Público
Público

Independencia judicial El 18% de los jueces ha visto casos asignados de forma irregular entre ellos para influir en el resultado

Una amplia mayoría de jueces cree que los ascensos no se deben a la experiencia o la capacidad, según una encuesta de la red de consejos generales europeos.

Publicidad
Media: 4.60
Votos: 5

El nuevo fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar (2d), posa junto al rey Felipe VI; el ministro de Justicia, Rafael Catalá (d); el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (2i), y el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes (i) durante el acto en el que ha jurado su cargo esta tarde en el Palacio de la Zarzuela. EFE/ZIPI

El 18,1% de los magistrados españoles reconoce haber visto casos asignados de forma irregular a jueces y tribunales para influir en el resultado, según una encuesta sobre la independencia judicial realizada por la red europea de consejos generales del poder judicial (European Newtwork of Council of the Judiciary).

Por contra, el 56% de los jueces españoles rechaza que existan estas asignaciones irregulares de magistrados para influir en un caso concreto, mientras que el 26% no está seguro o cree que la pregunta no es aplicable a España.

Con ese 18%, España encabeza la lista de los países europeos donde sus jueces dicen haber visto casos repartidos entre ellos de manera irregular en lugar de las reglas establecidas. Detrás se encuentra Francia y Letonia, ambos con un 17% de respuestas afirmativas, así como Bulgaria (16%), Portugal (14%), Albania y Montenegro (ambas con un 13%).

La media de jueces europeos que creen que se han realizado asignaciones para influir en un caso es de tan sólo el 7%, con un 79% de magistrados de media que niega la existencia de esta práctica. A la cabeza se encuentran Irlanda (0%), Alemania y Gran Bretaña (2%), cuyos jueces creen que en sus países no se han incurrido en estas prácticas.

Los datos de la encuesta sobre “Independencia, responsabilidad y calidad de la justicia, 2016-2017” han sido recabados entre 11.712 jueces de 26 países europeos y aprobado el pasado junio por la asamblea general. El número de jueces españoles que han respondido a la encuesta sobre la calidad de la justicia en sus países es de poco más del 10% -718 jueces de los 5.367 ejercientes-, frente al 61% de los jueces noruegos.

España también encabeza el ranking del número de jueces que cree que los ascensos no se deben a la experiencia o a la capacidad, que realiza en nuestro país el Consejo General del Poder Judicial.

El 64% de los magistrados españoles considera que los ascensos en la cúpula judicial no se deben a dichos criterios objetivos, sino a otras causas.

Tras España, los jueces de Montenegro también creen que en su país no se prima el mérito y la capacidad para ascender a la cúpula judicial (63%), seguidos muy de lejos por el 48% de los jueces de Serbia o de los de Croacia (43%), Albania (36%), Bulgaria (35), así como Bélgica, Lituania e Irlanda (todos ellos con un 30%). La media europea es de un 38% de jueces que opina que no se asciende por experiencia y capacidad frente al 36% que sostiene que sí y un 25% que no se pronuncia.

El 58% de los jueces españoles cree que en los últimos dos años los gobernantes han respetado su independencia como juez, frente a un 28% que creen que no han sido respetados y un 15% que no sabe, con una media europea del 63%.

El país donde los gobernantes han respetado menos la independencia judicial es Albania, con un 47% de jueces que cree que no han visto respetada su trabajo por sus gobernantes).

Además, el 45% de los jueces españoles sostiene que los magistrados se han visto influenciados de manera inapropiada por la actuación de la prensa, frente a sólo un 35% que dice que lo niega. Nuestro país sólo es superado en este aspecto por Italia (64%), Croacia (61%) y Eslovaquia (46%), con una media europea de 28% que considera que se ha producido esta influencia inapropiada frente al 45% que no.

En cambio, esta apreciación es muy distinta si se pregunta por la influencia inapropiada de las redes sociales en sus resoluciones. Sólo el 17% de los jueces españoles está de acuerdo con ello, frente a un 39% que no lo está y un 44% que cree que la pregunta no es aplicable a España. La mayor influencia se da en Italia (45%) y Croacia (38%) con una media europea del 12%.

Más noticias en Política y Sociedad