Público
Público

El impacto del virus y el blindaje por Hacienda de la capacidad de gasto en sanidad de las CCAA dispara el déficit 

El déficit conjunto de las Administraciones Públicas, excluidas las Corporaciones Locales, sin incluir la ayuda financiera, se situaba a finales de noviembre de 2020 en 87.602 millones de euros. En relación al PIB, el 7,82%

21/01/2021.- Personal sanitario prepara la segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer-BioNTech.
Personal sanitario prepara la segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer-BioNTech. Quique Garcia / EFE

raúl bocanegra

La pandemia y la decisión que tomó el Gobierno de España de blindar el gasto sanitario de las Comunidades ha disparado el déficit público –la diferencia entre ingresos y gastos– hasta niveles que no se veían desde la caída de Lehman Brothers y la crisis posterior. Según los datos del Ministerio de Hacienda, el déficit conjunto de las Administraciones Públicas, excluidas las Corporaciones Locales, sin incluir la ayuda financiera, se situaba en 87.602 millones de euros. En términos de PIB, el 7,82%. Estas cifras remiten, tomadas en términos relativos, a los años post Lehman, cuando el déficit llegó a superar el 10% en 2009 (11,28%) y en 2012 (10,74%).

Para el Gobierno, estos datos muestran "el impacto sobre las administraciones públicas" de un "contexto económico y social extraordinario". El déficit en los Fondos de la Seguridad Social alcanzó el 1,65% del PIB, cifra en la que, según Hacienda, "se notan con fuerza los efectos de la crisis sanitaria, económica y social ocasionados por la pandemia, especialmente sobre las prestaciones sociales". 

Es la Administración central la que ha asumido el grueso del déficit público al blindar los ingresos de las Comunidades Autónomas, las que tienen las competencias sanitarias, por la vía de no repercutir en las entregas a cuenta la caída del PIB, de hasta el 11% –muy por encima de los tiempos post Lehman, cuando en el peor año, 2009, bajó un 3,8%–, y al repartir un multimillonario fondo covid extraordinario no reembolsable y cuyo gasto las haciendas autonómicas no tienen que justificar. Así, el déficit de la Administración central (excluida la ayuda financiera) ascendía en noviembre a 72.400 millones, lo que equivale al 6,46% del PIB.

La evolución es la siguiente, según Hacienda: los recursos han descendido un 12,7%, hasta los 162.429 millones, y los gastos han aumentado un 19,2%, hasta los 234.685 millones debido a la pandemia. Algo más del 86% del incremento registrado se corresponde a gastos relacionados con la emergencia sanitaria –transferencias a la Seguridad Social y a las CCAA para garantizar los recursos suficientes contra la pandemia–.

Recursos y gastos de las CCAA

Como consecuencia, doce Comunidades Autónomas disfrutaban de superávit, incluida Madrid, a finales de noviembre y en plena presión sobre sus sistemas sanitarios. Esta situación ha causado bronca política en algunas de ellas, como Andalucía, en la que la oposición ha reclamado al Gobierno que gaste el dinero que tiene en la atención primaria y en planes para pymes y comercios.

Así, el conjunto de las CCAA registran un superávit conjunto de 3.223 millones, lo que supone el 0,29% del PIB, frente al déficit del 0,25% del PIB registrado hace un año. Es decir, el esfuerzo del Gobierno ha permitido que las administraciones de las que depende la sanidad estén saneadas. Lo que gasten o no depende de sus propias decisiones. En este gráfico se puede comprobar el esfuerzo por CCAA. 

Cada Comunidad ha suministrado a Hacienda los datos del "impacto asociado al coronavirus", el gasto sociosanitario en covid, que ha causado en sus arcas el coronavirus hasta noviembre de 2020. En total, las CCAA, desembolsaron 7.089 millones de euros. En el gráfico que sigue se puede ver en términos absolutos:

Más noticias