Público
Público

Juicio independentismo "¿Se puede debatir la legalización de la trata en el Parlament?", y otras preguntas de la Fiscalía en el juicio al 'procés'

"¿El intérprete supremo de la Constitución es usted o el Tribunal Constitucional?", preguntó este martes la fiscal Consuelo Madrigal a la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, en una séptima sesión con varios momentos de tensión y bailes de datos. Este miércoles comienza la fase de declaración de los más de 500 testigos en la causa, con la comparecencia de Mariano Rajoy, Soraya Säenz de Santamaría, Artur Mas o Cristóbal Montoro, entre otros.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

Imagen de la señal institucional del Tribunal Supremo de la fiscal Consuelo Madrigal este martes en el juicio del "procés". EFE/Tribunal Supremo

Los rifirrafes con los acusados, las subidas de tono o los patinazos con datos por parte de los fiscales han sido frecuentes en la última sesión de interrogatorios a los acusados en el juicio al procés catalán, la causa que debe enjuiciar la Sala de Lo Penal del Tribunal Supremo.

Las declaraciones de los procesados Jordi Cuixart y Carme Forcadell [Aquí, las penas a las que se enfrentan todos ellos vienen a cerrar un ciclo que se ha prolongado durante las primeras siete sesiones, y que este miércoles da paso a las comparecencias de los más de 500 testigos citados por el Alto Tribunal, con el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy a la Cabeza.

La fiscal, a Forcadell: "¿Los derechos humanos los declara usted o la Constitución?". "¿El intérprete supremo de la Constitución es usted o el TC" 

Para empezar, la expresidenta del Parlament no ha estado entre los acusados con un tono más crítico o una línea más dura, sino más bien al contrario, pero esto no ha impedido que la fiscal Consuelo Madrigal  subiera el tono en varias ocasiones: ocurrió cuando Forcadell defendió que la Mesa del Parlament no debía entrar a valorar la constitucionalidad de las medidas admitidas a trámite, asegurando que, de haber acatado los vetos del Tribunal Constitucional, esta cámara se habría convertido en un "órgano censor", pese a que su labor es “favorecer el debate parlamentario”.

"¿Se puede debatir la legalización de la trata?", le espetó Madrigal, reeditando una pregunta que ya había lanzado a Forcadell durante su interrogatorio en plena instrucción –"Me la hizo el 9-N", recordaba ésta-. La expresidenta del Parlament respondió que el límite para el debate es el "respeto a los derechos humanos", ante la insistencia de la fiscal.

"¿Los derechos humanos los declara usted o la Constitución? ¿Los declara usted?", cuestionaba. Forcadell respondía que los recogen la Constitución "y todos los tratados internacionales", para llevarse una nueva réplica. "¿El intérprete supremo de la Constitución es usted o el Tribunal Constitucional?", volvió a preguntar la fiscal. "Es el Tribunal Constitucional, por supuesto". "Yo respeto al Tribunal Constitucional”, apuntaba Forcadell, para luego señalar que en los últimos años este se ha "politizado".

Madrigal, a Forcadell, sobre las protestas: “¿Espectaculares añadido a masivas quiere decir algo más?"

"Respeto mucho al TC, pero a veces se equivoca", era la frase ante la que volvía a reaccionar la fiscal: "¿Está usted por encima del TC?". "No, no lo he dicho en ningún momento", respondía Forcadell, para acto seguido señalar que el Gobierno central y el propio Supremo "han desoído al Constitucional" en varias ocasiones.

Y esto llevaba a Madrigal a pedirle al presidente de la Sala, Manuel Marchena, que no permitiese a la acusada "responder a lo que no se le ha preguntado", y a insistir cuando la primera respuesta de Marchena no fue de su agrado. "Pero no guarda ninguna relación con la pregunta", incidía, para recibir un tajante "no necesariamente tiene que guardarla" por parte del magistrado presidente.

Madrigal ya había empezado fuerte, preguntando si la denominación de "espectaculares y masivas", en referencia a las protestas que los dirigentes soberanistas aspiraban a convocar en favor del derecho a decidir, quería en realidad "decir algo más". La tesis de la Fiscalía es que hubo violencia en el procés:  "¿Espectaculares añadido a masivas quiere decir algo más?", inquirió.

La fiscal, sobre la DUI como "declaración política": "¿Se refiere a que era de mentira, de broma? ¿Un teatro, un sainete, una farsa?"; "¿Era de verdad o era de mentira?"

También formuló varias preguntas relacionadas con el Gobierno de la Generalitat, pese a la insistencia de Forcadell por señalar que ella nunca formó parte del Ejecutivo catalán –"¿Sabía si el Govern quería trasladar el anhelo independentista al extranjero?" ; "¿No lo recuerda? Pero estaba usted en el Parlamento"-. "¿No tenían la obligación de impedir votaciones contrarias a la Constitución?", preguntaba en otra ocasión.

Tampoco le convenció la respuesta de Forcadell a la pregunta de si el 27 de octubre efectivamente se declaró la independencia. La expresidenta del Parlament evitaba el "no", para afirmar que la cámara aprobó "dos propuestas de resolución" que se votaron, y que también se "leyó un preámbulo que era una declaración política”, en el que se incluía la cuestión de la independencia, que no fue votado. "¿Se refiere a que era de mentira, de broma? ¿Un teatro, un sainete, una farsa?", le espetaba la fiscal, que insistía: "¿Era de verdad o era de mentira?". “Vamos a evitar el debate, formule otra pregunta", cortaba Marchena.

La representante del Ministerio Público, que sí logró arrancarle a Forcadell que desobedeció al Constitucional, o que votó la resolución de ruptura con España en 2015 "sin leerla", también ha tenido rifirrafes con la acusada a cuenta de sus publicaciones en Twitter. "Ese tuit no es mío", decía Forcadell en una ocasión, en respuesta a un mensaje leído por la fiscal, para pedirle después que lo exhibiera. "No se lo puedo enseñar porque no está localizado", zanjaba Madrigal.

A su vez, otro de los mensajes de la expresidenta del Parlament en la red social Twitter le valía para reprochar a la fiscal que leyese sólo una parte de su mensaje. "Frente a las injerencias del Estado estaría al lado de los Mossos", leyó Madrigal. "Frente a las injerencias injustificadas y arbitrarias del Estado estaría al lado de los Mossos", corrigió Forcadell, añadiendo los términos "injustificadas y arbitrarias". "No sé qué pasa que siempre se saltan palabras", ironizó, para desembocar esto en un nuevo llamamiento al orden dirigido al público: “Vamos a intentar evitar las sonrisas del público y los murmullos de aprobación o desaprobación”, zanjó Marchena.

La Fiscalía obvia el "no pasarán" de Cuixart que antes le llamaba la atención

Por su parte, y como ha recordado después Marina Roig, la abogada de Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, el fiscal Jaime Moreno ha obviado deliberadamente el "¡No pasarán!" empleado por Cuixart que, según el escrito de acusación del Ministerio Público, supondría apelar "a la determinación mostrada en la Guerra Civil". No ha habido una sola pregunta sobre esto.

"¿Sabe que hubo siete policías lesionados?" / "Sé que hay 17 policías imputados por la violencia ejercida". "¿Sabe si hubo violencia por los manifestantes?" / "Sé que hubo violencia policial"

Además, Moreno y Cuixart se han enredado en las cuestiones sobre la web "cridademocracia", cerrada "sin orden judicial" por la Guardia Civil. "Como pasa en Turquía", apostillaba el presidente de Òmnium Cultural.

"¿Sabe usted quién registró el dominio [de la web]?", cuestionaba Moreno. "Hostia, no, no", respondía Cuixart. "Soy el presidente de Ómnium Cultural, ¿cómo voy a saber yo la fecha en la que se modifica una web? Hostia, vamos a centrar un poco esto", llegó a responder, como salida al bucle de preguntas.

El momento de mayor tensión tuvo que ver con las preguntas del fiscal sobre el referéndum del 1-O, y concretamente sobre lo ocurrido en el colegio electoral Ramón Llull. Moreno le preguntó primero por el número de concentrados, que Cuixart dijo desconocer.

"¿Sabe que se lanzaron salvas de advertencia por agentes ante los hechos de que estaban bloqueando la entrada?" / "Sé que una persona perdió un ojo".  "¿Sabe que hubo siete policías lesionados?" / "Sé que hay 17 policías imputados por la violencia ejercida". "¿Sabe si hubo violencia por los manifestantes?" / "Sé que hubo violencia policial".  "¿Lo ocurrido en este colegio puede considerarse un acto violento?" /  "Por parte de la Policía, sí", incidía Cuixart.

El presidente de Ómnium, con estilo coloquial y tranquilo, y en una intervención que ha sido posible seguir desde una pantalla gigante instalada en Barcelona, ha recibido varias llamadas de atención de Marchena. Primero, tras varias repeticiones de la palabra "hostias" –"Las interjecciones coloquiales vamos a intentar evitarlas"-, y después por enconarse en sus respuestas. "Lo repite, lo repite, lo repite y el interrogatorio está careciendo de agilidad". "Por favor trate de de ser más conciso”, reclamaba, ante la ironía de Cuixart. "No le gustan mis respuestas al señor fiscal". "Usted no está obligado a responder en términos que le gusten al Ministerio Fiscal", zanjaba Marchena.

Más noticias en Política y Sociedad