Público
Público

La implicación de Arenas en los sobresueldos en B resucita el fantasma de la corrupción en el PP andaluz

Después de las revelaciones de Bárcenas, la oposición exige a Moreno y a Arenas, hoy senador, que den las explicaciones y digan lo que saben

El senador y presidente de honor del PP-Andalucia, Javier Arenas (c-i), saluda al líder del PP-A, Juanma Moreno, en el Parlamento andaluz que acoge el debate de investidura. EFE/José Manuel Vidal
El senador y presidente de honor del PP-Andalucia, Javier Arenas (c-i), saluda al líder del PP-A, Juanma Moreno, en el Parlamento andaluz que acoge el debate de investidura. EFE/José Manuel Vidal.

En el escrito que Luis Bárcenas envió a la Fiscalía Anticorrupción, el exgerente y extesorero del PP, hoy en prisión, afirma que, entre otros, Javier Arenas, el factótum del partido en Andalucía durante muchos años, hoy aún en activo como senador por designación autonómica, cobró mensualmente "retribuciones, complementos de sueldo" provenientes de los ingresos ocultos, en B, es decir, presuntamente fuera del control de la Hacienda Pública.

"Las personas que recibieron estos complementos salariales –asegura Bárcenas, que estuvo en su responsabilidad hasta finales de 2009– fueron en concreto: Mariano Rajoy, Dolores de Cospedal, Federico Trillo, Pío García Escudero, Francisco Alvarez Cascos, Angel Acebes, Javier Arenas, Rodrigo Rato y Jaime Ignacio del Burgo. Estas entregas eran realizadas, personalmente, por don Álvaro [Lapuerta, su exjefe, hoy fallecido] -y en ocasiones por mí-, con mi conocimiento, por cuanto que me daba instrucciones de sacar el metálico de la caja fuerte situada en mi despacho, con una periodicidad que dependía de la liquidez de la caja diversa, de manera que las introducía en un sobre en el que ponía el nombre correspondiente".

El PP andaluz, que dirige el presidente de la Junta, Juanma Moreno, de quien depende –se decide en el Parlamento autonómico– la designación de Arenas como senador, ha esquivado hasta ahora el tema. El diputado Ramón Herrera fue preguntado por el asunto en una rueda de prensa este jueves y respondió de manera escueta, sin comprometerse: "Máximo respeto por las investigaciones judiciales. Desde el PP respetamos siempre en cualquier caso a la justicia. Durante años se han llevado a cabo las investigaciones. No creo que haya nada nuevo".

El fantasma de la corrupción y de la financiación ilegal de campañas electorales persigue al PP andaluz desde hace años, aunque nada se ha concretado judicialmente. Las investigaciones policiales vinculadas al caso Gürtel revelaron irregularidades, negadas por el PP, en las campañas de la primera década del siglo, en las que empresas vinculadas a la trama hicieron servicios para los conservadores.

El propio Moreno, que en aquellos tiempos era una persona de la confianza de la exministra de Sanidad, Ana Mato, que fue condenada por beneficiarse de la trama, se ha visto salpicado también por la corrupción presuntamente troncal, estructural, descrita por Bárcenas de aquellos años. El exalcalde de Boadilla (Madrid), Arturo González Panero, manifestó hace dos años al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que había mantenido un encuentro con Moreno en noviembre de 2005.

En él, presuntamente y, según el testimonio de González Panero, que Moreno ha negado con total rotundidad, le contó al hoy presidente de la Junta –entonces secretario de Política Local en la Ejecutiva de Mariano Rajoy, bajo el mando de Soraya Sáenz de Santamaría– que Bárcenas le estaba presionando para que adjudicara contratos municipales a empresas concretas a cambio de dinero. Y agregó que Moreno se limitó a darle las gracias y a decirle que lo tendrían en cuenta. El presidente de la Junta ha desmentido rotundamente a González Panero y en su momento anunció la presentación de una querella contra él por haber mentido.

Estaba allí

Las revelaciones de Bárcenas provocaron la reacción de la oposición. La secretaria general del PSOE, Susana Díaz, exigió a Moreno que diga si tenía "conocimiento" de lo que ha revelado el extesorero del PP Luis Bárcenas en un escrito a la Fiscalía Anticorrupción sobre la financiación del partido, sobre todo, porque "él estaba allí", en referencia al cargo de secretario de Política Local en Génova.

"Moreno Bonilla sí estaba allí y hoy todos los andaluces merecemos saber cuál es su opinión de la información que Bárcenas ha entregado a la justicia. Sólo le estoy haciendo hoy una pregunta muy concreta, cuál es su opinión, y creo que los andaluces tenemos derecho a conocer cuál es su opinión", dijo Díaz.

El coordinador de IU, Toni Valero, por su parte, dijo lo siguiente: "Bárcenas empieza a tirar de la manta y asoman las vergüenzas del PP. Es un partido sin propósito de enmienda, que no depura responsabilidades y no pide perdón a la ciudadanía. La corrupción era sistémica: el partido se servía de la administración pública y ponía sus recursos al servicio del PP. La lista de sobresueldos llega a Andalucía. Javier Arenas, el tótem está en la lista. Tienen que dar explicaciones".

Más noticias