Público
Público

IU insiste en el pacto PP-PSOE y ve a Valenciano como "la gran decepción de la izquierda"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato de La Izquierda Plural, Willy Meyer, ha calificado a la número uno del PSOE para las elecciones europeas como 'la gran decepción de la izquierda' durante un acto en la localidad madrileña de Parla en la que ha estado acompañado de Paloma López, Javier Couso y el coordinador general de IU en Madrid, Eddy Sánchez. 

'La gran decepción', según Meyer, porque representa a dos personas: el expresidente del Gobierno, Felipe González, y el primer ministro de Francia, Manuel Valls, que para el eurodiputado de IU encarnan el ejemplo de lo que él ha calificado desde que empezara la campaña como la traición de la socialdemocracia europea. El calificativo para la socialista llegó después de que Meyer, como ya había hecho por la tarde durante un acto en el hotel eurobuilding de Madrid, insistiera en que La Izquierda Plural ha conseguido poner en el centro del debate la campaña el hipotético gran pacto electoral que PP y PSOE estarían cerrando para después de las elecciones generales de 2015.

'Hemos conseguido condicionar la campaña planteando una realidad y una verdad a los seis millones de parados [...] que lo que está ocurriendo en Europa, lo que ocurre en Alemania, es la lógica que puede llevar a PP y PSOE a gobernar conjuntamente porque ya no tienen capacidad para gobernar en alternancia agarrándose' al aliado de turno.

Meyer fue después desgranando cada uno de los tratados que conservadores y socialdemócratas han apoyado en Europa, al tiempo que culpó a los dos grandes partidos de haber contribuido con la firma de esos pactos en Bruselas 'a que el Estado ya no sea una garantía de derechos, ni una garantía de empleo, ni de los servicios públicos, ni de felicidad, porque la economía ha sometido a la política'.

'El ibex 35 -continuó- son los que en estos momentos gobiernan España. Es verdad que hay un pequeño crecimiento, pero son esas empresas las que se llevan los beneficios y ellos están interesados en que se lleve a cabo esa idea del gobierno bipartito'. Ellos, 'la casa real, el Grupo Prisa, donde sobre todo Cebrián está a tope' contra los que IU promete construir 'otra gran coalición, la coalición de la gente'. Meyer, que había comenzado el acto pidiendo un minuto de silencio por los inmigrantes fallecidos frente a las costas de la pequeña isla siciliana de Lampedusa, terminó pidiendo el voto 'para que el 25 de mayo se convierta en una jornada de lucha de verdad, la que realmente pueda decir a la Troika: ¡vete de aquí!'.

A Meyer le siguió Javier Couso, número siete en la lista , quien apeló a sus compañeros a hacer valer en Bruselas el lema de Telesur: Nuestro norte es el Sur, para combatir 'las desigualdades a las que nos está sometiendo la UE'. El activista también culpó a conservadores y socialdemócratas en Europa de ser los responsables que se haya creado 'este modelo de unión centro-periferia' y dijo que 'aunque no lo quieran parecer, hacen lo mismo'. Couso se quejó de la reforma del Artículo 135 'después de lo que nos insistieron en que habían que proteger a la Constitución' y se poreguntó para cuándo harían una reforma que le permitiera elegir entre monarquía o república: 'Yo no he podido elegir a Juan Carlos de Borbón, que no vino por la gracia de dios sino por la del dictador'.

Paloma López, número dos y dirigente de CCOO, puso el paro juvenil como el principal problema que deberían atajar en la UE y avisó -refiriéndose al calificativo que Merkel le puso al líder de Syriza- de que la izquierda europea piensa llenar el Parlamento de Estrasburgo de 'alborotadores como Tsipras, de alborotadores con ideas claras'. Por último, el coordinador de IU en la Comunidad de Madrid, Eddy Sánchez, llamó a los simpatizantes de la federación a ver estas elecciones en clave municipal para 'empezar a recuperar el poder al PP de Madrid'.