Público
Público

Investidura Felipe VI suma su octava ronda de consultas en tan solo cinco años

El monarca se acerca a las cifras acumuladas por su padre y predecesor, Juan Carlos I, que realizó once en sus 39 años en el trono.

La fallida investidura de Pedro Sánchez es el resultado de la última ronda de consultas de Felipe VI. / Europa Press

Alfonso X el Sabio. Carlos II el Hechizado. Felipe I el Hermoso. Los monarcas de nuestra historia han trascendido junto a diferentes sobrenombres determinados por sus vivencias y dictados. El actual rey de España, Felipe VI, pese a ser conocido popularmente como el Preparado, podría verse forzado por la actividad de sus primeros años de mandato a adoptar un nuevo alias: el Consultador. Al menos, así lo está imponiendo la convulsa realidad política en la cual le ha tocado reinar, llevándole a realizar hasta siete rondas de consultas en cinco años, la octava si se incluye la que ha comenzado esta semana con la recepción del diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca.

Con estas cifras, Felipe VI se acerca, con muchos menos años como jefe del Estado, a los números de su padre y predecesor, Juan Carlos I. El anterior monarca acumuló once rondas de consultas en sus 39 años en el trono. Se trata del mismo número de elecciones que vivió durante su mandato, ya que nunca en la historia se había rechazado a un candidato propuesto por el rey hasta que el Congreso hizo lo propio con Pedro Sánchez en marzo de 2016.

Con esta incesante actividad política dictada por el contexto político, de media, Felipe VI ha tenido que realizar aproximadamente una consulta y media por año, una cifra que, de reinar los mismos años que su padre, le llevaría a haber realizado aproximadamente 55 al final de su mandato.

El nombramiento de Felipe VI

Felipe VI llegó al trono español en uno de los momentos más convulsos y complejos de la democracia española y de la propia Casa Real. En cuanto al contexto regio, el heredero llegaba en plena crisis de su familia, después de duros golpes la implicación de Iñaki Urdangarín en el caso Nóos o la polémica cacería de elefantes de Juan Carlos I en Botsuana.

El "lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir" del entonces monarca no fue suficiente, que, también circundado por las dudas que generaba el estado de salud de su cadera, no tuvo más remedio que abdicar en favor de su hijo en junio de 2014.

Entonces, llegaba el reinado de Felipe VI y con él un giro de 180 grados en el contexto político español. Ese mismo año, Podemos irrumpió en las Elecciones al Parlamento Europeo con 5 inesperados escaños. A la formación morada de Pablo Iglesias, rápidamente se sumó también la aparición de Ciudadanos, acabando con el sistema bipartidista que había imperado en nuestra democracia hasta entonces.

Acostumbrados a las sucesiones de mayorías absolutas, con este nuevo reparto del tablero político, en las siguientes elecciones los partidos se mostraron incapaces de llegar a acuerdos para formar gobierno, provocando por primera vez en la historia la repetición de elecciones.

Las consultas del rey

Con este contexto político, el rey se enfrentó a sus primeras elecciones en diciembre de 2015, las cuales requirieron hasta tres rondas de consultas para finalmente acabar en una repetición de las mismas. Las primeras en enero solo sirvieron para que Mariano Rajoy rechazara presentarse a la investidura por falta de apoyos. Las siguientes, a finales de enero y principios de febrero, culminó con la primera investidura fallida de la historia a cargo de Pedro Sánchez. Finalmente, en una tercera realizada en abril se convino la necesidad de repetir elecciones.

Tras estas segundas votaciones en 2016, la primera ronda de consultas en julio, la cuarta de Felipe VI, llevó a Rajoy a someterse a una investidura que de nuevo no logró prosperar. Sin embargo, en esta ocasión solo hizo falta una nueva ronda a finales de octubre que finalmente llevó al líder popular a la Presidencia del Gobierno.

Ahora, después de las consultas del pasado verano y tras una ración doble de investiduras fallidas protagonizadas por Pedro Sánchez, el rey emprende su octava ronda en apenas cinco años de mandato con la esperanza de evitar una nueva repetición de elecciones para nuestra historia.