Público
Público

Investidura de Pedro Sánchez El PSOE baraja la mesa de negociación sobre Catalunya y Unidas Podemos la apoya

En Ferraz se guarda silencio y es previsible que no se pronuncien definitivamente hasta después de la consulta de ERC. Podrían plantearse la negociación incorporando más asuntos socioeconómicos y sin la figura del relator. Unidas Podemos siempre ha defendido esta mesa e Iglesias asegura que el diálogo será "fundamental" para el próximo Gobierno. 

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la firma del preacuerdo del Gobierno de coalición / PSOE

De momento silencio y balones fuera, pero en el PSOE se están planteando asumir la principal petición de ERC de formar una mesa de negociación para abordar el conflicto con Cataluya ya que, de momento, no se rechaza esa posibilidad tajantemente, según fuentes consultadas de la dirección socialista.

Públicamente, sólo la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, se ha pronunciado tangencialmente sobre la consulta de ERC para recordar al partido republicano que "sólo el PSOE y Unidas Podemos apuestan por el diálogo", pero sin matizar si ese diálogo se va a encauzar en una mesa de negociación de todos los partidos. Además, el PSOE mantiene su petición de que se reúnan antes los partidos catalanes.

La decisión, no obstante, no está tomada y, previsiblemente, no se dará a conocer hasta que se conozcan los resultados de la consulta a la militancia que anunció este miércoles ERC. 

Sin embargo, si el PSOE acepta ese marco de diálogo parece que sí está decidido que no se aceptará la figura del relator —que en su día asumió el Gobierno y provocó un gran conflicto interno — y que en la mesa negociadora no se abordará sólo la cuestión de la independencia y el referéndum, sino también otros temas de ámbito más social y económico.

Si el PSOE acepta la mesa negociadora no quiere que solo se aborde la cuestión de la independencia

No obstante, en Ferraz se es consciente de que hay que medir bien los pasos porque no son pocos los dirigentes del PSOE que mantienen que no hay que hacer ninguna concesión política a los independentistas.

De hecho, algunos barones que han apoyado el Gobierno de coalición con Unidas Podemos, han advertido de que no aceptarían que el PSOE hiciera la más mínima cesión a ERC ni el ámbito secesionista ni de privilegios económicos.

Pedro Sánchez que sabe perfectamente que, aunque se guarda silencio el partido no está cómodo internamente desde las elecciones del 10-N, por lo que no quiere abrir divisiones internas que están latentes aunque todavía sin aflorar.

Lo que es obvio, según algunos dirigentes consultados, es que si se apuesta por el diálogo hay que buscar un marco para desarrollarlo, aunque el PSOE quiere evitar que su aceptación se vea como que se han doblegado a las peticiones de los independentistas, por lo que tratará de buscar alguna fórmula que haga más entendible dar este paso.

Iglesias ve margen para el acuerdo y apoya la mesa

Unidas Podemos siempre defendió la mesa de negociación. Es una de las principales reivindicaciones de Pablo Iglesias ante el 1-O y el comienzo del procés. De hecho, intentó en varias ocasiones acercarse a esta propuesta como se hizo con el acto celebrado en Zaragoza en septiembre  de 2017 buscando el diálogo entre todos los partidos, aunque el PSOE rechazó ir y solo acudieron sus aliados y los partidos nacionalistas: Mès, Compromís, PDeCAT, PNV y ERC.

Iglesias también defendió el bloque de la moción de censura como la mayoría alternativa a las derechas. Lo hizo en 2015, en 2016 y durante el mandato de Sánchez en la pasada legislatura lo reclamó en varias ocasiones. 

Iglesias aseguró que el diálogo será fundamental para el Gobierno y todos los movimientos sobre ERC son acordados

Ahora tiene más cuidado con las palabras y no habla directamente de reeditar el bloque de la moción. Sin embargo, su apuesta sigue siendo contar con la abstención de los republicanos catalanes y abordar el conflicto catalán a través de la mesa de negociación.

De hecho, Iglesias apareció este jueves  por primera vez ante la prensa tras el preacuerdo firmado con Sánchez sobre la coalición. Con unas declaraciones que parecieron pactadas con el mismo socialista, aseguró que el próximo Gobierno asumirá "el diálogo como eje fundamental de la acción política que afronte el problema de la plurinacionalidad en España". Además, afirmó que tanto el PSOE como ellos trabajarán por conseguir los apoyos necesarios y se mostró optimista: "Lo vamos a conseguir"

El secretario general de Podemos fue fundamental en otras negociaciones para acercar a los partidos independentistas al PSOE. Sin embargo, hace tiempo que ERC dejó de considerar a Iglesias y a su grupo como interlocutores válidos para las cuestiones que tienen que ver con el Gobierno y Sánchez. El preacuerdo de coalición tampoco ha cambiado la situación ya que piden una negociación directa con los socialistas. 

Sin embargo, sí que Público pudo confirmar con el grupo confederal que todos los movimientos que se hagan serán acordados para mostrar unidad y no arriesgar: ni cerrar puertas a los catalanes ni generar un malestar interno en el PSOE. Desde Unidas Podemos asumen que el liderazgo recae en Sánchez, y ellos están dispuestos a moverse cuando el socialista quiera. 

Más noticias en Política y Sociedad