Público
Público

Iglesias ultima con Sánchez el programa de Gobierno para presentarlo antes de la investidura y con el foco puesto en vivienda

El PSOE y Unidas Podemos perfilan el acuerdo programático que se presenta  

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto a las diputadas Noelia Vera (i) y Ione Belarra (d), hace declaraciones a los medios a su llegada al Congreso de los Diputados para asistir a la sesión solemne de las Cortes con motivo de la celebración del 41 aniversario de la Constitución. EFE/Emilio Naranjo

El PSOE y Unidas Podemos ultiman el pacto programático del Gobierno de coalición. Según fuentes cercanas a las negociaciones, ya se perfilan los últimos detalles del programa que darán a conocer, en primer lugar, a los partidos que necesitan para sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez. Los socialistas ya han dado las líneas generales a estos partidos, pero tendrán que explicarlo de manera formal. 

El documento que finalmente salga de todas las conversaciones se quiere dar a conocer antes de la investidura. Los partidos independentistas y regionalistas reclaman al PSOE que le presenten el programa del futuro Gobierno para así determinar sus votos y negociar sobre esta base los apoyos. Por esto mismo, será lo primero que se conozca sobre la coalición, mientras que la estructura del Ejecutivo no se anunciará definitivamente hasta que pase la investidura. 

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ahora tienen contacto constante. Ambos dirigentes se han llegado a poner anteriormente de acuerdo sobre las declaraciones que daba cada partido sobre ERC y, ahora, están perfilando los puntos en desacuerdo sobre el programa. 

Hasta el momento, la ministra de Hacienda María Jesús Montero y el secretario de Acción Institucional Pablo Echenique estuvieron al mando de esta negociación. Sin embargo, los dos líderes se reunieron este jueves en la Moncloa para cerrar algunos detalles. Según las fuentes consultadas, la base del programa es el pacto presupuestario de 2019, pero hay varios cambios importantes respecto a este documento. 

Los temas de vivienda están siendo uno de los temas más polémicos en las negociaciones del programa

El secretario general de Podemos ya avanzó en una carta a la militancia que tendrían que haber cesiones desde el Ejecutivo y todo apunta a que esto se reflejará en este documento: la reforma laboral no se derogará al completo. Al igual que se acordó en el pacto presupuestario, se modificarán los aspectos más lesivos como los que tienen que ver con la ultraactividad. Después, se trabajará en un nuevo Estatuto de los Trabajadores. 

Pero el foco está puesto en lo que ocurra con vivienda. Este viernes Iglesias mostró su perfil más constitucionalista por la celebración de los actos del Día de la Carta Magna y apeló otra vez a sus artículos como base del eje de acción del próximo Gobierno. En concreto, para defender la regulación de los precios del alquiler. Durante la rueda de prensa antes de comenzar el acto en el Congreso, Iglesias aseguró que su formación defenderá que el Gobierno que aspira a conformar con el PSOE regule el mercado de los alquileres para "limitar" los precios "abusivos".

"Nosotros vamos a defender que en el próximo Gobierno podamos regular el mercado del alquiler para limitar los alquileres abusivos", sostuvo Iglesias.

Las diferencias son muy grandes en este aspecto. Sánchez ofreció a Iglesias un ministerio de Vivienda que rechazó ya que no se podría regular el precio del alquiler. El PSOE tampoco quiere llevar esta medida encajada en el ministerio de Fomento, dirigido por José Luis Ábalos. Pero Unidas Podemos sabe que es una medida a la que pueden renunciar muy difícilmente por lo que se busca una vía intermedia entre la propuesta de Iglesias y la negativa de Sánchez. También se baraja la posibilidad de que no se negocie para este primer documento y se vuelva a hablar una vez que el Ejecutivo esté en marcha. 

Otros puntos están más claros y los dos partidos son favorables. La fiscalidad progresiva es uno de los pilares del pacto y los socialistas ya han informado de ello a los partidos del Congreso. Sin embargo, aún no se ha definido cómo se hará la reforma del IRPF, clave en las pasadas negociaciones del pacto presupuestario. El resto de subidas de impuestos y las creaciones de la tasa Google se dan por cerradas. También hay acuerdo en todas las medidas sociales que se pactaron en los Presupuestos. El otro escollo, aunque más salvable que el de la vivienda, es la bajada de la factura de la luz. Descartado está, eso sí, la creación de una empresa pública de energía.