Público
Público

Investidura de Sánchez Sánchez y Casado se reúnen en secreto en La Moncloa

En la reunión, que se ha producido a petición del presidente del Gobierno en funciones, ambos dirigentes han hablado de la investidura, y Casado ha insistido en que su partido no va a facilitarla con la abstención del PP. Sánchez también ofreció a Rivera reunirse con él, pero el líder naranja rechazó la oferta. 

Publicidad
Media: 3.29
Votos: 7

Pedro Sánchez y Pablo Casado en la reunión que mantuvieron el pasado 11 de junio. EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, se han reunido esta mañana en La Moncloa, según han confirmado fuentes conocedoras del encuentro.

En la reunión, adelantada por Antena 3, que ha sido privada y se ha producido a petición de Pedro Sánchez, Casado le ha insistido en que su partido no va a facilitar la investidura con una abstención, según han subrayado fuentes populares.

También han conversado sobre Navarra –el líder del PP ha reprochado al presidente "la gravedad de los pactos con Bildu"– Catalunya y las negociaciones sobre el reparto institucional europeo.

Sobre Catalunya, apuntan las fuentes consultadas, el líder conservador ha insistido a Sánchez, como en reuniones anteriores, en la necesidad de afrontar medidas legales para poner freno a los independentistas.

Fuentes del Partido Popular han explicado que Casado ha acudido a la llamada de Sánchez para celebrar este encuentro por "lealtad institucional". Y añaden que el formato privado del encuentro ha sido el pedido por Moncloa.

El lunes pasado, Sánchez también invitó a Albert Rivera a tener un encuentro en La Moncloa, una propuesta que fue rechazada por la formación naranja, según han informado fuentes del partido de Rivera. 

La reunión entre el presidente en funciones y el líder de la oposición se produce en un momento complicado en las negociaciones de la investidura de Sánchez con su socio preferente, Podemos, porque el candidato no quiere ministros de este partido en su Gobierno y la formación morada insiste en que ésa sea una condición para apoyarlo.

En las últimas semanas Sánchez ha insistido en apelar a la responsabilidad de PP y de Ciudadanos para que con su abstención faciliten la investidura y la gobernabilidad, aunque en todo momento ha recibido por respuesta la negativa tanto del partido de Casado como del de Albert Rivera.

El presidente del Gobierno en funciones, además, se encuentra inmerso en las negociaciones para el reparto de los principales cargos institucionales de la Unión Europea.

Sánchez, que es junto al primer ministro portugués Antonio Costa, el negociador designado por los socialdemócratas, quiere que su familia política tenga una buena representación como también ha prometido pelearla para España.

La pasada semana los Veintiocho fracasaron en su intento de consensuar los cargos, sobre todo por sus diferencias para elegir el principal puesto ejecutivo, la Presidencia de la Comisión, y no hubo acuerdo para que la ocupara ninguno de los principales candidatos de las tres grandes familias políticas, populares, socialistas y liberales.

Durante los dos días de negociaciones en Bruselas, Sánchez tuvo numerosas reuniones a varias bandas, entre ellas una con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk y con la canciller alemana, Angela Merkel y el presidente francés, Emmanuel Macron, principales líderes de sus respectivas familias políticas.

La dirección del PSOE ha confirmado el encuentro entre Sánchez y Casado y que ambos han estado conversando sobre las instituciones comunitarias, las futuras citas europeas, el G-20 y la sesión de investidura del candidato socialista.

Sobre este asunto, ha constatado que las posturas de los líderes de ambos partidos siguen estando alejadas.

Más noticias en Política y Sociedad