Público
Público

Operación Judas El juez envía a prisión a los siete CDR: cree que son parte de una organización que busca la independencia incluso por la vía violenta

El magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón sigue el criterio de la Fiscalía, que les atribuye los supuestos delitos de integración en grupo terrorista, conspiración para cometer estragos y tenencia ilícita de explosivos.

Publicidad
Media: 2
Votos: 12

Decenas de personas se concentran en Sabadell para protestar por la detención de nueve personas vinculadas a los Comités de Defensa de la República (CDR). /EFE

Siete de los nueve miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) detenidos el lunes pasarán a prisión provisional sin fianza. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha tomado esta decisión este jueves, tras tomarles declaración, siguiendo así el camino marcado por la Fiscalía. 

Fuentes jurídicas explican que el magistrado aprecia indicios de que los siete formaban parte de los ERT (Equipos de Respuesta Táctica): "Una organización con estructura jerarquizada que pretende instaurar la república catalana por cualquier vía, incluida la violenta", recoge el auto. 

El titular del Juzgado de Instrucción 6 mantiene el secreto de la causa, y en cada uno de los autos, que todavía no ha dado a conocer, individualiza las acciones y roles concretos que atribuye a cada uno de los detenidos. 

El magistrado cree que forman parte de los ERT: Una organización que quiere "instaurar la república catalana por cualquier vía, incluida la violenta" 

Como el Ministerio Público, el magistrado sostiene que podrían haber cometido los delitos de integración en grupo de naturaleza terrorista, conspiración para cometer estragos y tenencia ilícita de explosivos. La acusación por rebelión, un delito que Fiscalía sí apreciaba en el momento de las detenciones, ha sido borrada del mapa. 

Para justificar la prisión provisional, García Castellón señala que existe riesgo de fuga y de destrucción de pruebas, y recuerda la gravedad de las penas que conllevan los delitos que se les imputan. 

Según la Fiscalía, los detenidos planeaban atentar en las próximas semanas, cuando se cumple el segundo aniversario del referéndum independentista del 1 de Octubre, y cuando es inminente la sentencia del Tribunal Supremo contra la cúpula del procés.  Además, la organización de la que formarían parte tiene "naturaleza terrorista", y su objetivo era "subvertir el orden constitucional y alterar gravemente la paz pública", siempre en palabras del Ministerio Público.

Los siete CDR están entre los nueve detenidos en Catalunya el pasado lunes, en el marco de la Operación Judas, tras una investigación que se ha prolongado durante un año. Dos de ellos quedaron en libertad con cargos -prestarán declaración ante Castellón en los próximos días-, y el resto han pasado a disposición del juez este jueves. 

Las declaraciones y las posteriores vistas para estudiar medidas cautelares se han extendido durante toda la mañana. Cinco de los detenidos comparten estrategia de defensa: son asesorados por un equipo legal de la organización Alerta Solidaria, y sólo han respondido a las preguntas de sus abogados para señalar que no tienen ninguna vinculación con el terrorismo. 

Los otros dos están asistidos por abogados de oficio. Prestaron declaración en dependencias de la Guardia Civil el martes, y reconocieron tener conocimiento de la compra de material que serviría para fabricar explosivos, así como haber hecho pruebas con él. Negaron tener intención de cometer un atentado terrorista. 

Durante la mañana, fuentes de las defensas aseguraron que los detenidos se encontraban "muy impactados y preocupados", conscientes de que se les imputan hechos muy graves, pero a la vez "muy tranquilos".


  

Más noticias en Política y Sociedad