Público
Público
podemos

El juez Escalonilla archiva la investigación por las obras de la sede de Podemos

No encuentra irregularidades contables, según expone en un auto en el que también decreta el sobreseimiento por el presunto clonado del ordenador de la abogada de la formación, pero mantiene abierta la investigación por un presunto delito electoral por los contratos con la consultora Neurona.

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. EFE/Kiko Huesca/Archivo
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, en una imagen de archivo. Kiko Huesca / EFE

ANA MARÍA PASCUAL

El juez Juan José Escalonilla, titular del juzgado de instrucción 42 de Madrid, ha resuelto el archivo de dos de las imputaciones que pesaban contra Podemos a raíz de las denuncias de su exabogado, José Manuel Calvente. El juez Escalonilla ha decretado el sobreseimiento de las diligencias de investigación sobre un presunto delito de apropiación indebida en torno a las obras de rehabilitación de la sede de Podemos en Madrid. Concluye el juez que "no hubo distracción del dinero destinado a la ejecución de las obras en la sede del partido para pagos ajenos a dichos trabajos". La causa se inició tras la denuncia de José Manuel Calvente, exabogado de Podemos, por presunta malversación y administración desleal.

Calvente había denunciado contratos a dedo y sobrecostes en la rehabilitación de la sede madrileña. Sin embargo, el juez no ha encontrado ninguna irregularidad ante la divergencia entre el precio de licitación de las obras,  612.949,07 euros, y el precio final de adjudicación, 752.008,10 euros. "Consta indiciariamente acreditado que fue debido a una valoración de las obras en el proyecto Básico y en el proyecto de Ejecución no conforme con el valor de mercado, con la finalidad cabe entender de pagar un importe inferior por el impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras, sin que conste por tanto que con el dinero por el que se adjudicaron las obras se haya realizado pagos ajenos a las obras de rehabilitación ejecutadas en el edificio sito en la calle Francisco Villaespesa nº 18 de Madrid", consta en el auto de archivo al que ha tenido acceso Público. Respecto a la adjudicación a dedo de la empresa constructora, el juez indica que no constituye delito alguno.

Otro de los hechos puesto de manifiesto por José Manuel Calvente en la denuncia que inició el procedimiento contra Podemos es el presunto acceso no autorizado al contenido del disco duro del ordenador de la abogada del partido  Marta Flor Núñez García, ubicado en las oficinas de la formación morada, en la calle Princesa de Madrid. A tal respecto, el juez Escalonilla acuerda el sobreseimiento provisional de la causa por presuntos delitos de revelación de secretos y vulneración de la intimidad al faltar el requisito de una denuncia previa por parte de los presuntos perjudicados: la abogada Núñez y los responsables de Podemos.

Sin embargo, pese al archivo de dos de las principales acusaciones contra la formación morada, unido al de otras líneas de investigación, como la caja de solidaridad del partido y a los contratos de campaña con la consultora ABD, el juez Escalonilla sigue adelante con la investigación contra Podemos por presunto delito electoral por los contratos con la consultora Neurona para la campaña electoral de 2019. Hace un mes, el juez solicitó a Triodos Bank que le informe sobre todas las transferencias realizadas a la consultora política Neurona desde una cuenta de Podemos en la que su portavoz en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, figura como apoderado. 

El responsable de Comunicación de Podemos, Juanma del Olmo, el de finanzas, Daniel de Frutos, la gerente del partido, Rocío Val, y la responsable de compras, Andrea Deodato insisten, y así lo declararon ante el juez, en que el contrato con Neurona Consulting para las elecciones de 2019 fue legal y que los servicios se realizaron con normalidad, y han advertido de que los pagos a terceros que realizó esta empresa no fueron de su competencia.

La Fiscalía no ve indicios de delito de financiación ilegal y así lo comunicó el pasado 21 de octubre, pero solicitó que Podemos siga imputado en la causa, "porque resulta más garantista", de cara a una mejor defensa del partido.

Más noticias de Política y Sociedad