Público
Público

1 de mayo “Lehendakari, vete tú a Cádiz”: la plantilla de La Naval rechaza el éxodo como solución

La plantilla del mítico astillero vasco ha salido este 1 de Mayo a la calle para reivindicar una salida que permita seguir trabajando en la planta de Sestao.

Publicidad
Media: 4
Votos: 6

La plantilla del mítico astillero vasco ha salido este 1 de Mayo a la calle para reivindicar una salida que permita seguir trabajando en la planta de Sestao.

La tranquilidad está cada vez más lejos. Después de varios meses de lucha por sus puestos de trabajo, los integrantes de la plantilla del astillero La Naval se resisten a creer que no hay más alternativa que el exilio. Así lo han remarcado este 1 de Mayo en las calles de Bilbao, donde han vuelto a pedir soluciones, no parches.

Situados entre las distintas columnas de sindicatos que este miércoles marcharon por el centro de la capital vizcaína, los trabajadores del último gran fabricante de barcos del País Vasco volvieron a recordar a manifestantes y transeúntes que este conflicto está igual de vivo que el primer día. Ahora protestan, literalmente, en la calle: La Naval ya ha bajado la persiana y su plantilla ha sido despedida. La medida afecta directamente a 173 operarios, aunque se estima que de manera indirecta golpea a unas tres mil personas.

Este astillero fue privatizado por el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero en 2006. Fue precisamente entonces cuando se dejó estipulado que si algún día la empresa cerraba, los trabajadores que hasta ese momento pertenecían a la compañía pública -unos 150- serían recolocados en otros astilleros de Navantia.

De ahí el lema más sonado este 1 de Mayo en la manifestación que la plantilla realizó en Bilbao: “Lehendakari, vete tú a Cádiz”. Precisamente, la capital gaditana es uno de los destinos a los que podrían marchar los obreros. El otro es Ferrol, en Galicia. También se barajan las oficinas de Navantia en Madrid como posible destino.

“Parece que sí, que va a empezar el éxodo”, dice a Público Juanjo Llorden, secretario general del comité de empresa, con la manifestación de fondo. Según publicaba este miércoles el diario Deia, 36 trabajadores con opciones de recolocación han aceptado esta posibilidad. El resto aún quiere creer que hay una salida posible aquí, en Euskadi.

“Que no nos mientan”

Este sindicalista se niega a creer que no hay otra solución. De hecho, tanto Llorden como sus compañeros de pelea no se cansan de decir que “es posible que los gobiernos compren La Naval”. Se refiere concretamente a los Ejecutivos de Pedro Sánchez (ahora en funciones) y de Iñigo Urkullu. A ambos les reclama que hagan una “apuesta estratégica por el sector naval”, pero de momento no perciben señales en ese sentido.

“Si dicen que quieren crear empleo, aquí tienen a tres mil trabajadores”, afirma Llorden con los gritos de “Lehendakari, vete tú a Cádiz” de cortina. “Que no nos mientan más. Es falso que los gobiernos no pueden comprar La Naval”, subrayó. En ese preciso instante, la manifestación de los obreros del astillero pasaba justo frente a la Delegación de Gobierno. La pelota está también en ese tejado.

Más noticias en Política y Sociedad