Público
Público

Juicio al 'procés' La Fiscalía señala a Oriol Junqueras como el "motor principal de la rebelión" 

El Fiscal Javier Zaragoza también carga duramente contra el exconseller Joaquim Forn, al que acusa de "actitud delictiva desde el principio hasta el final", y contra Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, a los que define como "los reyes y señores del orden cívico de Barcelona.

El Fiscal Javier Zaragoza presenta sus conclusiones ante el Tribunal Supremo durante el juicio del 'procés'. (EFE)

Público | efe

En la lectura de su informe final en el juicio del procés, la Fiscalía se mantiene en su postura inicial: asegura que los líderes independentistas organizaron un "golpe de Estado" y carga duramente contra ellos. Acusa a los doce dirigentes políticos que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo de "haber intentado liquidar la Constitución" y de "haber atacado gravemente el orden constitucional mediante procedimientos ilegales, utilizando la violencia en aquellos momentos en que ha sido necesario".

El peor parado en las conclusiones presentadas por el fiscal Javier Zaragoza es Oriol Junqueras, exvicepresident de la Generalitat. La Fiscalía le presenta como el "motor principal de la rebelión" dado que en su opinión es quien ejercía el "liderazgo" del procés y "quien ha venido empujando desde hace muchísimo tiempo para que eso se produjera".

Zaragoza ha situado a Junqueras en el primer puesto de responsabilidad en los hechos. Ha señalado que dos de sus principales subordinados, Lluis Salvadó y Josep María Jové, fueron "los encargados de toda la infraestructura y desarrollo de las estructuras de Estado". También ha recordado que Junqueras intervino directamente en el decreto de convocatoria del referéndum, declarado ilegal, además de hacer numerosos llamamientos a la movilización.

El fiscal ha recordado finalmente que Junqueras junto con el expresident Carles Puigdemont —huido en Bélgica— y el exconseller de Interior Joaquim Forn, fueron advertidos por la cúpula de los Mossos de la "altísima probabilidad de accidentes violentos" y que se les pidió desconvocar el 1-O.

El fiscal Zaragoza también ha cargado duramente contra el exconseller de Interior de Joaquim Forn por su "actitud delictiva desde el principio hasta el final" al disponer del "control absoluto de los Mossos d'Esquadra en todo momento", cuya actuación el 1 de octubre de 2017 ha tildado de "montaje".

Zaragoza ha destacado que Forn, que se enfrenta a 16 años de prisión por rebelión y malversación, controló siempre a los mossos como así lo acreditan los 15 correos que le envío el mayor Josep Lluis Trapero. "Trapero comunicó todo para que todo estuviera controlado", ha señalado el fiscal, que ha mencionado las múltiples declaraciones públicas del exconseller a medios de comunicación en las que dejaba claro que "los mossos garantizarían que los ciudadanos pudieran votar".

En base a ello, ha continuado Zaragoza, Forn puso en marcha un plan de actuación de los mossos con el fin de "simular que se cumplía el mandato judicial y facilitar el referéndum como querían las autoridades políticas de la Generalitat".

Para el fiscal, "todo el diseño fue un montaje" pues se sustituyó la parte dispositiva del auto del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, que ordenó impedir el referéndum del 1-O, por seis palabras que hacen mención a esa "normal convivencia ciudadana" en sus fundamentos jurídicos.

El papel de los 'Jordis'

Tampoco se ha olvidado Zaragoza del papel que jugaron Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, conocidos como los Jordis, para quienes pide 17 años de cárcel por un delito de rebelión. Considera que el expresidente de la ANC y el líder de Òmnium Cultural actuaron como "los reyes y señores del orden cívico de Barcelona que impartían órdenes a los Mossos".

En opinión de la Fiscalía, Sànchez y Cuixart "se convirtieron en los dueños del orden público" hasta el punto que los Mossos d'Esquadra dependían de sus decisiones y llegaron a condicionar la actuación de los cuerpos de seguridad del Estado que fueron desplegados en Catalunya. "Lo anormal es que se concentren más de 40.000 personas con agresiones a Mossos no uniformados", ha dicho Zaragoza en relación a la concentración del 20 de septiembre de 2017 frente a la Conselleria de Economía.

Según Zaragoza, en el otoño de 2017 hubo un "estado de excepción de facto" donde las funciones de orden público fueron asumidas "por unos civiles".

Según la Fiscalía, la "movilización popular" aparece en todos los documentos como "una de las armas imprescindibles para empujar el desarrollo de todo este proceso" y en ella tuvieron una "participación importante" los Jordis. Aparte de alentar a la protesta el 20-S, según Zaragoza, los Jordis fueron "los dinamizadores de toda la movilización popular para que se pudiera votar y para proteger las votaciones e impedir la actuación de las Fuerzas de Seguridad".

Más noticias de Política y Sociedad