Público
Público

Independentismo El Gobierno califica a Vox de "partido conservador" en un documento para combatir las tesis del independentismo

En el dossier de unas 70 páginas elaborado por España Global, se defiende que el Parlament aprobó dos leyes que derogaban en Catalunya la Constitución y el Estatuto e incluye un listado de 45 mensajes habituales del independentismo calificados de "fakes".

Publicidad
Media: 1
Votos: 2

La secretaria de Estado de la España Global, Irene Lozano, interviene en la presentación del blog 'The Real Spain' en el Círculo de Bellas Artes de Madrid./ Eduardo Parra (Europa Press)

España Global, la secretaría de Estado dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación que dirige Irene Lozano, ha empezado a utilizar en sus contactos con representantes y periodistas extranjeros un detallado dossier, de unas 70 páginas, con argumentos que rebaten el relato de los independentistas catalanes sobre el proceso secesionista.

El documento, al que ha tenido acceso Europa Press, incluye un listado de 45 mensajes habituales del independentismo calificados de "fakes" y enfrentados a sus correspondientes "facts" ("hechos"), junto a información detallada sobre los hechos de 2017 y sobre el juicio en el Tribunal Supremo y el sistema judicial español, multitud de datos y una sección de preguntas y respuestas.

Uno de sus 11 capítulos es El precio que Cataluña paga por el 'procés', con varios apartados titulados: "Una economía asustada", "Una sociedad enfrentada", "Acoso a los políticos" y "Malos tiempos para la libertad de prensa".

"No fue un referéndum democrático" argumenta el dossier de unas 70 páginas 

"No fue un referéndum democrático", dice antes de argumentar la falta de garantías del 1-O; "la ley es igual para todos", añade para explicar que un cargo electo pueda ir a prisión. Se trata rebatir que los independentistas sean "presos políticos", que se les acuse por "poner urnas" o que no haya "verdadera democracia".

"No es delito plantear la independencia de una comunidad o región sin Estado en España", dice el texto. "Pero sí es delito desobedecer al Tribunal Constitucional, aprobar leyes para derogar la Constitución y el Estatuto de autonomía, celebrar un referéndum ilegal y después proclamar la independencia unilateralmente", señala. Es más, añade que "tan conscientes de esto eran algunos líderes secesionistas que huyeron de España". 

"No es delito plantear la independencia (...) Pero sí desobedecer al Tribunal Constitucional"

Además, afirma que "los periodistas se han convertido en objetivo de los independentistas radicales" y dice que "políticos no independentistas sufren a diario agresiones" y cita a Albert Rivera, Inés Arrimadas y Xavier García Albiol.

Irene Lozano, la secretaria de Estado de España Global, junto a Pedro Sánchez en una imagen de archivo / Europa Press

Los días 6 y 7 de septiembre no fueron "simbólicos"

El documento hace una larga cronología, comenzando en la Diada de 2012. Hace hincapié en el 6 y el 7 de septiembre de 2017, cuando el Parlament aprobó no un "acto simbólico" sino dos leyes que derogaban en Catalunya la Constitución y el Estatut y que se publicaron, según ese documento, en el Diari Oficial.

No obstante, no elude el 1-O, sino que explica que "los excesos policiales son contrarios a la ley" y que los dilucidarán los tribunales, donde hay 33 agentes imputados "por un presunto uso excesivo de la fuerza".

En todo caso, señala que no hubo más de mil heridos, sino tres ingresados en hospitales; que se difundieron "grandes cantidades de fotografías falsas" y que no toda la resistencia fue pacífica.

Vox como acusación popular

El dossier además explica la presencia de Vox como acusación popular, destacando que la figura, aunque es objeto de un "debate importante", pretende que los ciudadanos contribuyan a la administración de Justicia. Añade que, al igual que Vox (a quien en un momento se refiere como "partido conservador") podía haberse personado otro partido.

Finalmente, constata las "discrepancias" entre Fiscalía y Abogacía del Estado, ya que la primera ha acusado a los políticos de rebelión y la segunda de sedición. 

Más noticias en Política y Sociedad