Público
Público

Juicio al 'procés' Jordi Cuixart responde al rey: "El Estado de derecho no está por encima de la democracia"

El presidente de Ómnium Cultural declara en el juicio al 'procés' que el papel de su organización era el de "movilizar a la sociedad". Niega que hubiera violencia, más allá de la de policías y guardias civiles que intentaron impedir el 1-O.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Jordi Cuixart responde a las preguntas del fiscal. (EFE | TRIBUNAL SUPREMO)

"Yo soy un preso político, no soy un político preso". Así de contundente se ha presentado en el juicio al procés el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, quien este martes ha empezado a declarar ante el Tribunal Supremo, en la séptima jornada del juicio. Cuixart ha asegurado que está en prisión por ser "un activista social" y se ha definido como un independentista con "un sentimiento republicano".

Así, ha reconocido que el papel de Ómnium Cultural en el procés era el de "movilizar a la sociedad", aunque ha querido marcar distancias con sus compañeros de banquillo al afirmar que tanto él como su "compañero" Jordi Sànchez, expresidente de la ANC, entraron en prisión el 16 de octubre de 2017 "por el hecho de ser activistas sociales y no políticos". 

De esa manera, Cuixart ha eludido responder a las preguntas que el fiscal le realizaba relativas a cada una de las decisiones del Govern o el Parlament catalán que fueron suspendidas por el Tribunal Constitucional: "Le mentiría si le dijera que todos fueron suspendidos o no, me consta que suspendió el referéndum pero le mentiría si le dijera esta sí o no porque no tengo suficiente conocimiento", ha añadido.

Cuixart, el único acusado que no ha protestado ante el tribunal por no contar con traducción simultánea del catalán, ha comenzado su declaración explicando el origen y objetivos de la asociación que preside y que cuenta con un "99,9% de socios independentistas".

"Yo mismo soy independentista, tengo un sentimiento republicano y estoy seguro de que aquí no se está juzgando mi sentimiento republicano", ha precisado el líder de Òmnium, que solo va a contestar a la Fiscalía y a las defensas, pero no a la Abogacía del Estado o Vox.

"No lo dude, no se está juzgando eso", le ha respondido el fiscal Jaime Moreno.

El fiscal le ha preguntado más bien por un documento elaborado por Ómnium de la acusación popular y al que la Fiscalía califica de "hoja de ruta" de las acciones que acabaron teniendo lugar en el otoño de 2017. Cuixart lo ha calificado de simple "declaración de intenciones que obedecía a una estrategia en la que se defendía la independencia y aportaba movilización social, para convertir las elecciones del 27 de septiembre en unas elecciones de carácter plebiscitario". 

Al igual que los otros diez acusados que ya han declarado en semanas anteriores, Cuixart ha negado conocer hasta que se lo enseñó su abogada el documento denominado Enfocats y la agenda Moleskine con anotaciones que le fueron intervenidas en el domicilio del que fuera número 2 del exvicepresident de la Generalitat y también encausado Oriol Junqueras.

El 20-S

Peor lo ha pasado Cuixart cuando el fiscal le ha preguntado por la protesta del 20 de septiembre de 2017 frente a la Consellería de Economía. El fiscal Jaime Moreno le ha preguntado en su interrogatorio por un tuit que lanzó a las 8.28 horas del 20 de septiembre de 2017 cuando, al poco de conocerse los registros en la diversas consellerías y oficinas de la Generalitat, dijo que el Estado "llegará hasta donde le dejemos".

"Si yo escribo aquí esto es que tengo conocimiento de que el dictador se murió en la cama", ha señalado, pero que la democracia la consiguió la sociedad española, se ganó con las movilizaciones y las manifestaciones y "nadie esta cuestionando en Catalunya que vivir en democracia está en manos de la ciudadanía".

Y ha aseverado, en lo que es una clara respuesta al rey Felipe VI, —quien el pasado día 20 manifestó que "no es admisible apelar a una supuesta democracia por encima del Derecho"— que "el Estado de derecho no está por encima de la Democracia, porque el franquismo también era un Estado de derecho". 

Felipe VI dijo que "no es admisible apelar a una supuesta democracia por en cima del Derecho"

Las palabras del rey coincidieron con las primeras sesiones del juicio contra los dirigentes independentistas catalanes, pero en ningún momento hizo mención alguna a este asunto.

Cuixart —que ha utilizado la coletilla "hostiá" antes de responder a las cuestiones planteadas por el fiscal Moreno— también ha reconocido que es cierto que desde la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut en 2010 han venido pidiendo a los políticos "españoles y catalanes que escuchen a la ciudadanía en ejercicio de derechos fundamentales". "Y lo seguiremos haciendo, pase lo que pase", ha añadido.

La Fiscalía pide 17 años de prisión y 17 años de inhabilitación para Cuixart, en prisión preventiva desde el 16 de octubre de 2017, por el delito de rebelión agravada por condición de jefe o promotor y por la malversación de caudales públicos. La Abogacía del Estado solicita ocho años de cárcel por sedición; mientras que VOX pide 62 años de prisión por dos delitos de rebelión y organización criminal.

Cuixart: "el 1-O es el ejercicio más grande de desobediencia civil de Europa"

En la misma línea, el presidente de Òmnium Cultural ha defendido este martes que el 1-O es "el ejercicio más grande de desobediencia civil que ha habido en Europa", del que todos en España deberían estar "orgullosos", frente a la "resolución injusta" del Tribunal Constitucional (TC) que impidió el referéndum.

En respuesta al interrogatorio del fiscal, Cuixart ha explicado que ante "el dilema" que suponía la suspensión del referéndum por parte del Constitucional, Òmnium Cultural apostó por primar los derechos fundamentales y por "actuar con los parámetros de la desobediencia civil".

Según Cuixart, el referéndum fue "un ejercicio de protesta" en el que el soberanismo quiso "mostrar su disconformidad" con la decisión del Constitucional de impedirlo y debería ser motivo de orgullo ante la "ola de xenofobia que hay en Europa".

Así, Cuixart ha apoyado el ejercicio de la desobediencia civil, siempre regido por el principio de la no violencia, y ha evocado como sus referentes a los activistas por los derechos raciales en Estados Unidos Rosa Parks y Martin Luther King, así como Gandhi o la filósofa Hannah Arendt.

Para el acusado, "el principio de la no violencia es nuclear en la desobediencia civil" ante resoluciones consideradas injustas, sin que ello suponga un "desacato al ordenamiento jurídico".

"Mi prioridad ya no es salir de prisión, sino resolver el conflicto"

En otro orden de cosas, Cuixart ha afirmado que las declaraciones que prestó ante el juez instructor Pablo Llarena estaban condicionadas por su "voluntad de salir de prisión al precio que fuera", aunque su prioridad ya no es librarse de la cárcel sino solucionar el conflicto catalán.

"Mis declaraciones ante el juez instructor estaban vinculadas a una voluntad de salir de la prisión al precio que fuera, soy un preso político", ha aclarado Cuixart.

No obstante, el presidente de Òmnium Cultural ha sentenciado que, "después de 550 días en la cárcel", ahora su prioridad ha dejado de ser salir de prisión y lo es resolver el "conflicto político en Cataluña" al tiempo que "denunciar el ataque y la vulneración de los derechos fundamentales en Cataluña y España".

"Entonces estaba condicionado por un impacto emocional muy grande por el ingreso en prisión", se ha justificado Jordi Cuixart, que ha mantenido que está "convencido" de su inocencia.

"La Guardia Civil cerró páginas sin orden judicial, como en Turquía"

Además, Cuixart ha denunciado este martes que en las vísperas del referéndum del 1-O la Guardia Civil clausuraba páginas web en España, sin orden judicial, "como pasa en Turquía".

Cuixart ha aprovechado una pregunta del fiscal del Tribunal Supremo Jaime Moreno, sobre la compra de un dominio web de Òmnium Cultural que cree fue utilizado para movilizar a ciudadanos el 1-O, para criticar que antes del 20S y del 1-O se clausuraron "cientos de páginas" sin "ningún tipo de orden judicial.

En ese sentido, ha subrayado que no entiende qué importancia tiene si el dominio de la web de Òmnium fue adquirido en Irlanda, dado que ello no impide "que se cierre la página".

Asimismo, Cuixart ha defendido que los dominios de Òmnium Cultural no han sido utilizados "para nada más que las actividades propias" de la entidad que preside

Más noticias en Política y Sociedad