Público
Público

Emergencia del coronavirus Irene Montero defiende la manifestación del 8-M tras superar la cuarentena: "Hicimos lo que nos dijeron los expertos"

La ministra de Igualdad denuncia el nivel de "saña, agresividad y odio" con el que la extrema derecha está "intentando señalar a las mujeres", que además "no responde a un dato científico".

Fotografía de archivo de la ministra de Igualdad, Irene Montero. - EFE
Fotografía de archivo de la ministra de Igualdad, Irene Montero. - EFE

A.L. de miguel

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha reaparecido públicamente este jueves, tras superar el periodo de cuarentena posterior a haber dado positivo en el test de coronavirus, hace dos semanas. Así, en una entrevista en La Sexta, Montero ha aprovechado para defender la decisión del Gobierno de mantener la multitudinaria manifestación feminista del 8 de marzo.

"Hicimos en todo momento lo que dijeron expertos y autoridades sanitarias", defendía Montero, incidiendo en que ese fin de semana, previo a que comenzaran a dispararse las cifras de infectados y fallecidos, "se produjeron muchas movilizaciones y eventos deportivos", a los que "casualmente" la derecha y la extrema derecha prefieren no aludir, centrándose en el 8-M.

El PP y Cs, recordaba Montero, también asistieron al 8-M, mientras que el partido ultraderechista Vox celebró su congreso en el palacio de Vistalegre. 

Acusa a la derecha de atacar al feminismo con "saña, agresividad y odio", y sin datos científicos

A su entender, la derecha y la extrema derecha intentan hacer "partidismo", y usan esta manifestación "para atacar al feminismo", con un alto nivel de "saña, agresividad y odio" que, además, "no responde a un dato científico". También ha recordado que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró esta misma semana que "posiblemente los contagios estaban situados un poco más atrás, en la última semana de febrero".

En repetidas comparecencias, el Ejecutivo ha incidido en que permitieron esta reivindicación siguiendo el criterio de expertos. Por su parte, el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades, recomendó en un informe publicado el 2 de marzo no acudir a "actos multitudinarios".

"Cuando esta crisis pase, habrá que ver qué cosas no se han hecho bien", ha concedido la ministra, incidiendo en que ahora toca concentrar todos los esfuerzos en batallar contra el virus.

Con Montero han sido tres las ministras contagiadas. Se trata de Carmen Calvo, vicepresidenta primera, que este jueves ha recibido el alta médica tras pasar desde el domingo ingresada por una infección respiratoria -dio positivo el miércoles-, y Carolina Darias, ministra de política territorial, que dio positivo en Covid-19 hace ya dos semanas.

La titular de Igualdad ha asegurado que sólo ha padecido "síntomas bastante leves". El grueso del Ejecutivo ha trabajado en estas semanas de forma telemática.

Por otro lado, Montero ha suavizado la importancia de las tensiones en el Gobierno de coalición, y ha defendido que el Ejecutivo debe aprobar nuevas medidas en el marco de su "escudo social" contra la pandemia, entre ellas las propuestas sobre el ingreso mínimo y la "suspensión de alquileres" que ya están sobre la mesa, y que ayer avanzó este diario.