Público
Público

Iglesias presenta a la España real en Almería escoltado por una embarazada y el general de Podemos

El candidato de la coalición cede el protagonismo a Lucía Ayala y a Julio Rodríguez con un breve discurso en el que censura a los falsos patriotas de "pulsera y cuentas en Suiza".

El candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, se dirige este miércoles al repleto auditorio del Teatro Cervantes de Almería. PÚBLICO

ALMERÍA.- El fortísimo viento que soplaba en la ciudad de Almería ("Viento de cambio", según insistía Unidos Podemos) obligó a la organización de la coalición a trasladar el mitin al Teatro Cervantes de la ciudad, con lo cual muchos de quienes iban a asistir al acto en el exterior se quedaron fuera del Teatro, en el que ya no cabía ni un alfiler. No hubo más remedio que improvisar escenerio, ya que una espléndida palmera cayó sobre el que Iglesias y su equipo acompañante (Pablo Echenique, Irene Montero, Rafa Mayoral y Lucía Ayala) iban a protagonizar un acto multitudinario.

Imagen de la palmera que, debido al fuerte viento en Almería, se desplomó sobre el escenario que Unidos Podemos tenía previsto para su acto de este miércoles y que, debido a las rachas crecientes, tuvo que trasladar al Teatro Cervantes. PÚBLICO

Empatizando con quienes no podrían entrar al Cervantes, el candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, y su número uno por Almería al Congreso, el general Julio Rodríguez, decidieron improvisar un pequeño mitin en el exterior del edificio para todos los carentes de sitio antes de entrar en el repleto auditorio. Iglesias llamó al voto, a la movilización y al cambio y pidió a sus centenares de seguidores allí concentrados -los del exterior, dentro había el doble- que el 26-J no se dejasen amedrentar por la "estrategia del miedo" de los falsos patriotas.

"Yo no quiero chuches' para mi hija", advirtió Ayala en referencia al futuro de su hija por nacer. "Quiero un futuro".

Pablo Iglesias envió en Almería un mensaje contundente para las mujeres y los falsos patriotas. Escoltado por Lucía Ayala, responsable de coordinación territorial de Podemos y diputada andaluza, y el general Rodríguez, que abrieron y cerraron el acto respectivamente, envió dos mensajes muy claros dejando a un lado su protagonismo (su discurso fue breve para lo que se supone a la estrella del acto) y apostando por las mujeres y un ex Jemad, general y político comprometido con el "cambio".

Ayala tomó la palabra aludiendo a su embarazo (desveló que esperaba una niña): "Yo no quiero chuches para mi hija", advirtió la andaluza. Y a continuación desgranó la imagen de una sociedad, la española donde la desigualdad aumenta y las mujeres se llevan la peor parte; donde la violencia de género ("machista", según Iglesias) es una constante, donde el "futuro" de su hija aparece comprometido por las políticas del PP. Ayala apeló a lograr la igualdad real, el fin de la violencia contra las mujeres o los salarios dignos también para ellas.

El exJEMAD, Julio Rodríguez, se dirige al auditorio del Teatro Cervantes en Almería cerrando el acto de Unidos Podemos este miércoles. PÚBLICO

Julio Rodríguez otorgó, sobre todo, connotación de creíble al mensaje de Unidos Podemos sobre el verdadero patriotismo. Con una presentación de lujo por parte del propio Iglesias, que lo introdujo subrayando su "compromiso" auténtico resistente a los "muchos ataques" que recibió por su condición de militar y ex jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), Rodríguez apeló al "cambio" real y a no dejarse llevar por los "falsos patriotas" que, además de llevarse su dinero a Suiza para no pagar impuestos en España, "se van a Venezuela a hacer campaña".

Echenique, Montero y Mayoral completaron un acto multitudinario que mostró en Almería el apoyó cerrado a su número uno por Unidos Podemos, el general del Aire, que, además, fue el más aplaudido en su discurso.

Más noticias de Política y Sociedad