Público
Público
análisis

La izquierda andaluza entra con gran división en el último tramo de la legislatura

Unidas Podemos por Andalucía, la formación dominante, con más arraigo;  Adelante Andalucía, el proyecto de Teresa Rodríguez, y Más País Andalucía, el de Íñigo Errejón, se disputan el espacio que deja el PSOE a su izquierda

La coordinadora general de Podemos Andalucía y presidenta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez (c), y el coordinador general de IU Andalucía y portavoz de la confluencia, Toni Valero (d), atienden a los medios con motivo de la e
Teresa Rodríguez y Toni Valero a las puertas de la Basílica de la Macarena, hace casi dos años. En Sevilla, a 24 de octubre de 2019. (Foto de ARCHIVO). María José López / Europa Press

Salvo sorpresas no descartables en este ciclo político, las próximas elecciones en España serán las autonómicas en Andalucía, que serán decisivas para saber de verdad, después del aldabonazo de Isabel Díaz Ayuso (PP) en Madrid, la profundidad del desgaste del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos y la de la recuperación del voto al PP a partir de la desintegración de Ciudadanos y el frenazo al crecimiento de Vox.

Para esas elecciones aún no hay una fecha clara a pesar de los esfuerzos por llevar la legislatura hasta su final natural –finales de año 22– del presidente Juanma Moreno y de su mano derecha, Elías Bendodo, quien llegó a decir que los comicios serán el domingo, 27 de noviembre de 2022. La descomposición de Ciudadanos, el socio de Gobierno del PP, y las presiones de Vox, que quiere su sitio en la mesa, pueden tener este otoño consecuencias que afecten a la gobernabilidad.

En esos comicios, que serán cuando decida Moreno, forzado o no por las circunstancias, a la izquierda del PSOE habrá, salvo que alguien lo remedie, tres papeletas, tres plataformas y partidos: por un lado, está Unidas Podemos por Andalucía, el proyecto más consolidado, y, por otro, otros dos que están en construcción y cuyo futuro dependerá en buena parte del resultado que obtengan: Adelante Andalucía, que entrará en el Parlamento, según las encuestas, y Más País Andalucía, hoy fuera de la Cámara, pero al que después del resultado que obtuvo la formación de Íñigo Errejón en Madrid, cuando superó al PSOE, no se puede descartar.

Esos tres partidos trabajan hoy en similares direcciones, cada uno desde su ámbito, con su fuerza y proyección, para, por un lado, ampliar su base social y, por otro, para conformar una candidatura a la Junta de Andalucía, que ninguno de ellos tiene aún decidida.

La presencia de tres fuerzas a la izquierda del PSOE tiene el riesgo, según reconocen en todos los cuarteles generales, de que la Ley Electoral, que en Andalucía se aplica en ocho provincias y, por tanto, a ocho restos electorales –con el riesgo que conlleva de que miles de votos se queden sin escaño– la gran división penalice el voto a la izquierda –los sondeos conocidos, de hecho, así lo reflejan, al darle, aun sumando, menos diputados que en 2018–.

Sin embargo, también puede suceder que fomente la participación al ampliar el abanico de opciones. Fue la abstención del votante del PSOE y de IU el que propició, junto a al irrupción, de Vox el vuelco hacia la derecha en los pasados comicios, los de 2018.

Unidas Podemos

Los tres partidos no parten del mismo lugar. El partido al que las encuestas le dan un mejor resultado es Unidas Podemos por Andalucía, que cuenta con toda la estructura territorial de IU y el PCE, trabajada durante años. Tiene un arraigo y un know-how que, según las escasas encuestas conocidas desde la implosión de Adelante Andalucía, les sitúa como el partido dominante a la izquierda del PSOE en la Comunidad. En las elecciones gallegas, sobre todo, y vascas, en mucha menor medida, el fracaso de Podemos en ellas, tuvo mucho que ver con este factor, el arraigo político, según diversos analistas.

La unión entre IU y Podemos es muy férrea en Andalucía. La expulsión de Rodríguez ha ofrecido una paradoja política y ha fortalecido los vínculos entre ambas organizaciones, además de la apuesta compartida por entrar en el Gobierno de España.

Adelante Andalucía

Adelante Andalucía, la apuesta de Teresa Rodríguez, junto con Anticapitalistas, las fuerzas andalucistas Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista –y otras más– inició su recorrido hace unas semanas en Granada. A Rodríguez las encuestas también le dan por segura su entrada en el Parlamento, pero con bastantes menos escaños que en las dos convocatorias anteriores.

El proyecto tiene un fuerte anclaje territorial, de una Andalucía que se libere de ataduras y emerja con una voz propia. Cuenta como referentes, además de Rodríguez, con el del alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, como principal cargo institucional. Aún no está claro si Rodríguez se presentará de nuevo a las elecciones autonómicas.

Después del resultado en Madrid, cuando superó al PSOE, y de la experiencia de las pasadas elecciones generales, cuando se presentó en cuatro provincias, Más País Andalucía busca ahora expandirse en la Comunidad a través de alianzas en el ámbito local y busca, a través de ellas y de apoyos en el territorio una estructura. De momento, es un partido muy vinculado a la universidad. Materia gris tiene, pero le falta cuerpo.

Más País

En las pasadas generales, la primera vez que Más País se presentó, junto a Equo, en Andalucía fue la sexta fuerza más votada, por detrás de PSOE, PP, Vox, Unidas Podemos y Ciudadanos, con 58.000 votos en cuatro provincias, lo que no le dio representación en el Congreso en ninguna de ellas, ni tampoco se la daría en unas autonómicas de repetirse ese resultado. Sin embargo, en aquel momento armó la candidatura a toda pastilla, sin apenas tiempo para organizarse, y no había sucedido el terremoto de Madrid.

De momento, Más País pasa bajo el radar de las encuestas. No hay datos, aunque sean orientativos, sobre su proyección real en la Comunidad. Sí existe la intuición en la formación de que su resultado va a depender mucho del éxito o fracaso de la aventura iniciada por Juan Espadas al frente del PSOE y de cuántos votos se deje en la gatera.

Más noticias