Público
Público

Investidura del Gobierno El rey y Sánchez vacían sus agendas: comienza la negociación de investidura

Sánchez planifica la negociación de su investidura sin contemplar una repetición de elecciones.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 6

Pedro Sánchez y el rey. EFE

Desde que llegó al Palacio de la Moncloa ha sido raro el día en que el presidente no tuviera algún acto en su agenda oficial. Pedro Sánchez, desde que fue investido presidente, emprendió una agenda frenética interior y exterior que contrastaba con la que tuvo Mariano Rajoy en su última etapa. Sin embargo, esta semana, Sánchez ha vaciado su agenda como presidente, algo inusual en todo este periodo.

De hecho, en la comunicación oficial de La Moncloa sólo figura que el viernes presidirá la reunión del Consejo de Ministros y que ese mismo día se desplazará a Bruselas a una reunión informal de líderes europeos.

A esto se une que el rey Felipe VI, también por primera vez en lo que va de año, ha vaciado su agenda durante toda la semana y no tiene ningún acto previsto.

Todo ello apunta a que el líder socialista empezará esta semana la negociación sobre su investidura, que sigue pretendiendo celebrar la primera quincena de julio y, además, previsiblemente empezará la ronda de consultas del jefe del Estado con las fuerzas políticas parlamentarias.

Sánchez ha preferido esperar una semana tras las elecciones municipales y autonómicas para dar los primeros pasos, ver cómo se posicionaba cada partido y ultimar la estrategia de negociación que, además, tiene varios frentes abiertos con la formación de otros gobiernos autonómicos.

Pero, además, también ha pesado en este retraso ganar tiempo para esperar a la decisión de Tribunal Supremo relativa a si Jordi Sánchez puede acudir a la ronda de contactos con el monarca, como ha pedido. Es previsible que este lunes se conozca la resolución del alto tribunal y, todo apunta, a que será contraria a las pretensiones del líder independentista.

Los socios de Sánchez

Lo que se espera es que el primer encuentro que celebre Sánchez sea con su “socio preferente”, es decir, Unidas Podemos. En principio, Sánchez tiene fijadas sus condiciones: pacto programático, no a un Gobierno de coalición y, tal vez, la incorporación al Consejo de Ministros de algún independiente cercano a la formación de Pablo Iglesias o de dirigentes de esta formación a altos cargos del Ejecutivo. La postura de Unidas Podemos sigue siendo un Gobierno de coalición con ministros o ministras de este partido.

El asunto de la Comunidad Foral sigue provocando gran preocupación en el Ferraz

También tendrá que hablar con el PNV, que ha condicionado su apoyo a Sánchez a lo que ocurra en Navarra. El asunto de la Comunidad Foral sigue provocando gran preocupación en el Ferraz que, en principio, ha dejado negociar a los socialistas navarros para poder hacerse con el Gobierno de la Comunidad Foral, pero que se guardan la última palabra en dar el visto bueno a ese acuerdo. La condición es que no se pacte nada con Bildu y, por supuesto, que no llegará con los votos del PSOE a la Alcaldía de Pamplona.

También tendrá que acercarse a Coalición Canarias, donde también la formación del Gobierno del archipiélago lo condicionará todo. Los dos votos del partido canario pueden ser decisivos para no depender de los independentistas.

Además, Sánchez no renunciará a pedir la abstención de Ciudadanos y hasta del PP, al menos, para ponerlos en la contradicción de lo que ellos pidieron al PSOE -y que hizo- con la investidura de Mariano Rajoy.

En cuanto a los partidos independentistas, no se entablará con ellos una negociación propiamente dicha para la investidura, pero habrá diálogo. El PSOE podrán las condiciones ya conocidas de no aceptar un referéndum de autodeterminación y, a cambio, ofrecerle profundizar en el autogobierno.

Pese a las dificultades, en Ferraz y en el Gobierno hay optimismo en cuanto a que las negociaciones lleguen a buen puerto, aunque no estarán exentas de momentos de tensión. El fantasma de una repetición de elecciones no se contempla.

Más noticias en Política y Sociedad