Público
Público

Investidura Sánchez Cs busca una estrategia conjunta con un PP que ya ejerce como oposición a Sánchez

La actual dirección de Cs quiere proponer un pacto conjunto con los 'populares' ligado a una serie de condiciones para abstenerse en la investidura de Sánchez, pero en Génova ya están con el marcaje al PSOE a propósito de la concertada.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El presidente nacional del PP, Pablo Casado (derecha), y el secretario general de la formación, Teodoro García Egea, durante una reunión del Comité Ejecutivo Nacional.

Ciudadanos busca que el PP se posicione formalmente sobre la abstención en la investidura de Pedro Sánchez para proponer un pacto conjunto ligado a una serie de condiciones. Una alternativa al preacuerdo firmado por el PSOE y Unidas Podemos, que ambas formaciones han criticado. Sin embargo, en la dirección de los 'populares' capitaneada por Pablo Casado ese debate ya no está sobre la mesa, a pesar de la insistencia de algunos barones como el gallego Nuñez Feijóo. 

El Partido Popular se ha consolidado, de manera clara, como la principal formación de la oposición al PSOE —la fuerza más votada, con 120 escaños— tras pasar de 66 diputados a 89 en apenas seis meses. A diferencia del escenario que surgió del 28 de abril, en el que Ciudadanos se quedó a apenas 9 escaños de 'sorpassarles', ahora los conservadores cuentan con un amplio margen con el tercer partido,Vox, al que tratarán de neutralizar durante la legislatura.

Fuentes cercanas al líder 'popular' sostienen que el partido liderará la oposición desde la "seriedad" y la "moderación". Además, detallan a Público que aprovecharán la legislatura  —que aseguran no durará cuatro años porque Sánchez no aguantará el pulso de Iglesias ni depender de los independentistas para sacar adelante sus propuestas— para "rearmarse" y volver a ser el partido de mayorías. Casado está convencido de que "a la tercera, va la vencida", al igual que le pasó a sus predecesores, y que la recesión económica que avecinan desde algunos sectores también contribuirá a auparlo como presidente del Gobierno.

La posición de los 'naranjas' es más compleja: tras perder 47 diputados y quedarse con apenas 10, la visibilidad y los recursos de los que dispondrán en la Cámara Baja esta legislatura serán mínimos en comparación con el PP y Vox. Por ello, buscan ser decisivos sin tener que votar a favor del pacto entre Sánchez e Iglesias, a lo que se han negado. Cs prometió desbloquear la situación "fuera cual fuera" el resultado del 10-N, pero están dispuestos a facilitar un gobierno progresista.

"Sánchez podía optar entre pactar con los constitucionalistas o con los populistas e independentistas. Está clara su voluntad. Tiene una alternativa para que rectifique", ha señalado este lunes el secretario general de la formación, José Manuel Villegas. "Forzó unas elecciones, ha perdido 800.000 votos y sigue empeñado en su plan, el plan de llegar a acuerdos con el populismo de izquierdas. Mientras siga queriendo pactar con Iglesias y los nacionalistas, con Ciudadanos no hay nada que hablar", ha sentenciado.

El PP recurre a la concertada para confrontar con el PSOE

La ministra de Educación en funciones, Isabel Celáa, inaguró el pasado jueves el congreso de Escuelas Católicas, donde hizo unas declaraciones que todavía están siendo criticadas por sus adversarios políticos, especialmente por el Partido Popular. La titular aseguró que la libertad de enseñanza no significa que los padres y madres puedan escoger un centro de ese tipo, financiado en parte por el dinero público. Celáa señaló que el artículo 27 de la Constitución no avala que los progenitores puedan escoger un centro que se adapte a las convicciones religiosas y morales sino solo a que los alumnos tengan acceso a esas asignaturas. 

Tras criticar a través de su cuenta de Twitter estas declaraciones, el líder del PP ha celebrado este lunes dos reuniones en la sede de Génova para dejar clara a postura del partido, y marcarse un tanto contra el Ejecutivo socialista. Por la mañana se ha reunido con los consejeros de educación del PP de los gobiernos autonómicos y, por la tarde, con ocho entidades de educación concertada (Concapa, Cofapa, Fere, Cece, Uecoe, Concee, FSIE y USO-FEUSO).

Los conservadores ya han anunciado que presentarán una "ofensiva" parlamentaria presentando mociones en el las cámaras municipales, autonómicas y nacionales. Propuesta compartida por Ciudadanos y Vox, que también defienden el modelo de la educación concertada, en la que el Estado subvenciona escuelas gestionadas de forma privada. Durante el Gobierno de Mariano Rajoy, el PP reforzó la concertada con la LOMCE, blindando los conciertos incluso para los colegios que segregaban a sus alumnos por sexo.

Más noticias en Política y Sociedad