Público
Público

IU denuncia que los Presupuestos de 2018 son un "ejercicio de marketing" y contienen "parches"

Sánchez Mato dice que la aprobación de las cuentas del Estado con meses de retraso "no es más que un ejercicio de prestidigitación para ocultar la parálisis del Ejecutivo, del PP y de quienes les sostienen en el Gobierno"

El ministro de Economía Román Escolano (i), el ministro Portavoz Iñigo Méndez de Vigo (c), y el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, celebrado en el Palacio de La Moncloa. EFE/Zipi

EUROPA PRESS

El responsable federal de Políticas Económicas de Izquierda Unida, Carlos Sánchez Mato, denuncia que el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 aprobado este martes por el Consejo de Ministros supone un ejercicio de "marketing y prestidigitación" y el "exponente más claro de que el proyecto político del Gobierno de Mariano Rajoy está agotado", y tacha de "nuevos parches" las medidas para pensionistas.

Para Sánchez Mato, esta aprobación con meses de retraso de las cuentas públicas para este año "no es más que un ejercicio de marketing y prestidigitación para ocultar la parálisis del Ejecutivo, del PP y de quienes les sostienen en el Gobierno ante su manifiesta imposibilidad para impulsar y desarrollar las políticas sociales que necesita la mayoría de la ciudadanía".

A su juicio, los nuevos PGE "vuelven a ser un lastre para un crecimiento sano y equilibrado de la economía, lo mismo que ha supuesto la política defendida por este Gobierno y los anteriores presupuestos en los últimos años".

Así, tacha de "vergonzoso" que el equipo económico de Rajoy incluya como 'medida estrella' del proyecto de cuentas públicas una subida del 3% para las pensiones más bajas, además de una mejora para las de viudedad, cuando es algo que estaba comprometido ya en la reforma de las pensiones de 2011 pero que "se habían negado a aplicar hasta ahora".

El responsable federal de Políticas Económicas de Izquierda Unida, Carlos Sánchez Mato. E.P.

"Han incumplido esto durante siete años y ahora lo presentan como un logro, cuando es una medida claramente insuficiente y fruto de las justas reivindicaciones que realizan las personas pensionistas en las importantes movilizaciones que llevan a cabo", denuncia Sánchez Mato.

Según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el gasto en pensiones contributivas en 2017 fue de 115.729 millones de euros, equivalente al 9,9% del PIB, lo que según Sánchez Mato supone que "el esfuerzo que este Gobierno del PP destina al pago de pensiones se redujo por cuarto año consecutivo, tras alcanzar el máximo del 10,6% en 2013".

Por ello, cree que las medidas son "nuevos parches" y "un claro ejemplo de falta de voluntad política que claramente detectan nuestros pensionistas".

"Trilerismo político y económico"

Respecto al acuerdo alcanzado con los sindicatos para la subida salarial de los empleados públicos (que supondrá incremento del 1,75% en 2018, del 2,25% en 2019 y del 2% en 2020) sostiene que "en ningún modo puede ocultar el tremendo deterioro causado por el PP al empleo público.

El dirigente de IU ve "especialmente detestable que la maquinaria de propaganda de Montoro defienda que este acuerdo sobre los sueldos públicos es algo a glosar cuando se trata de una mínima tirita que se pone tras una enorme sangría".

A su vez, tacha de "trilerismo político y económico" el complemento salarial de 430 euros a jóvenes con contrato de formación que cobrarán junto a la remuneración de la empresa y que será financiado con fondos de la Unión Europea y cree que será "una forma de abaratar aún más el coste salarial en el sector privado a costa del dinero público".

En su análisis, Sánchez Mato expone que el que se haya incorporado una subida del 1% sobre los del año anterior "demuestra claramente su "insuficiencia", ya que el último techo de gasto aprobado en el mes de julio pasado es 62.000 millones inferior al que había en 2010 y menor, incluso, al de 2013, el peor año de la crisis.

Para IU, esto supone "consolidar los recortes de años anteriores e impedir que se atiendan los principales retos de nuestra economía".

Más noticias