Público
Público

Investidura Sánchez Las presiones del poder económico llegan al PP y piden a Casado que pacte con Sánchez

Empresarios, abogados y representantes de entidades bancarias están presionando para que el Partido Popular le proponga a Sánchez una alternativa que evite el pacto con Unidas Podemos, que consideran "perjudicial" para España.

El líder del PP, Pablo Casado, junto a empresarios en la sede de Génova 13 en Madrid.

marta monforte

Empresarios, abogados y representantes de entidades bancarias están presionando para que el Partido Popular le proponga al presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, una alternativa que evite el pacto con Unidas Podemos, que consideran "perjudicial" para los intereses de España, según han revelado fuentes de la dirección 'popular' a Público. Por el momento, la única vía que está explorando el PSOE es que la investidura salga adelante con la abstención de Esquerra Republicana (ERC) o el sí de Ciudadanos, que ya ha descartado esta opción y pide un pacto conjunto con los 'populares'.

El presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta, aseguró recientemente en una entrevista con el diario El Mundo que si no pactaban PSOE y PP, lo mejor era ir a terceras elecciones y aseguró que en los últimos días había recibido más llamadas que nunca por parte de sus socios, que incluyen a la mayoría del Ibex: La "La fuga de capitales e inversiones ha empezado ya. En cuanto a las inversiones, grupos tecnológicos ya están invirtiendo fuera", aseguró. "Para mí esta situación es lo más grave que ha sucedido a España desde el 23-F y el 1-O".

"Hay un debate en el partido sobre qué es lo que estamos haciendo. La gente nos está parando por la calle para decirnos hay que parar el pacto con Podemos. También empresarios influyentes, que nos dicen: 'Vosotros tenéis que pararlo, podéis pararlo'. Y a pesar de que les estamos diciendo que Sánchez no nos ha llamado, nos responden: 'Ya, es que no le estáis ofreciendo nada'", detallan las citadas fuentes. "Hay varias personas en el partido que ya lo están diciendo: la inactividad legitima la posición del otro, la inacción nos está pasando factura".

"El más reacio es Pablo, pero todos los que estuvimos presentes en esa reunión dijimos que habíamos recibido presiones, de todo tipo"

En una reunión celebrada el pasado martes, la dirección del PP abordó esta cuestión. Las fuentes del PP consultadas por este diario, coinciden en que Casado es quien se muestra "más convencido" en no pactar con el líder del PSOE "a pesar de las presiones recibidas": "El más reacio es Pablo, pero todos los que estuvimos presentes en esa reunión dijimos que habíamos recibido presiones, de todo tipo: de gente de la calle y de gente con poder adquisitivo". "Los que más presionan son los que no nos han votado", se llegó a decir, irónicamente, durante el encuentro.

Desde Génova niegan en público que estén recibiendo presiones, pero en privado todos las comentan: "Cualquier ciudadano, sea en un teatro, en la calle, o el empresario más importante nos está diciendo que tenemos que pactar", aseguran. "A mí me dicen que se lo traslade a Pablo, a Teo, que hay que dejarse de mirar por el partido y mirar por España. Y nosotros lo hacemos, se lo decimos, pero evidentemente respetamos su decisión, es nuestro presidente". Desde el entorno de Casado niegan, sin embargo, que empresarios influyentes le hayan verbalizado esta propuesta: "Aquí no ha llamado nadie, se lo habrán comentado a algún diputado del PP en privado, pero no a Casado", señalan.

En la dirección de Ciudadanos también destacan que Albert Rivera recibió presiones de "todo tipo"—también poderes empresariales y mediáticos— durante la anterior legislatura para que se abstuviera o, directamente, pactara con el presidente en funciones: "Aquello fue horrible, acoso y derribo a Albert, que se negó a hacer lo que ellos pedían", aseguran: "También se vio en los medios, prácticamente nadie hablaba bien de él, lo pasó mal". "Ahora le está pasando al PP lo que a nosotros en abril, le hacen responsable de lo que ocurra".

Casado carga contra los medios: "Al PP se le ha perdido demasiado el respeto"

Pablo Casado se ha mostrado visiblemente molesto por que el foco para desbloquear la investidura esté en tejado del PP. El líder de los 'populares' ha acudido este jueves a recoger su acreditación en el Congreso, donde ha criticado que la "opinión pública" no le pregunte a Pedro Sánchez por sus planes en el futuro y le traslade la premisa a su partido: "La responsabilidad en exclusiva es de Pedro Sánchez". "Lo mínimo que puedo pedir es un poco de respeto y creo que al PP, en estos últimos 15 días, se le ha perdido demasiado el respeto", ha señalado.

Casado ha evitado contestar hasta en tres ocasiones si el PP prestará votos a Vox para asegurar su presencia en la Mesa del Congreso, una posibilidad que los conservadores están barajando según aseguraban a Público este miércoles fuentes de la dirección de los 'populares en el Congreso: "Me gustaría que usted —en referencia al periodista que le ha planteado la pregunta— o que la opinión pública informara de lo que está haciendo el PSOE con Bildu y con ERC. Pero si la mayor agenda de la opinión pública es si el PP negocia una cosa o no en la Mesa del Congreso, creo que estamos desenfocando la realidad". 

"Es el PSOE el que ha quemado las naves"—ha asegurado el líder del PP— respecto a cualquier "convergencia electoral":"Están construyendo un Gobierno en el cráter de un volcán" y el PP no será "cómplice" de "un Gobierno abocado al fracaso". "Esto no es coyuntural, es existencial, Sánchez nos llevó a elecciones porque quiso, se abrazó para no caerse con otro derrotado como fue Iglesias". El líder del PP justifica su negativa a la investidura esgrimiendo los conservadores "desaparecerían como posición" dejándole todo el espacio a Podemos y a Vox.

"Al PP le preocupa que su mensaje no esté calando bien y las últimas acciones de Vox a propósito de la violencia machista no ayudan", destacan fuentes 'populares'. Por eso critica que la prensa esté informando sobre los acuerdos con Vox y no de "los acuerdos de Pedro Sánchez con los que quieren romper España": "Me gustaría que las preguntas fueran si el PSOE va a tejer un cordón sanitario a ERC, o a Bildu, o al PDeCAT", le ha dicho.