Público
Público

JUICIO A TRAPERO Trapero: "La gente defendía las urnas como si les fuera la vida" durante el 1-O

El mayor de los Mossos defiende en la Audiencia Nacional la actuación de la cúpula de la policía catalana durante el proceso independentista que culminó con el referéndum del 1 de octubre de 2017. Las leyes de desconexión “eran una barbaridad más de las muchas que se iban aprobando".

El major dels Mossos, Josep Lluís Trapero, durant la celebració del judici. EFE

JULIA PÉREZ

"Hicimos todo lo que pudimos, de oficio o porque nos lo ordenaron". El mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero ha defendido así la actuación de la policía autónoma catalana durante el proceso independentista que culminó en el otoño de 2017 con el referéndum del 1 de octubre y con la Declaración Unilateral Independentista (DUI).

"La gente defendía las urnas como si les fuera la vida en ello", ha destacado Trapero durante su interrogatorio en el juicio de la Audiencia Nacional contra la cúpula de los Mossos. Ha admitido que se vieron superados: “No pudimos prever una desobediencia a la autoridad y la defensa de las urnas tan generalizada". 

Trapero ha rechazado que hubieran incurrido en pasividad y ha reconocido al teniente fiscal, Miguel Ángel Carballo, que no pensó que las "butifarradas" -expresión iróníca del fiscal- programadas para el fin de semana previo al 1-O en los centros educativos fueran actos preparatorios del referéndum.

Días antes, el 28 de septiembre de 2017, la cúpula de la policía catalana mantuvo una reunión con el entonces president, Carles Puigdemont, para advertirle de los riesgos de orden público que existían si seguía adeante con la convocatoria del 1-O, que había sido suspendido por el Tribunal Constitucional.

"Y él nos dice que más importante que la imagen de los Mossos era la imagen del Govern", ha destacado Trapero, mientras revelaba que que en esa reunión también se reprochó a Puigdemont las "exposiciones públicas de algunos consellers sobre el papel" de la policía catalana, en el sentido de que había declarado que colaborarían con el 1-O.

"Una barbaridad"

Trapero ha asegurado también a Carballo que las resoluciones de desconexión de la legalidad que iba aprobando aquellos días el Parlamento catalán eran "una barbaridad más de las muchas que se iban aprobando" y ha agregado que pensaba que los tribunales ya las anularían.

La Fiscalía ha anunciado que revisará la acusación de rebelión que pesa sobre Trapero al término de esta vista oral, dada la sentencia del Tribunal Supremo que condena a la cúpula del 'procés' por sedición y descarta la rebelión, que tiene mayor pena.

Carballo ha insistido en intentar aclarar el papel de la cúpula de los Mossos en ese proceso de desconexión. "Y en medio de esas locuras, le nombran a usted mayor después de diez años. ¿Sin preguntarse por qué le dan a usted un rango que le va a seguir toda su vida? ¿Pidió usted alguna explicación?"

"Le he dicho que [mi nombramiento] nace en enero de 2016 con el director [Albert] Batlle" de la policía autónoma catalana, ha replicado Trapero. "Lo irregular" era, a su juicio, que no se convocara esta plaza: Él "era el jefe de Mossos y era una categoría sin cubrir".​

El Govern desconfiaba de Trapero

"Desconfianza no, lo siguiente". Así ha resaltado Trapero la posición que tenía ante el Govern de Carles Puigdemont y el consejero de Interior, Jordi Jané en el año 2016. Es algo que tiene contrastado y si fue nombrado mayor fue por la presión de Batlle, ha destacado.

¿Puso en marcha alguna investigación frente a las actuaciones ilegales que se realizaban?, le ha preguntado el fiscal. "Ya hay una orden de 2015 del Tribunal Constitucional y la comisaría general de Información era la que daba cuenta de ello", ha respondido. Pero también ha admitido que no se le informó de ninguna investigación sobre este proceso independentista.

Durante la mañana de este lunes, Trapero ha declarado que no tenía "ningún tipo de relación estrecha" con el entonces president, Puigdemont.

En su línea de defensa, el mayor de los Mossos ha insistido que la policía catalana estaba a los órdenes de los tribunales, al igual que en la sesión de la mañana ha respaldado todas las decisiones que adoptaron en el otoño de 2017.

No conocía el documento 'Enfocats'

También ha declarado que no conocía el documento 'Enfocats' incautado al número dos de Oriol Junqueras, Josep Maria Jové, ni otros documentos relacionados con una supuesta hoja de ruta independentista. Solo oyó hablar de ellos en su causa judicial.

El teniente fiscal, Miguel Ángel Carballo, continúa con el interrogatorio a Trapero en la sesión de la vista oral de la tarde de este lunes, que se celebra en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid).

Trapero se sienta en el banquillo de los acusados junto a los exjefes políticos de la policía autonómica en 2017: Pere Soler, ex secretario general de Interior, y César Puig, exdirector de la policía autónoma. También es juzgada la intendente Teresa Laplana, que ha sido exonerada de asistir a las sesiones después de declarar ya que padece estrés postraumático.

El interrogatorio al mayor de los Mossos se reanuda este martes a las 10 de la mañana.