Público
Público

Iglesias reta a los exabogados de Podemos a acudir a los tribunales si quieren acusar al partido de algún delito

El líder de la formación morada asegura que José Manuel Calvente fue despedido por "un caso de acoso sexual muy grave".

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (c), junto a las diputadas Noelia Vera (i) y Ione Belarra (d), hace declaraciones a los medios a su llegada al Congreso de los Diputados para asistir a la sesión solemne de las Cortes con motivo de la celebración del 41 aniversario de la Constitución. EFE/Emilio Naranjo

Agencias

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reafirmado este viernes que el despido disciplinario del abogado José Manuel Calvente se debe a "un caso de acoso sexual muy grave" y le ha retado a acudir a los tribunales si quiere acusar a la formación de algún delito.

"Se trata de un caso de acoso sexual muy grave que ustedes conocen, y todo aquel que acuse a Podemos de algún delito, lo que tiene que hacer es ir a los tribunales y que los tribunales diriman", ha afirmado en declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en los actos del Día de la Constitución.

Iglesias se ha defendido así de las acusaciones lanzadas por Calvente y por la también abogada Mónica Carmona, responsable de Cumplimiento Normativo en la formación, contra la formación morada, que esta semana han denunciado haber sido despedidos del partido como represalia por investigar irregularidades internas, como "sobresueldos" no regulados en Podemos o la "manipulación de las primarias para beneficiar a determinados candidatos".

En la que ha sido su primera declaración al respecto, el líder del partido ha insistido en que Calvente, hasta entonces responsable de Protección de Datos del partido, ha sido despedido por un "grave" caso de acoso sexual a una subordinada, que está documentado en la carta de despido (un documento de unos 20 folios, que contiene documentación y mensajes para probar ese presunto acoso sexual).

El propio Calvente ha avanzado que presentará una querella por calumnias dirigida, entre otros, contra el secretario de Organización, Alberto Rodríguez, la diputada Ione Belarra y la gerente, Rocío Val, a quienes acusa de "construir pruebas falsas" para justificar un despido que él atribuye a haber querido investigar las "corruptelas" de Podemos.

La dirección morada desmiente tajantemente esas acusaciones e insiste en que se ha producido "un despido por acoso sexual y laboral a una trabajadora". 

Más noticias de Política y Sociedad