Público
Público

Investidura de Pedro Sánchez Del tren cántabro a limitar las rebajas fiscales: las demandas de los partidos minoritarios para apoyar a Sánchez

Lastra comenzó este miércoles las reuniones con todas las formaciones parlamentarias. Los partidos plantearon peticiones que tienen que ver, sobre todo, con mayores inversiones sociales y más competencias para las Comunidades Autónomas.

Fotografía de archivo del Pleno del Congreso de los Diputados. - CONGRESO

beatriz asuar

El fin de las mayoría absolutas evidencia que los partidos tienen que sentarse a negociar y que, si un candidato a la Presidencia quiere sumar votos, el Gobierno tiene que atender a las peticiones de los partidos que le apoyen. Es el caso de Pedro Sánchez que, además de ultimar el pacto programático con Pablo Iglesias, tiene que responder a la exigencia de los grupos minoritarios en el Congreso. Formaciones que cuentan con pocos diputados, pero que son necesarios no sólo para la investidura, sino para toda la legislatura. 

Las peticiones de los grupos son muy dispares y van desde mayores inversiones a nuevas leyes o compromisos para toda la legislatura. Las negociaciones sobre las peticiones están en marcha con algunos grupos, aunque todavía en una primera fase de intercambio de documentos. Además, todos están pendientes de que el PSOE les presente el pacto programático con Unidas Podemos para comprobar que este documento no choca con ninguna de las medidas que ellos reclaman. 

PNV: compromiso de las transferencias de competencias

Para sacar adelante la investidura son imprescindibles los votos favorables del PNV. Los nacionalistas vascos han repetido hasta la saciedad que ellos no serán un obstáculo y que no impedirán la formación del Gobierno. Por esto no se esperan grandes peticiones, aunque sí quieren conocer el pacto entre el PSOE y Unidas Podemos para asegurarse y debatir en torno al documento cuestiones que les afecte, sobre todo, las que tienen que ver con la fiscalidad.

Eso sí, en los planes del PNV sí que está arrancar un compromiso del Gobierno para el cumplimiento de las transferencias pendientes del Estatuto de Gernika de 1979. El mayor debate en torno a estas competencias gira sobre la gestión del Régimen Económico de la Seguridad Social. Los nacionalistas ya lo reclamaron en las pasadas negociaciones para la formación del Gobierno Vasco y se llegó a recoger en el documento firmado con el PSE. De hecho, ante varias informaciones de medios de comunicación sobre las condiciones del PNV para apoyar a Sánchez, desde el partido avisaron que ellos no hacen públicas las negociaciones y que el calendario de transferencias ya se acordó entre el Gobierno vasco y el Gobierno español. Aunque este cronograma se tendrá que actualizar.

Bildu: política penitenciaria vasca y crisis territorial

El PSOE levantó el veto a EH Bildu este martes. Hasta ahora no se había reunido con esta formación vasca, pero en la nueva ronda de conversaciones para la investidura los socialistas decidieron sentarse a hablar con todos los partidos. No se prevé una negociación entre ambos porque el PSOE sigue sin ver con buenos ojos a este partido independentista. Además, sI se cuentan con los votos del resto de partidos minoritarios y la abstención de ERC no son necesarios para sacar adelante la investidura, aunque sí podrían ser decisivos en otras cuestiones de la legislatura del nuevo Gobierno. Su voto ante la investidura todavía no está claro, aunque hay posibilidades de que se abstengan.

Bildu pide que se acabe con la política de dispersión de los presos de ETA para apoyar a Sánchez

Ante esto, EH Bildu anunció tres ejes de su 'agenda vasca' que querrían negociar, aunque no se plantearon como condiciones. La primera: la revisión de la política penitenciaria con el objetivo de acabar con la política de dispersión y favorecer el acercamiento de los presos de ETA. Es una medida que podría ser valorada ya que el pasado mayo el exlehendakari y secretario de Política Federal del PSOE, Patxi López, afirmó que desde hace "años" es "posible" una política penitenciara "diferente" que incluya el acercamiento a cárceles vascas.

Los otros dos ejes también podrían ser viables para el PSOE, aunque son poco específicos: la reversión de los recortes en políticas sociales y el debate en torno a la plurinacionalidad del Estado Español y soluciones ante la crisis territorial. La diferencia en relación ante el último punto está en que para Bildu la solución "pasa por el derecho a decidir libre y democráticamente su futuro que corresponde a los pueblos y naciones del Estado", según un comunicado que lanzó la formación tras su encuentro con el PSOE.

Más País: límite de las rebajas fiscales en las CCAA

Íñigo Errejón también se reunió con Adriana Lastra este martes y desde Más País lanzaron un comunicado con sus peticiones tras el encuentro. El texto recoge una serie de "propuestas" — que no condiciones — para apoyar un Gobierno progresista. Un documento de tres páginas que recoge medidas próximas a los socialistas. Las mayores diferencias se encuentran en el apartado de justicia social y tienen que ver con la progresividad fiscal: aumentar los tramos entre las bases más altas del IRPF con una subida a las rentas de más de 150.000 euros y limitar las rebajas fiscales de las Comunidades Autónomas. De hecho, el texto señala que esta última debería ser "la primera medida de un gobierno progresista antes de emprender un nuevo gran marco de fiscalidad territorial".

Además, Errejón reclama medidas como poner en marcha una Mesa Nacional de Transición Ecológica con representantes políticos, sociales y sindicales y con el objetivo de consensuar "un gran Acuerdo Verde para España" en el plazo de un año y que, transcurrido este plazo, se traslade al Congreso para su debate y aprobación. También piden establecer el voto a los 16 años, una revisión de la tipificación del Código Penal de "las agresiones, abusos y acoso sexual que clarifique la condición de consentimiento" y la creación de Centros de Atención a la Violencia Sexual 24h/365 días hasta alcanzar la disposición de un centro
por cada 200.000 mujeres.

CCA-NC: Estatuto canario y Régimen Especial Fiscal

Coalición Canaria y Nueva Canarias, que concurrieron en coalición a las elecciones, esperan al pacto entre el PSOE y ERC para decidir su voto final sobre la investidura de Sánchez. Coalición Canaria es más reticente a apoyar el Gobierno de coalición que facilite ERC, pero nada está descartado.

Las dos formaciones sí que quieren poner sobre la mesa una "agenda canaria" para negociar si se da el caso de llegar a la investidura. Reclamarán un acuerdo de legislatura en el que se aborde el Estatuto canario, el Régimen Especial Fiscal, la financiación autonómica o flexibilizar la ley de estabilidad presupuestaria para que las comunidades cumplidoras, como es su caso, puedan utilizar el superávit. 

Compromís: reforma del modelo de financiación

Compromís ya advirtió en las conversaciones ante la investidura fallida de su principal reivindicación: la reforma del modelo de financiación autonómica con una propuesta en un plazo de ocho meses. El partido valenciano mandó un documento al PSOE con esta y otras peticiones antes de verano para negociar su voto en la investidura. A los socialistas les tocaba responder y ahora están en el proceso de tratar estos temas que, según pudo saber Público, avanzan sin grandes problemas. 

Las otras peticiones del partido valenciano tienen que ver, sobre todo, con inversiones en la AP-7 para establecer su gratuidad, que el Estado se haga cargo del 50% del gasto en Dependencia y la protección "de la agricultura valenciana ante la competencia desleal de tratados comerciales como el de Sudáfrica" mediante un compromiso del Gobierno de no firmar más acuerdos si estos tienen consecuencias negativas sobre la agricultura valenciana. 

BNG: el traspaso de la AP-9 a la Xunta

Los nacionalistas gallegos no han concretado públicamente sus demandas para mantener la "discreción" en la negociación. Sin embargo, hay reivindicaciones del BNG que destacan como la transferencia a la Xunta de la AP-9, la autopista de peaje que une Vigo con A Coruña. Otras medidas de mayor financiación en Dependencia, la cesión de competencias sobre asuntos como la gestión de infraestructuras ferroviarias, o la recuperación del pazo de Meirás también se prevé que estén sobre la mesa.

PRC: el tren cántabro

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, no está convencido del pacto con ERC y no decidirá el voto del PRC hasta que se conozca que el acuerdo no vulnera "la legalidad y la Constitución". Pero, si el pacto se consigue y tiene su visto bueno, entonces la gran reclamación será el tren cántabro. De hecho, en la comida de Navidad del PRC, Revilla advirtió que si en 15 días no se licitan en el BOE los tres tramos de tren de Palencia a Alar del Rey, no votarían a favor de la investidura. Esto ya se acordó el pasado julio cuando el PSOE se comprometió a licitar de manera inmediata el primer tramo de la conexión ferroviaria. 

Teruel Existe: reequilibrio territorial e Internet

Teruel Existe reclama un pacto por el reequilibrio territorial con un nuevo mecanismo de financiación para los territorios más despoblados. Lejos de fijarse solo en la situación de Teruel, desde el partido reclaman medidas para mejorar la situación de la España vacía como garantizar Internet de alta velocidad a las zonas rurales o el desarrollo de infraestructuras de transporte. Sí en concreto, también reclaman una "transición justa" para la central térmica de Andorra, que cerrará el próximo año.