Público
Público

Junts pel Sí: "El Gobierno persigue a Carme Forcadell saltándose el Estado de derecho"

La diputada de la CUP Anna Gabriel cree que inhabilitar a la presidenta del Parlament sería "un punto de no retorno"

Carme Forcadell, presidenta del Parlament. EFE/Quique García

AGENCIAS

MADRID.- El diputado y presidente de JxSí en el Parlament, Jordi Turull, ha considerado que el Gobierno central persigue a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, "saltándose el Estado de derecho".

En una entrevista este lunes en Catalunya Ràdio, Turull ha considerado que es "totalmente ridículo" que el Gobierno haya pedido al Tribunal Constitucional (TC) un incidente de ejecución en relación a la votación en el Parlament de las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente. "Lo que te anulan es un pensamiento político", ha planteado el diputado, que ha criticado que se erosionen los derechos fundamentales y ha dicho que pronto no les dejarán ni opinar.

La portavoz de la Generalitat, Neus Munté, ha considerado la petición del Gobierno "del todo incomprensible". En una entrevista este lunes en la Cadena Ser, Munté ha subrayado que se votó "una resolución política de la que no emanan unos artículos determinados".

La portavoz del Govern ha enfatizado que el Ejecutivo catalán tiene la "obligación con los ciudadanos" de cumplir la hoja de ruta, en la que ha recordado que no está previsto el referéndum unilateral por la independencia.

La diputada de la CUP en el Parlament Anna Gabriel ha planteado que una eventual inhabilitación de cargos públicos en Catalunya por la votación de las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente sería "definitivamente un punto de no retorno" en la falta de democracia del Estado. "El país respondería", ha augurado este lunes en una entrevista en Catalunya Ràdio, en la que ha subrayado que el debate debe situarse en el terreno político y no en el jurídico.

Finalmente, el portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López, no ha aclarado si su partido apoya la petición del Gobierno al Tribunal Constitucional. En una entrevista en la Cadena Ser, López ha recordado que el PSOE rechazó la reforma express aprobada a finales de 2015 para dar al alto tribunal capacidad de hacer cumplir sus resoluciones, incluyendo la imposición de multas o la posibilidad de suspender de sus funciones a quienes las incumplan.

"En su día rechazamos la reforma express que se hizo del Tribunal Constitucional, ahora bien, respetamos, cómo no, lo que diga el Tribunal Constitucional", ha dicho López, que ha aprovechado para insistir en que el paso dado por el Parlamento catalán en favor de la desconexión es un "profundo error".