Público
Público

Juicio procés Marchena para los pies a Vox y deja clara su autoridad con el resto de partes en el juicio

El magistrado presidente de la Sala de Lo Penal del Tribunal Supremo suele mostrarse afable y permite explayarse a los acusados, pero no duda en intervenir y abroncar a cualquiera de las partes cuando lo considera necesario. La actuación de la Fiscalía o de la Abogacía del Estado han sido criticadas en varias ocasiones, pero es mucho menos habitual que se escuchen quejas sobre la labor de Marchena, que tiene reflejo en el refranero: "Puño de hierro en guante de seda".

Publicidad
Media: 3.63
Votos: 8

La presidencia del tribunal que juzga en el Supremo a los dirigentes del procés: Andrés Martínez Arrieta, Manuel Marchena y Juan Ramón Berdugo. EFE/J.J.Guillén

Manuel Marchena se ha convertido en uno de los claros protagonistas del juicio al procés [Aquí, el quién es quién al completo]. El magistrado presidente de la Sala de Lo Penal del Tribunal Supremo, responsable de enjuiciar esta causa, es consciente de que los dirigentes independentistas procesados acudirán al Tribunal de Derechos Humanos de la UE de no estar conformes con la sentencia que él rubrique. Por eso Marchena mide muy bien cada uno de sus pasos, pero también los del resto de las partes, buscando evitar que Estrasburgo pueda hacerle cualquier reproche.

Marchena, al público en la Sala: "Si vuelven a insistir en la risa como una de las respuestas van a ser desalojados. Mantengan el respeto"

En un juicio retransmitido por streaming, con más de 600 periodistas acreditados para su seguimiento, y ante el constante goteo de cargos públicos catalanes que vienen a apoyar a los procesados, como el president de la Generalitat, Quim Torra, o el president del Parlament, Roger Torrent, el veterano juez sabe que está bajo todas las miradas.

Con tono afable, siempre exquisito en las formas, el presidente del Tribunal del procés no ha dudado en dejar claro que la autoridad en la Sala es solo suya: ha parado los intentos de los ultraderechistas de Vox por hacer campaña electoral desde la sala, aprovechándose de su rol como acusación popular, y ha reprendido a las defensas, a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado cuando lo ha considerado oportuno, dejándoles claro que no es fácil engañarle –“Reconózcame que el vídeo no era necesario”-, increpaba recientemente a una de las defensas, tras permitir la exhibición de un documento audiovisual en la sala.

Además, ha sido permisivo en lo que respecta a las declaraciones de los acusados, contundente cuando ha apreciado irregularidades o errores, y mientras las defensas critican los errores y patinazos de la Fiscalía o la Abogacía del Estado, es difícil encontrar comentarios similares a la labor que desarrolla el presidente de la Sala. Siempre con puño de hierro en guante de seda, por citar el refranero. "Cuando yo esté hablando, déjeme hablar”, espetaba al letrado Jordi Pina, defensor de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull.

Jordi Sànchez: "Hay whatsapps que se han enviado que han comprometido la dignidad y el buen nombre del presidente de esta Sala"

Marchena, además, ha sabido recurrir al silencio en uno de los momentos más tensos de las seis sesiones de juicio que han transcurrido hasta la fecha: cuando Jordi Sánchez, expresidente de la ANC, recordó los mensajes que llevaron al presidente de la Sala a rechazar convertirse en presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en virtud del pacto sellado entre PP y PSOE en este sentido. Los mensajes del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, que prometió a los parlamentarios conservadores que seguirían controlando “desde detrás” esta sala, a pesar del ya frustrado ascenso de Marchena al órgano de gobierno de los jueces, volaron este pacto, y sirvieron a las defensas para recusar al presidente de la Sala, sin éxito. También solicitaron la comparecencia de Cosidó, exdirector general de la Policía Nacional.

No obstante, el Tribunal que preside Marchena, el mismo que ha llamado a testificar este miércoles al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, a la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y a los exministros Cristóbal Montoro y Juan Ignacio Zoido, así como al lehendakari, Íñigo Urkullu, ha optado por rechazar la comparecencia de Cosidó.

Sànchez, además, fue el primero de todos los procesados en referirse directamente a esta cuestión, durante su duro rifirrafe con el fiscal Javier Zaragoza : “Perdone no quiero ser impertinente. Hay whatsapps que se han enviado que han comprometido la dignidad y el buen nombre del presidente de esta Sala, y es evidente, por lo que él ha dicho, que él no sabía nada de esos whatsapps. Con lo cual, estamos ahí”. Marchena guardó absoluto silencio.

Con la vista puesta en la reanudación de las sesiones con los interrogatorios a los dos últimos procesados este martes -Jordi Cuixart y Carmen Forcadell-, y a punto de que empiecen a declarar los testigos, este es un repaso a algunas de las frases que ha dejado Marchena en las dos primeras semanas de juicio.

A los ultraderechistas de Vox

Cuando el número dos de los ultraderechistas y letrado, Javier Ortega Smith, pidió leer las preguntas que habían preparado para Oriol Junqueras, exvicepresident de la Generalitat, tras negarse este a responder, ni a los ultras ni a las otras dos acusaciones: "La Sala no puede ni siquiera prestarse a una escena en la que usted formula preguntas y él diga 'no contesto'", zanjó Marchena. “El interrogatorio sólo va a poder centrarse en los aspectos fácticos". "No va a ser un debate ideológico", advirtió antes -(14-02-19)-.

A la petición de prohibir los lazos amarillos, un símbolo que entre los procesados sólo lucía Sànchez: "La Sala quiere interpretar que es un símbolo ideológico y en consecuencia no va a poner ningún obstáculo a que los acusados usen ese símbolo” –(13-02-19)-.

Al acusado Jordi Turull

A Turull: "Va a tener derecho en el turno de última palabra a desahogarse todo lo que quiera" 

“No aproveche el interrogatorio para hacer juicios de valor sobre la corrección, desmesura o noticias de prensa”, “o sobre lo que le parece la acusación”; “Está usted valorando la querella [de Fiscalía, que dio origen al juicio]. Haga un esfuerzo por no valorar en términos jurídicos la querella”; “Usted va a tener derecho en el turno de última palabra a desahogarse todo lo que quiera" -(19-02-19)-.

Al acusado Josep Rull

“El Tribunal no ve la lengua catalana como una amenaza”, “nada más lejos”/ [Sobre los reproches de Rull al fiscal]: “No reproche los términos en los que ha desarrollado su escrito de acusación”; "No necesitamos el juicio de reproche añadido que usted formula al ministerio fiscal”; “No hace ni siquiera falta que le diga a la Sala qué es relevante y qué no es relevante”; “No es el momento de hacer valoraciones” -(20-02-19)-.

Al acusado Joaquim Forn

Después de que el exconseller de Interior criticara las tesis “peliculeras” del Ministerio Público: "Hay comentarios que parecen...", dijo, hasta que Marchena le cortó: "Deje que haga la pregunta" –(14-02-19)-.

A Jordi Pina, abogado de Sánchez, Turull y Rull, en el interrogatorio al primero

A Pina: "Cuando yo esté hablando déjeme hablar. Hemos quedado en que cuando yo hago uso de la palabra usted no está en el uso de la palabra"

“No nos vamos a pronunciar sobre el valor probatorio de nada. Y lo que es más importante, cuando [yo] esté hablando déjeme hablar”; “Hemos quedado en que cuando yo hago uso de la palabra usted no está en el uso de la palabra"/ "No vamos a entrar en debate con el Ministerio Fiscal”.

A Marina Roig, letrada de Jordi Cuixart, durante el interrogatorio a Sànchez

Después de que ella plantease que en la fase de prueba “nos podamos pasar tres meses viendo vídeos”: “No, no. No nos vamos a pasar 3 meses viendo vídeos” / Tras defender Roig que era necesario visionar un vídeo para situar a Sànchez: “Intente convencernos de que es necesario”; “Intente convencernos de que es indispensable para la defensa del señor Cuixart”; “Reconózcame que el vídeo no era necesario”, espetó a la letrada tras la exhibición del documento –(21-02-19)-.

A la abogada del Estado, Rosa María Seoane

“No intentemos que la respuesta se acomode a las preguntas” -(20-02-19)-.

A Seoane: "Por favor, señora abogada del Estado, formule otra pregunta, olvídese ya del pasillo"

“Me he perdido. Haga preguntas más concretas porque es muy difícil seguir el hilo argumental”/ "Puede preguntar sobre eso, pero no puede aspirar a que la respuesta le satisfaga” –(19-02-19)-.

Forn afirmó que no tuvo “problemas” en separar su cargo como conseller de su respaldo político al referéndum. La fiscal respondió: “Yo tendría problemas”. Marchena: “Vamos a hacer preguntas” / “No intentemos que la pregunta se acomode a lo que usted espera” / "Por favor, señora abogada del Estado, formule otra pregunta, olvídese ya del pasillo" [Ante reiteradas preguntas sobre la protesta del 20-S de 2017] –(14-02-19)-.

A la Fiscalía

En el interrogatorio a Forn, al fiscal Fidel Cadena:
"Formule preguntas y no busque la adhesión del acusado a este documento”; "Vamos a preguntarle por lo que vio, no por alternativas políticas”

En el interrogatorio a Turull, al fiscal Jaime Moreno:
"Vamos a evitar ejercicios especulativos sobre lo que podría haber pasado. Preguntemos lo que el acusado sabe o no",

En el interrogatorio a Sànchez, al fiscal Javier Zaragoza:
Después de que el fiscal mostrase su extrañeza con una respuesta de Sànchez: “No estamos para manifestar extrañeza con las respuestas”; “Eso para el informe, señor fiscal. Vamos a intentar evitar las conclusiones sobre lo que es delictivo o no es delictivo” / “Vamos a hacer preguntas sobre los hechos, no incluyan reproches” / Sobre los tuis en los que insistió Zaragoza, que Sànchez negó haber escrito: “ Ya le ha dicho que no puede identificarlo”; “Esta es su respuesta, no intentemos sacarle de ahí” / “Ahora estamos interrogando sobre hechos”.

Al público de la Sala

En las butacas reservadas al público se sientan un máximo de 100 personas, entre cargos públicos, familiares de los procesados, periodistas, etc.

“Si vuelven a insistir en la risa como una de las respuestas van a ser desalojados. Mantengan el respeto al acto de interrogatorio que se está desarrollando” –(14-02-19, interrogatorio a Junqueras)-.

"Al público le pido que no se sume ni con agrado ni desagrado, ni a las preguntas ni a las respuestas. De lo contrario tendremos que desalojar la Sala” –(21-02-19, interrogatorio a Sànchez)-.

Más noticias en Política y Sociedad