Público
Público

Iglesias a Puigdemont: "Seguiremos defendiendo un referéndum. Tenemos principios y palabra"

En una reunión de hora y media en el Palau de la Generalitat, el presidente catalán ha agradecido al líder de Podemos su defensa del derecho a decidir pero también ha insistido en que la hoja de ruta no esperará a que un nuevo gobierno ofrezca respuestas.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, saluda al líder de Podemos, Pablo Iglesias, con quien se ha reunido esta tarde en el Palau. EFE/Andreu Dalmau.

ROGER XURIACH

BARCELONA.- El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el President de la Generalitat, Carles Puigdemont, se han reunido esta tarde en el Palau de la Generalitat en lo que ha sido el primer encuentro entre ambos líderes. "Una reunión de cortesía", ha valorado Iglesias, donde se ha puesto un gran asunto sobre la mesa: la celebración de un referéndum en Catalunya, una propuesta que el partido morado considera "ineludible", según ha confirmado el propio Iglesias al término de la reunión.

"Le he explicado a Puigdemont que vamos a seguir defendiendo una consulta legal para que la sociedad catalana decida su relación jurídica con el estad español. Nosotros tenemos principios y palabra", ha reconocido.

En la charla, que ha durado una hora y media y se ha desarrollado en un tono de absoluta cordialidad, Puigdemont ha agradecido a Iglesias su interés por la situación política catalana y la apuesta por esta consulta y le ha instado a seguir haciéndolo, a no dar marcha atrás, según ha reconocido la portavoz del ejecutivo catalán, Neus Munté. No obstante, el presidente catalán también ha querido dejarle claro al líder de Podemos que el gobierno catalán "mantiene un compromiso absoluto con la hoja de ruta y sus tiempos" y que, "no esperaremos" a que un nuevo gobierno español pueda ofrecer respuestas.

"Puigdemont me ha transmitido que si hubiera un gobierno en España progresista podríamos dialogar y seguramente en ese marco podría haber acuerdo por un referéndum legal. Respetamos que defienda soluciones unilaterales pero pensamos que desde el referéndum se llega a la mejor solución", ha dicho.

Iglesias no solo ha reiterado que el referéndum es "la mejor opción política para desbloquear la situación en Catalunya". También ha querido poner en relieve el papel "no siempre sencillo" de Podemos en esta defensa. "Somos la primera organización política de ámbito estatal que defiende una consulta. Y el consenso en territorios del estado sobre este tema está creciendo. Apostando por un referéndum hemos sido segunda fuerza en Madrid, Canarias o la Comunidad Valenciana", ha argumentado Iglesias.

"Somos la primera organización política de ámbito estatal que defiende una consulta. Y el consenso en territorios del estado sobre este tema está creciendo", defiende Iglesias

El encuentro también ha estado marcado por la última hora de las negociaciones a tres bandas entre Podemos, C's y PSOE que, por el momento, auguran un bloqueo de la investidura. De hecho, Iglesias llegaba a Barcelona tan solo unas horas después de comparecer ante los medios en el Congreso de los Diputados y confirmar que consultará a sus bases la próxima semana si quieren un gobierno basado en el pacto Sánchez-Rivera. La investidura, hasta entonces, seguirá bloqueada. En este sentido, Iglesias ha vuelto a recordar que el PSOE "no ha querido avanzar en dirección hacia una coalición progresista" y ha pedido a Pedro Sánchez el mismo ejercicio de consulta a los militantes. "Ojalá el PSOE también preguntara a sus bases por lo que nosotros les hemos propuesto. Pero en cambio nos han dicho: o lo tomas o lo dejas", ha lamentado.

Antes de la reunión, que ha durado una hora y media y se ha desarrollado en un tono de "gran cordialidad" según Iglesias, Puigdemont le ha hecho entrega al líder del partido morado el cómic 'Andreu Nin, seguint les teves pasees' (Andreu Nin, siguiendo tus pasos), escrito por Lluis Juste de Nin, el sobrino del histórico comunista. El libro también tenía esta curiosa dedicatoria, que ha hecho sonreír a Iglesias: "Para Pablo, como agradecimiento para que conozca mejor la biografía de alguien que expresó muy bien el compromiso del obrerismo catalán en la lucha por los derechos nacionales como indisociables del proyecto social".

Iglesias cree que este encuentro ha sido positivo porque "normaliza las relaciones" con el Govern. "Por desgracia no siempre ha sido siempre lo habitual entre políticos catalanes y españoles", ha reconocido. En la reunión se han tratado varios temas, según han confirmado el propio Iglesias y la portavoz del ejecutivo catalán, Neus Munté. Se ha hablado de la historia del movimiento obrero, la historia de Catalunya o de George Orwell. Los dos líderes se han emplazado a volver a reunirse cuando termine este ciclo político -haya elecciones o haya investidura- para seguir compartiendo puntos de vista en la situación que está viviendo Catalunya.

La reunión de esta tarde se enmarca dentro de las conversaciones que el presidente catalán está manteniendo con los líderes de los partidos españoles.

La reunión de esta tarde se enmarca dentro de las conversaciones que el presidente catalán está manteniendo con los líderes de los partidos españoles. El pasado 15 de marzo fue el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, quien visitó el Palau de la Generalitat. Una toma de contacto que sirvió para constatar lo alejadas que siguen las posturas de ambas formaciones. Puigdemont le transmitió a Sánchez la negativa del Govern a participar en la reforma constitucional, mientras que el líder del PSOE insistió tras la reunión que su partido no comparte la hoja de ruta independentista. "Queremos que la sociedad catalana vote primero la Constitución y luego la relación de Catalunya con el Estado español", aseveró Sánchez.

Por su parte, el próximo viernes Puigdemont también se reunirá con el líder de Ciutadans, Albert Rivera. En ninguna de estas conversaciones se van a tratar las negociaciones por la investidura. Tampoco está previsto que Puigdemont y el presidente en funciones del gobierno, Mariano Rajoy, cierren un encuentro antes de que se resuelva la investidura. Desde luego, ni Generalitat ni Moncloa han pedido cita. "Si Rajoy lo solicitara, se verían con Puigdemont, que nunca recibió una llamada suya tras su investidura", ha recordado Munté. Iglesias se ha limitado a definirlo como "una anormalidad". "En esta dinámica de inmovilismo por un lado y unilateralidad por el otro, debería ser razonable que Rajoy y Puigdemont se sentaran".