Público
Público

Investidura de Sánchez Crece la tensión entre ERC y JxCat, que discrepan sobre la necesidad de que Torra esté o no en la mesa de negociación

Pere Aragonés no lo ve necesario, mientras que el presidente de la Generalitat asegura que debe haber una interlocución directa entre él y Pedro Sánchez. Las palabras del dirigente de Esquerra casan con la opinión de altos cargos del PSOE sobre que el jefe del Ejecutivo catalán no es un interlocutor válido.

Pere Aragonès y Quim Torra en el pleno del Parlament. EFE / QUIQUE GARCÍA.

público

El vicepresidente del Gobierno y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonés, ha incrementado la tensión entre su partido y Junts per Catalunya, tras comentar que no ve "necesario" que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, forme parte de la mesa de negociación entre gobiernos para abordar el conflicto político. En concreto, en una entrevista a Ràdio 4, Aragonés ha comentado que "no es descartable pero tampoco necesario" que Torra esté en la mesa de negociación entre los dos ejecutivos que ERC ve imprescindible para permitir la investidura de Pedro Sánchez como presidente.

"Debemos tener flexibilidad. Si una parte decide enviar un determinado rango, la otra parte deberá enviar el mismo rango. Es lógico en cualquier negociación", afirmó el número dos del Gobierno, que también ha añadido que el presidente Torra "tendrá el papel que él quiera tener" y que el Gobierno lo decidirá en caso de que la mesa de diálogo entre gobiernos se pueda constituir.

Las palabras del hombre fuerte de ERC han provocado reacciones en JxCat. El propio Quim Torra se ha referido al pleno del Parlamento. En concreto ha defendido que un futuro diálogo entre los gobiernos catalán y español incluirá su interlocución directa con el presidente estatal en funciones, Pedro Sánchez. Según él, en un diálogo normal "el presidente del Estado habla con el presidente de Catalunya y, sobre todo, el llama para poder hablar".

Previamente, el portavoz de la formación en el Senado, Josep Lluís Cleries, había tuiteado que "ni JxCat ni el presidente Torra somos moneda de cambio de ninguna investidura. Las negociaciones que comprometen el Gobierno deberían decidir y realizar con todo el Gobierno, no sólo con una parte. Si no, son negociaciones entre partidos (perfectamente legítimas)".

Ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo, la portavoz del Gobierno y dirigente de JxCat, Meritxell Budó, defendió que Torra y Pedro Sánchez deben encabezar las conversaciones entre gobiernos. De hecho, añadió que no tendría ningún sentido que Torra no liderara el diálogo como presidente de la Generalitat. Ahora bien, las palabras de Aragonés se pueden entender como un gesto de Izquierda hacia los socialistas, dado que dirigentes tanto del PSC como el mismo Miquel Iceta- como del PSOE han indicado que Torra "no es un interlocutor válido".

Aragonés también ha afirmado que tanto los presos como los exiliados "deberán decir su opinión "sobre la eventual mesa de diálogo entre instituciones y que tendrán el rol "que facilite los acuerdos y las soluciones". "No veta nadie", aseguró. En cuanto al Gobierno, su portavoz, Isabel Celaá, ha asegurado que es "optimista" sobre las negociaciones con ERC y que "no hay nada predeterminado". Dirigentes del PSOE y de ERC se reunirán este jueves en el Congreso para tratar de avanzar en la negociación.