Público
Público

I+D+i El Gobierno de Rajoy no gastó ni el 30% del presupuesto para ciencia en 2017

Los científicos critican que presentar unos presupuestos sumando subvenciones y créditos, cuando estos últimos suponen casi el 60% del global y no se ejecutan, es "maquillar" las cuentas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ínigo Méndez de Vigo, exministro de Educación, Cultura y Deporte. EFE/Archivo

La Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce), que representa a más de 40.000 científicos españoles, ha alertado de que el Gobierno de Mariano Rajoy no gastó ni el 30% del presupuesto en I+D en 2017. Según un informe publicado este miércoles, el anterior Ejecutivo dejó sin gastar el 70,32% de los fondos destinados a ciencia.

Los culpables de este alto porcentaje, a juicio de Cosce, son los fondos financieros: en 2017 solo se colocó el 18% de esta partida, mientras que al menos el 90% de las subvenciones sí se ejecutaron. Asimismo, la organización critica que presentar unos presupuestos sumando subvenciones y créditos, cuando estos últimos suponen casi el 60% del global y no se ejecutan, es "maquillar" las cuentas, según explica el presidente de Cosce, Nazario Martín.

Por otra parte, las sociedades científicas ven como un buen paso que el ministro Pedro Duque quiera liderar un pacto por la ciencia, pero recuerdan la necesidad de aumentar los recursos porque —advierten— España es el segundo país de la OCDE —después de Polonia— que más ha reducido sus presupuestos en I+D en la crisis. "Nosotros abogamos por un crecimiento sostenido", incluso cuando "vengan mal dadas", señala Nazario Martín.

Este se ha referido así a la intención del ministro de Ciencia, Innovación y Universidades de liderar y hablar con todos los grupos para tratar de sacar adelante un acuerdo por la ciencia que, tal y como ha explicado Duque en una entrevista con Efe, abogue por aumentar la financiación.

Su objetivo es introducir una fórmula que garantice que cada vez que se incremente el presupuesto general del Estado, suba también el de investigación en una proporción "mucho mayor", y que en caso de crisis, esta partida se congele y no disminuya.

Para Martín, si bien valora la apuesta del ministro, la posición de España es "tan baja que no podemos permitirnos esos períodos de crecimiento cero", por eso "discrepamos con congelar las partidas de ciencia cuando vengan mal dadas". "Nosotros abogamos por un crecimiento sostenido", resume Martín, quien apunta que mientras España "va andando en ciencia otros países van en Ferrari".

Y es que, según los datos presentados este miércoles en rueda de prensa por la Cosce, los recursos destinados a la investigación, desarrollo e innovación han pasado de suponer el 2,7% del total de los presupuestos en 2008 al 1,5% en 2018.

Para el presidente de Cosce, esto no solo supone un importante descenso de más de 2.400 millones de euros si se comparan 2008 y 2018, sino que demuestra "la pérdida de relevancia estratégica de la I+D+i en los presupuestos generales del estado".

Sin embargo, según Martín, no todo es negativo: en 2018, en cifras globales, el presupuesto de I+D+i es de 7.061 millones de euros -une I+D+i civil, con más peso, y militar-, lo que supone un aumento de 548 millones y representa un 8,42% más respecto a 2017.

De estos, 232 millones corresponden a fondos no financieros, que suben el 8,89% -estos son los realmente significativos para el sistema de ciencia, recuerda la Cosce-. Los fondos financieros o créditos aumentan en un porcentaje parecido. "Se trata de un repunte claro, pero no hay que sacar pecho porque no hay que perder de vista dónde está la I+D+i en España", subraya Martín.

Más noticias en Política y Sociedad