Público
Público

Intervención del presidente del Gobierno ante el Parlamento Europeo Sánchez pide una Estrategia de Igualdad de Género en la UE con carácter vinculante

El presidente plantea ante el Parlamento europeo proteger a Europa del "autoritarismo y el nacionalismo más excluyente".  Denuncia que lo que ha pasado en Andalucía es "una involución" y se ha cruzado la frontera que existe en Europa de "no pactar con la ultraderecha". El portavoz del PP, González Pons, reprocha a Sánchez de no defender la unidad de España 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo. REUTERS/Vincent Kessler

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aprovechó su comparecencia ante el pleno del Parlamento Europeo para proponer formalmente la adopción de una Estrategia de Igualdad de Género de la Unión Europea con carácter vinculante, "para combatir la brecha de género, la mayor tasa de desempleo y la precariedad que aún sufre la mujer", afirmó.

Un día después de las multitudinarias manifestaciones de mujeres en España contra las propuestas de involución en las políticas de igualdad y en la lucha contra la violencia de género, Sánchez se comprometió ante la Cámara europea a que "en España no se dará ni un paso atrás en la causa de la igualdad de género", aseguró.

Sánchez, que fue interrumpido con aplausos en esta parte de su intervención, indicó que la igualdad de género forma parte ya del acerbo europeo, por ello pidió que "la voz de Europa lidere esta lucha en el que ya es el siglo de las mujeres,", dijo.

El presidente del Gobierno abordó también las amenazas que tiene Europa y que concretó en dos aspectos: los autoritarismos y los nacionalismos excluyentes, de los que dijo que Europa se tiene que proteger.

Para Sánchez, la "pujanza" de estas fuerzas no sólo amenaza nuestro proyecto de integración, "sino que también condiciona de manera sutil la agenda de los actores en principio contrarios a ellas". Es por ello que pidió que "ningún europeísta se deje arrastrar por estas fuerzas".

El presidente pidió que "ante la involución, progresos"y "frente a la retórica de las indentidades excluyentes, indentidades que suman, que no se anulan entre sí", Y citando a Sabina, acusó a los autoritarismo de apelar a una nostalgia inventada del pasado, "y no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamas sucedió".

Nacional-populismo

Sánchez también utilizó la plataforma que tenia en el Parlamento europeo para pronunciarse sobre el nuevo Gobierno en Andalucía, y calificar que lo que ha pasado en esta comunidad es "una involución" que, según dijo, "ha cruzado la frontera que había en Europa de nunca pactar con la ultraderecha".

En el turno libre, la eurodiputada Elena Valenciano reforzó los argumentos del presidente asegurando que "soplan aires de populismo, de nacional.populismo, de ruptura y de fractura de Europa", y pidió a Sánchez que no ceje en combatirlo. "Es un movimiento reaccionario y asegura que no tiene complejos. Pues, señor presidente, nosotros tampoco tenemos complejos. Progresistas sin complejos"; dijo la ex vicesecretaria general del PSOE.

En este mismo turno, el portavoz del PP en la eurocámara, Esteban González Pons, estuvo muy duro con el presidente del Gobierno, a quien le recordó que sustenta su mandato y quiere sacar los Presupuestos con el apoyo de "independentistas, antiguos amigos de los terroristas y la extrema, extrema izquierda". Por ello, le reprochó que en toda su intervención hubiera defendido una sola vez la unidad de España y que esté poniendo en peligro su integridad territorial.

El ex ministro y actual eurodiputado del PSOE, José Blanco tomó la palabra para replicar al dirigente popular, a quien recordó que durante la etapa del PP es cuando hubo más independentistas en España, más riego de ruptura y recordó que bajo el mandato de Rajoy se celebraron dos referéndums ilegales. Por ello, Blanco lamentó que "con esa herencia recibida", el PP ·no sea capaz de contribuir mínimamente a buscar un espacio de convivencia como está haciendo el Gobierno", afirmó.

Durante el debate se exhibieron fotos en el mismo hemiciclo de los dirigentes independentistas actualmente en prisión, lo que provocó la protesta del diputado del PP, Carlos Iturgáiz.