Público
Público

Islamofobia La Fiscalía del Supremo afirma que el discurso de Ortega Smith sobre los musulmanes es "repulsivo", pero no delito

El teniente fiscal, Luis Navajas, cree que las palabras del dirigente de Vox sobre la "invasión islamista" pronunciadas en un mitin en septiembre de 2018 "sólo representan un discurso delirante de acontecimientos indeseables que el denunciado aventura que pueden producirse en el futuro, pero sin que haga un llamamiento a reaccionar violentamente para evitarlos".

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4

Javier Ortega Smith, secretario general de Vox, en una imagen de archivo. (EP)

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha archivado las diligencias contra el diputado y secretario general de Vox, Francisco Javier Ortega Smith, acusado de un delito de odio por unas manifestaciones sobre los musulmanes realizadas en un mitin en Valencia en septiembre de 2018. En aquel mitin, Ortega Smith afirmó: "Seremos más fuertes frente al enemigo común que tiene un nombre muy claro y yo no dejaré de decirlo en todas las intervenciones. Nuestro enemigo común, el enemigo de Europa, el enemigo de la libertad, el enemigo del progreso, el enemigo de la democracia, el enemigo de la familia, el enemigo de la vida, el enemigo del futuro se llama la invasión se llama la invasión islamista".

Al teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, que ha dado orden de archivar las diligencias, este discurso de Ortega Smith le resulta "inadecuado", "repulsivo" y "abominable" pero no considera que implique un delito.

Así lo explica Navajas en el escrito en el que informa del archivo de la investigación penal contra el dirigente de Vox: "Señalemos desde un principio que la pretensión del denunciante y de su asociación no puede ser atendida por más que las manifestaciones que constituyen su núcleo puedan parecernos inadecuadas y, hasta incluso, repulsivas en algunos de sus contenidos, pero eso no implica necesariamente que merezcan tener encaje en el Código Penal y sancionarse con arreglo a uno de sus preceptos". 

Navajas argumenta que el artículo 510.1 del Código Penal, que tipifica los delitos de odio, exige que haya provocación, es decir incitar a otro a cometer ese delito. Considera el fiscal que Ortega Smith "en ningún momento hace incitación alguna a precaverse  o defenderse de este enemigo común", por lo que concluye: "Ninguno de esos requisitos es apreciable en el discurso pronunciado, que puede parecernos abominable, y nos lo parece, pero al que no pueden aplicarse unas normas que son, en esencia, de aplicación mínima y reservadas por ello sólo para determinadas conductas especialmente graves".  

El fiscal Navajas también califica de "delirante" el discurso de Ortega Smith cuando
éste afirma: "Los europeos están sufriendo en sus calles la aplicación de la sharía y no están dispuestos a que se derriben sus catedrales para ser sustituidas obligatoriamente por mezquitas y a que sus mujeres tengan que cubrir su rostro con una tela negra y ser tratadas diez pasos atrás, peor que camellos".

En concreto, el fiscal escribe: "Sólo representa un discurso delirante de acontecimientos indeseables que el denunciado aventura que pueden producirse en el futuro, pero sin que haga un llamamiento a reaccionar violentamente para evitarlos".

La Fiscalía de València abrió el pasado mes de abril diligencias de investigación por un posible delito de odio a raíz de la denuncia interpuesta por Musulmanes contra la Islamofobia contra el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, por unas declaraciones en las que, según esa asociación, "fomentaba la creación de una atmósfera de temor y rechazo hacia las comunidades musulmanas".

El colectivo Musulmanes contra la Islamofobia puso en conocimiento de la Fiscalía las palabras pronunciadas por Ortega Smith en un vídeo publicado en el canal de Youtube de Vox que reproduce un mitin político que tuvo lugar en el mes de septiembre en el Casino de Agricultura de València.

Más noticias en Política y Sociedad