Público
Público

Jesucristo La Fiscalía de Bizkaia pide 1.400 euros de multa para un comparsero por una figura de un Jesús "despiezado" en Bilbao

"Obviamente la Iglesia, al ser también una institución de poder, lo más normal es que pueda ser también blanco de la sátira, de la critica y de la ironía", asegura la defensa.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2

Decoración de la caseta de la comparsa Hontzak en las fiestas de la Semana Grande de Bilbao,

La Fiscalía de Bizkaia solicita 1.400 euros de multa para el miembro de una comparsa que colocó en una txosna (caseta) ubicada con motivo de las fiestas de Bilbao la composición Carnicería vaticana, con la figura de un Jesucristo en la cruz despiezado, bajo el título Tomad y comed, éste es mi cuerpo. El juzgado de lo Penal número 3 de la capital vizcaína ha celebrado este martes la vista oral contra el joven, G. A., perteneciente a la txosna Hontzak, por la colocación de la cartelería en la última Aste Nagusia.

La composición dio origen a una denuncia del Obispado de la capital vizcaína, por lo que, finalmente, fue retirada de la txosna por la Ertzaintza, por orden judicial. Tras las denuncias del Obispado "y del jefe de Falange Vasco-Navarra, José Ignacio Irusta", según ha denunciado estos días en un comunicado la comparsa Hontzak, la Fiscalía vizcaína ha sentado en el banquillo al acusado, al que se le atribuye "un delito contra los sentimientos religiosos", que conlleva una multa económica de unos 1.400 euros.

En declaraciones a los medios de comunicación antes del inicio del juicio, G. A. ha afirmado que la acusación que pesa sobre él resulta "un poco ridícula" y que la comparsa pensó, desde un principio, que el juzgado iba a archivar las diligencias sin celebrar el juicio. "Creemos que este tipo de cosas no se deberían estar juzgando porque es libertad de expresión", ha añadido.

El acusado, que confía en ser absuelto, ha explicado que la denuncia fue presentada por tres personas, "una que vive en Andalucía, otra el Obispado y José Ignacio Irusta". "Ni el Obispado ni Irusta se personaron, y siguió la Fiscalía. Es la que nos ha llevado a juicio", ha añadido. Por su parte, el abogado del acusado, Borja Irizar, ha defendido el derecho a la libertad de expresión que, en su opinión, "es lo que se va a discutir" durante la vista oral. "Estamos en el siglo XXI, yo creo que sí se había avanzado en ese tema, pero parece ser que vamos en retroceso", ha apuntado.

La defensa ha manifestado la necesidad de que "cada uno pueda expresar sus ideas, ser crítico con ciertos ámbitos de lo que pasa en la sociedad y en las instituciones". "Obviamente la Iglesia, al ser también una institución de poder, lo más normal es que pueda ser también blanco de la sátira, de la critica y de la ironía", ha sentenciado. El juicio ha quedado visto para sentencia y ha estado precedido de una concentración de apoyo a los acusados ante los juzgados.

Más noticias en Política y Sociedad