen a la huelga de hambre. Nos tenemos los unos a los otros. Desde Òmnium nos conjuramos con la voluntad insobornable de que nunca caminarán solos".

Apoyo de Torrent

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, ha respaldado la huelga de hambre: "Cualquier método de protesta que sea democrático, que sea pacífico, que sea cívico nos parecerá bien para denunciar esta situación de vulneración de sus derechos fundamentales y con los suyos los del conjunto de los ciudadanos de Catalunya que lo que quieren, simplemente, es decidir libremente su futuro, como hicieron el 1 de octubre", ha dicho en declaraciones en Bruselas.

Torrent ha trasladado "toda la solidaridad, todo el apoyo y todo el acompañamiento en esta medida" que ha calificado de "grave" y "contundente" por parte de Sánchez y Turull. "Pero también es contundente la limitación de sus derechos fundamentales", ha justificado, al tiempo que ha extendido su "solidaridad" también con "sus familias, porque esta es una situación, seguro, compleja, desde el punto de vista personal y familiar".

El presidente del Parlament ha asegurado que en Europa hay "una voluntad cada vez más compartida de buscar una solución democrática al conflicto" en Catalunya. "Quiere decir votando", ha asegurado, insistiendo en que "debe resolverse en una mesa de diálogo multilateral, no solo bilateral" entre España y Cataluña.

Más noticias en Política y Sociedad