Público
Público

Iceta El PSOE elige a Miquel Iceta para presidir el Senado

Logrará ser senador por designación autonómica si suma más votos a favor que en contra, en una votación que tradicionalmente es electrónica y secreta, por lo que no se puede saber qué vota cada diputado específicamente.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, durante un Consell Nacional extraordinario del PSC para valorar el adelanto electoral de las generales al 28 de abril. EFE/Marta Pérez

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha dado la sorpresa eligiendo a Miquel Iceta para presidir el Senado, cámara en la que ha logrado la mayoría absoluta tras las elecciones generales del pasado 28 de abril. De esta manera Sánchez apuesta por situar un perfil catalanista, defensor del indulto a los presos y de la negociación política con el independentismo al frente de la institución que tiene la capacidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución en Catalunya.

Iceta no es senador, pero puede lograr el escaño por designación del Parlament de Catalunya en sustitución del expresidente de la Generalitat José Montilla. Logrará ser senador por designación autonómica si suma más votos a favor que en contra, en una votación que tradicionalmente es electrónica y secreta, por lo que no se puede saber qué vota cada diputado específicamente.

Hasta ahora, JxCat, ERC y la CUP obligan a aplazar la designación de Iceta al 15 de mayo. El resto de grupos -PSC, Cs, PP y comunes- estaban de acuerdo en agilizar los trámites para que el nombramiento de Iceta se pudiera votar este mismo jueves, para impedir así la convocatoria de un pleno durante la campaña de las elecciones municipales y europeas del 26M.

José Montilla ya ha presentado su renuncia al escaño

Han explicado que la propuesta partió este martes del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien le planteó la idea al primer secretario del PSC. Iceta sustituirá al conservador Pío García-Escudero el próximo 21 de mayo en la sesión constitutiva del Senado de la nueva legislatura.

Iceta tiene antes que ser designado por el Parlament. José Montilla ya ha presentado su renuncia al escaño, y se pondrán después en marcha los mecanismos en el legislativo catalán para elegir en un Pleno al sustituto, lo que puede resolverse en unos días.

Montilla llegó al Senado en 2011 y ha permanecido en el escaño hasta hoy, siempre por designación del Parlament. El político catalán ha pasado de encabezar un importante grupo parlamentario como era la Entesa Catalana de Progrés, que conformó junto a ERC, a ser el único representante del PSC en la Cámara Alta.

Papel de mediador

El Senado ha sido protagonista en esta legislatura por haber aprobado por primera vez la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya y va a pasar en unas semanas a estar presidido por un político reacio a esas medidas de intervención. El senador que le cede el escaño, José Montilla, decidió precisamente ausentarse del Pleno que aprobó esas medidas con el apoyo del PSOE para no romper la disciplina de voto de su partido.

Iceta simboliza, dentro del socialismo, la figura más conciliadora con el independentismo catalán. Hasta los días previos al referéndum del 1 de octubre, defendió una negociación para encontrar una vía intermedia que evitara la aplicación del 155 en Catalunya. "Ni DUI (declaración de independencia) ni 155", no se cansaba de repetir.

Asimismo, como contó Público en exclusiva, una llamada suya a Soraya Sáenz de Santamaría fue clave para la retirada de los antidisturbios el 1-O. El gabinete de crisis de Mariano Rajoy no entendía ese día del referéndum, a media mañana, las dimensiones del desastre, hasta que el teléfono de la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría sonó. Era el líder del PSC, Miquel Iceta, que amenazaba con dar un paso al frente que dejaría aún más en evidencia al Ejecutivo. Esa conversación lo cambió todo. La número dos del Gobierno transmitió al resto de responsables del operativo del 1 de octubre: "El PSC saldrá a votar si no retiramos a la Policía".

Incluso en plena campaña de las elecciones catalanas del 21 de diciembre de 2017, defendió la posibilidad de indultar a los presos del procés si fueran condenados, una posición que perjudicó las expectativas electorales del PSC, según reconocieron a posteriori dirigentes de la cúpula del PSOE.

Esta postura siempre conciliadora, que Iceta lleva en su ADN, según afirman quienes le conocen bien, le lleva a cometer este tipo de indiscreciones en el momento más inoportuno, como sucedió con una entrevista que concedió al diario vasco Berria en la que, en plena precampaña de las generales, reflexionó en voz alta sobre que "si el 65 por ciento de los catalanes quiere la independencia, la democracia deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso".

A pesar de estos errores, Sánchez, que siempre ha demostrado tener muy buena sintonía con el actual líder del PSC, ha apostado precisamente por el perfil dialogante y catalanista de Iceta para presidir la Cámara Alta.

Más noticias en Política y Sociedad