Público
Público

Juicio independencia Rajoy y los otros testigos a los que la Fiscalía no acusa de falso testimonio en el 'procés', pese a que otros los desmientan

El fiscal acusó este miércoles a un testigo de mentir en el juicio al 'procés', si bien ha habido testimonios contradictorios en otras sesiones, incluso entre miembros del PP, y sobre las palabras del mismísimo expresidente. El Código Penal, esgrimido por Manuel Marchena este miércoles, castiga con penas de prisión de seis meses a dos años de cárcel el falso testimonio.

Publicidad
Media: 4.11
Votos: 9

Rajoy, durante el juicio del 'procés'

La alarma de las mentiras de la Fiscalía en el juicio al procés sonó por primera vez este miércoles. Han pasado 16 sesiones de juicio hasta que el fiscal Jaime Moreno, apoyado en la advertencia de Manuel Marchena al testigo en cuestión, ha pedido al presidente de la Sala de Lo Penal del Tribunal Supremo que permita investigar por un posible delito de falso testimonio a Jaume Mestre, responsable de Difusió Internacional de la Generalitat, tras una larga sucesión de "no sé", "no recuerdo" y varias evasivas en su declaración. El Código Penal contempla penas de entre seis meses y dos años de cárcel por falso testimonio.

El Código Penal contempla penas de entre seis meses y dos años de cárcel por falso testimonio

No obstante, el Ministerio Público no expresó este tipo de sospechas sólo un día antes, cuando el testimonio de Enrique Mary Yriarte colisionó frontalmente con el de su predecesor, Enric Vidal -un comercial de la empresa Artyplan y un diseñador gráfico autónomo, respectivamente-. Y, desde luego, hasta la fecha no ha alzado la voz al escuchar los testimonios que desmontan parte del relato del expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Algunos, de su propio partido.

Rajoy declaró como testigo ante el Supremo que nadie medió entre su Ejecutivo y el Govern de Carles Puigdemont, y el lehendakari Íñigo Urkullu aseguró escasos días después ante el mismo tribunal, también como testigo, que él mismo había mantenido discretas conversaciones para “encauzar unas relaciones bloqueadas”. Urkullu voló el “ningún mediador ni nada” de Rajoy. Y antes, el exconseller Santi Vila, que se sienta en el banquillo de los acusados, también confesó haber mediado para llegar a un acuerdo. Cuando Puigdemont rechazó convocar elecciones y apostó por la declaración unilateral de independencia (DUI), este pacto saltó por los aires, según el relato de ambos.

Urkullu, Vila, Millo, Nieto... todos aportan detalles que desmontan el relato de Mariano Rajoy

Lo mismo dijo Enric Millo, delegado del Gobierno en Catalunya durante el 1-O, antes diputado del PP. En su declaración como testigo, Millo aseguró haber hablado con Puigdemont poco antes de la DUI. Según su relato, el president le preguntó si el Ejecutivo central pararía la maquinaria que finalmente activó el articulo 155 de la Constitución en Catalunya, en caso de que él renunciase a la DUI y convocase elecciones. El PP tenía y aún tiene mayoría absoluta en el Senado, la sala de máquinas del 155, y por tanto podría haberlo parado. “Haz lo que tengas que hacer”, espetó Millo a Puigdemont, siempre según su testimonio.

Rajoy obvió estos hechos, como obvió que el exnúmero dos de Interior, José Antonio Nieto, ofreció a Puigdemont un sucedáneo de referéndum en vísperas del 1-O. El exsecretario de Estado aseguró en su declaración como testigo que el entonces president rechazó la posibilidad de votar en un referéndum simulado. "No hubo el más mínimo gesto de diálogo. Llegaron con una idea y se fueron con la misma idea. Se podría haber simulado ese referéndum en las plazas de los municipios o en lugares abiertos, donde no se fuese en contra de ese mandato. Así se les trasladó también", aseguraba. Se lo transmitió en la Junta de Seguridad del 28 de septiembre, en vísperas del referéndum, convocada por el propio Puigdemont.

Rajoy, Santamaría y Zoido regaron de "no lo sé" sus respuestas, pero entonces no sonó ninguna alarma

Tampoco se cuestionó que el exdelegado del Gobierno primero afirmara que no había hablado con el exconseller de Interior, Joaquim Forn, desde julio, para luego reconocer que sí intercambiaron mensajes durante el 1-O, como le recordaba el letrado Xavier Melero. La Fiscalía no dijo nada sobre los giros de Rajoy, que no sabía si “atendió personalmente” a Urkullu en vísperas de la DUI, como le preguntó el abogado de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull. “Hablé con mucha gente durante aquellos días. No recuerdo con cuántos ni el cómo”. Rajoy, y en menor medida la exvicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, regaron de “no lo sé” o “no recuerdo” sus respuestas, pero en esta ocasión no sonó ninguna alarma.

La desmemoria de Zoido


Mención especial merece el exministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. El todavía diputado del PP declinó de distintas formas el “no lo sé” y el “lo desconozco”, hasta el punto de asegurar que nunca supo cómo era el dispositivo previsto por los agentes de Policía y Guardia Civil para el 1-O, ni el de los Mossos d’Esquadra. No sabía si se atendió la petición de intervención que, según el letrado Melero, cursaron los Mossos el día 1 de octubre para más de 116 escuelas, o si se abrió expediente en Interior por el “a por ellos” con el que se arengó a policías y guardias civiles cuando partían hacia Catalunya: “No me consta”.

La Audiencia Nacional, sobre la declaración de Rajoy por Gürtel: "Su testimonio no aparece como suficiente verosímil"

Tampoco supo aclarar si los Mossos planearon un dispositivo insuficiente a sabiendas para la jornada del referéndum, quién convocaba o asistía a las reuniones de la Junta de Seguridad, o qué criterio se aplicó para elegir en qué colegios actuar: "Lo desconozco.

Ni siquiera pudo citar una sola agresión concreta a un agente de la policía o de la Guardia Civil, pero además los mandos operativos lo dejaron en evidencia en sus respectivas declaraciones. En cualquier caso, Marchena no le interrumpió para leerle el Código Penal.

Marchena pierde la paciencia

Al presidente de la Sala de Lo Penal se le acabó la paciencia este miércoles, durante el interrogatorio a Mestre. Leyó el artículo 460 del Código Penal al testigo, afirmando que era “evidente” que había estado “eludiendo” preguntas: “El delito de falso testimonio no sólo lo comete quien no dice la verdad”, advirtió.

Durante la semana pasada, el magistrado ya avisó de esta cuestión a la testigo Teresa Guix, diseñadora de la página web Pacte Pel Referéndum, de que no podía escudarse en el “no recuerdo” para evitar toda respuesta.

En el caso concreto de Rajoy, la Audiencia Nacional ya puso “en cuestión” su “credibilidad “ como testigo, después de que el entonces presidente del Gobierno compareciese en el juicio por Gürtel . “Su testimonio no aparece como suficiente verosímil”, reza la sentencia que condena al PP como partícipe a título lucrativo por la trama corrupta. Hasta la fecha, la Fiscalía del Supremo no ha hecho el menor comentario público sobre sus contradicciones y los sucesivos desmentidos de sus palabras.

Más noticias en Política y Sociedad