Público
Público

Querella argentina La Justicia argentina rechaza procesar a Martín Villa por los crímenes del franquismo

Los jueces de la Cámara de Apelaciones revocan el procesamiento del exministro del Interior durante la Transición al considerar que no cometió crímenes de lesa humanidad, pero mantiene abierta la conocida como querella argentina.

El exministro Rodolfo Martín Villa, en una intervención pública, en 2008.
El exministro Rodolfo Martín Villa, en una intervención pública, en 2008. José Oliva / EUROPA PRESS

La Justicia argentina ha rechazado procesar al exministro del Interior Rodolfo Martín Villa al revocar la  decisión de la jueza María Servini, que le había procesado en la llamada querella argentina por la muerte de varias personas entre 1976 y 1978, durante la Transición, informa la agencia EFE.

La Sala Segunda de la Cámara Criminal y Correccional Federal, o Cámara de Apelaciones, ha tomado esta decisión al declarar la "falta de mérito" para procesar al exministro y dicta el sobreseimiento de la causa contra él, según fuentes cercanas a la defensa del exministro.

Según los jueces argentinos que han decidido la revocación, no está demostrado que las citadas muertes, ocurridas entre marzo de 1976 –en el desalojo policial de una iglesia en Vitoria– y julio de 1978 –en una intervención policial en Pamplona en las fiestas de San Fermín– constituyan crímenes de lesa humanidad. Recuerdan que ya en 2017, cuando este mismo tribunal revocó dos veces la orden de detención internacional dictada contra Martín Villa en 2014, señalaron que Servini no había acreditado que se tratase de crímenes contra la humanidad.

La jueza Servini les atribuyó esa calificación jurídica para actuar en nombre de la Justicia universal, porque de otro modo no hubiera podido hacerlo, ya que se trata de hechos ocurridos en España y hace más de cuarenta años.

En relación con las muertes de Vitoria, la jueza Servini consideró responsable penal a Martín Villa –entonces ministro de Relaciones Sindicales, sin competencia sobre la Policía-, junto con Adolfo Suárez y Alfonso Osorio, ambos fallecidos.

La Cámara subraya que "lo cierto es que no se ha probado en autos la existencia de un aparato de poder, a plena disposición de Villa que impartiendo órdenes [a la Policía, en este caso] permita considerarlo como autor mediato de los hechos aquí investigados".

Además, la Cámara de Apelaciones trasmite a Servini "la necesidad de profundizar la investigación sobre la existencia o no" de las características que "autorizan a hablar de crímenes de lesa humanidad", con las consecuencias que eso tiene para poder invocar la jurisdicción universal, o la invalidez de una amnistía.

La causa contra Martin Villa empezó con la orden de detención dictada por la juez Servini en octubre de 2014. Tras conocer el pasado octubre la decisión de procesarle, el exministro dirigió una carta al presidente de la Cámara de Apelaciones en la que afirmó que tenía "la convicción de que, tras una dilación desmesurada, sin una verdadera investigación judicial y con una manifiesta parcialidad, se ha dictado un procesamiento injusto en lo personal".

Más noticias