Público
Público

Italia pide perdón a los jóvenes emigrantes mientras Pons dice que irse a Alemania es estar "en casa"

Letta lamenta la fuga de cerebros "por falta de oportunidades" en su país. En España, donde 300.000 personas se han 'exiliado' desde que empezó la crisis, el partido del Gobierno asegura que Europa "no es el ext

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos de los países con mayor tasa de paro de juvenil de Europa afrontan el problema de la fuga de cerebros de formas muy distintas. Mientras para Italia la emigración de jóvenes promesas es 'imperdonable', en España se resta importancia a esta cuestión porque para el partido del Gobierno, el PP, 'trabajar en la Unión Europea es trabajar en casa'. Así se han expresado, este domingo, respectivamente, Enrico Letta y Esteban González Pons. 

Letta: 'Es un error imperdonable haber dejado de lado a los jóvenes' El primer ministro italiano ha publicado una carta en el diario turinés La Stampa en respuesta a la misiva de un lector que denunciaba cómo sus amigos se ven obligados a marcharse de un 'país moribundo, sin esperanza y sin futuro'. 'A ellos les debo una disculpa', escribió el jefe del Ejecutivo.  'Cuando a generaciones enteras se les arrancan la esperanza y la confianza -no en un arrebato, sino, peor aún, lentamente, día a día- no hay coartada o disociación personal y política que aguante', prosigue Letta, que considera 'imperdonable' el 'error' de haber dejado de lado a los jóvenes.

Mientras, en España, el Gobierno de Mariano Rajoy resta dramatismo al asunto a base de eufemismos. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, calificó la fuga de jóvenes como 'movilidad exterior' y Esperanza Aguirre, presidenta del PP madrileño, se atrevía incluso a hablar de 'motivo de orgullo'. Esta última incluso llegó a animar a los ciudadanos madrileños a buscar trabajo en Alemania. Para el ministro de Educación, José Ignacio Wert, formarse en el extranjero es 'una de las mejores cosas' que pueden hacer los jóvenes investigadores y para Pons, la UE 'no es el extranjero'.

Así lo ha defendido este domingo el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP,  en la clausura del debate Los nuevos emigrantes celebrado en Bruselas, donde insistió en que 'trabajar en la UE es estar en casa'. Con dicha sentencia, Pons defendió su 'patriotismo europeo', a pesar de admitir que 300.000 personas han emigrado desde que comenzó la crisis. 60.000 de ellos, sólo el año pasado, y, en su gran mayoría, jóvenes, según los propios datos del PP.

Pons justificó sus palabras basándose en su 'patriotismo europeo' Así, mientras el problema del desempleo en Italia, en particular el juvenil, que el pasado abril registró una tasa del 40,5%, es una de las cuestiones que Letta se ha marcado como más urgentes dentro de su programa de Gobierno, en España, donde dicha cifra superó el 57% , 'la salida de  jóvenes a trabajar al exterior tiene dos lecturas: una es dolorosa porque se marchan porque no tienen empleo, pero otra es positiva y esa es cuando van a la Unión Europea (UE)', justificó Pons.

No obstante, el vicesecretario general se contradice y reconoce que 'España no puede vivir sin sus jóvenes'. 'No se puede sobrevivir perdiendo a una generación , porque es imposible seguir viviendo sin futuro', admitió.  En opinión de González Pons, 'tiene que ser fundamental que exista una libertad para poder irse que esté contrarrestada con una libertad para poder venir', tanto para que los españoles puedan regresar como para que los demás europeos puedan trabajar en España.

Italia fomenta un plan de empleo, mientras España espera a la UE

Ambos países, España e Italia, intentarán buscar solución a esta problemática -que, como ha quedado demostrado, entienden de diferente modo- en la próxima cumbre europea de junio. 'Si en España conseguimos que vuelva a haber empleo para los jóvenes, conseguimos que vuelva a haber crédito para pymes, volverá a haber consumo y con el consumo España estará en condiciones de ser una de las locomotoras que saque Europa de la recesión', indicó Pons en el acto, en el que un pequeño grupo de jóvenes se indignó al no poder contar la otra cara de la emigración y abandonó la sala

Una vez más, mientras España espera 'conseguir que vuelva a haber empleo', en Italia, Letta anunció, al término de su reunión con el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, que aprobará un plan nacional contra el desempleo juvenil antes, incluso, de esa cumbre, como una medida de presión para que los socios comunitarios se muevan en este sentido. 

Más noticias en Política y Sociedad