Público
Público

Podemos Iglesias: "Los Presupuestos no gustarán a Ciudadanos porque se nota la influencia de Podemos"

Afirma en su intervención ante el Consejo Ciudadano de Podemos que "los PGE serán ambiciosos e incluirán una fuerte inversión pública". Además, hizo hincapié en la necesidad de avanzar hacia una nueva república que reconozca la plurinacionalidad de España. 

El secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, interviene ante el Consejo Ciudadano de Podemos celebrado este sábado en Madrid / EFE
El secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, interviene ante el Consejo Ciudadano de Podemos celebrado este sábado en Madrid / EFE

efe

El secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha dado este sábado un paso más en su afán de apartar a Ciudadanos de la negociación presupuestaria al afirmar que el proyecto del Ejecutivo no gustará a los de Inés Arrimadas porque se nota "la influencia" de su formación política.

En su intervención ante el Consejo Ciudadano de Podemos tras una semana de escenificación de su presión al PSOE para pactar con ERC y EH Bildu y no con Cs, Iglesias ha dado por hecho que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) está avanzado y ha dicho que lo presentará "muy pronto" junto al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

"Seguramente, a quienes forman un bloque de gobernabilidad con la extrema derecha los presupuestos no les van a gustar, porque va a dejar ver nuestra influencia y que en España hay un Gobierno progresista en el que está Unidas Podemos", ha afirmado Iglesias.

Ese proyecto de PGE será, según ha dicho, "ambicioso", e incluirá una fuerte inversión pública y medidas para corregir la "desventaja de siete puntos en justicia fiscal que arrastra España con respecto a Europa".

De esas medidas se han conocido la voluntad de subir impuestos a las grandes rentas y a los patrimonios de más de 10 millones de euros, una cuantía que no obstante se quedaría lejos de las peticiones iniciales de Podemos de gravar a los patrimonios de más de un millón de euros.

Iglesias ha dejado entrever que la negociación con su socio de Gobierno está prácticamente zanjada y que la disputa vendrá cuando haya que buscar los apoyos en el Congreso.

Podemos quiere evitar a toda costa un pacto con Ciudadanos.

Podemos quiere evitar a toda costa un pacto con Ciudadanos, formación a la que el vicepresidente segundo considera una "marioneta de los poderosos" y teme que Pedro Sánchez reavive lo que cree su "tendencia natural" a mirar a la derecha.

"A estas alturas todo el mundo tiene clara cuál es nuestra posición... La única mayoría que puede dar estabilidad a la legislatura es la de la investidura", ha afirmado Iglesias, que entiende que tanto ERC como EH Bildu han dejado clara su disposición a pactar.

De modo que, en opinión de Iglesias, depende del Gobierno sacarlos adelante con esa mayoría. "Habrá que negociar, evidentemente, nadie regala sus votos en el Parlamento", ha afirmado.

Ante el máximo órgano de dirección de su partido, ha dicho el vicepresidente segundo que en la negociación presupuestaria se juega la dirección futura del Estado.

Por otro lado, el vicepresidente segundo del Gobierno ha llamado además la atención sobre lo que considera una "anomalía" de España con respecto al resto de Europa: que el PP y Ciudadanos gobiernan con el apoyo de la ultraderecha de Vox.

"No hay más que ver lo que significa el Gobierno del PP y de Aguado en Madrid", ha dicho en referencia al vicepresidente de la Comunidad de Madrid, de Ciudadanos.

Iglesias considera que, frente a la derecha, el Gobierno debe acometer en los próximos años una transición política de la mano de formaciones progresistas y plurales, en referencia al independentismo.

"Hay que avanzar hacia una nueva república"

El vicepresidente segundo del Gobierno en su intervención ante el Consejo Ciudadano de Podemos también defendió la necesidad de avanzar hacia una "nueva república" que reconozca la plurinacionalidad de España, con una organización "más federal, más confederal" y que se aleje del centralismo.

"Creo que trabajar y construir alianzas para avanzar hasta el horizonte republicano tiene que ser una de las tareas políticas de Podemos en los próximos años", ha asegurado Iglesias en su discurso ante el Consejo Ciudadano de su partido, que se reúne por segunda vez desde que fue elegido en la Tercera Asamblea de Podemos de mayo.

Para Iglesias, ese horizonte republicano es un "escenario de superación de la crisis territorial que vive España" y puede representar -ha dicho- "un proyecto común que apele a todos los pueblos del Estado frente al centralismo" de la Monarquía.

No obstante, y aunque Iglesias no se ha referido en su discurso de hoy al marco temporal de ese nuevo horizonte republicano, el vicepresidente considera que es un proyecto de medio o largo plazo.

En el marco de la crisis de la monarquía con la marcha del rey Juan Carlos y la investigación en la Fiscalía del Tribunal Supremo sobre las posibles comisiones abonadas por Arabia Saudí por la construcción del AVE a la Meca, Iglesias reivindica así la vocación republicana de Podemos frente a lo que considera un PSOE monárquico.

"Los que somos republicanos tenemos que ser capaces de entender el momento histórico en el que se encuentran la monarquía española y el modelo de estado que encarna esa monarquía. Tenemos que tener la valentía y la audacia para que España avance hacia el horizonte de una nueva república", ha defendido Iglesias.

Según ese proyecto, la "nueva república" debería dejar atrás un modelo económico basado en la construcción y el turismo, que "se ha convertido en el principal obstáculo para el desarrollo económico de España".

La importancia de la ley de Memoria Democrática

Por otro lado, Iglesias se ha referido a la futura ley de Memoria Democrática, que este martes ha pasado su primer trámite en el Consejo de Ministros y declarará "nulos de pleno derecho" los juicios sin garantías del franquismo y permitirá recuperar de las fosas unos 25.000 cadáveres de represaliados en cuatro años.

"Va a ser una ley muy importante para nuestra patria, porque representa un paso histórico necesario en el camino de la verdad, la justicia y la reparación y también de la reconstrucción de la memoria democrática", ha dicho Iglesias, que considera que esa ley pone sobre la mesa que "la clave de la memoria democrática no es el pasado sino el futuro".

Para Iglesias, "la única manera de ser coherentes" con el planteamiento histórico de esa ley es trabajar para construir ese horizonte republicano. "Nuestra presencia en el Gobierno se nota", ha dicho el vicepresidente segundo del Gobierno.

Más noticias de Política y Sociedad