Público
Público

Lesmes nombra a una alto cargo del CGPJ magistrada del Tribunal Supremo

Esperanza Córdoba es la actual jefa de Inspección y hermana de un magistrado amigo del presidente del Consejo y destinado en la misma Sala a la que ella ha sido designada.

El Presidente interino del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. (ROMÁN G. AGUILERA | EFE)

julia pérez

Doble tirabuzón. El Consejo General del Poder Judicial en funciones (CGPJ) ha elegido magistrada del Tribunal Supremo a Esperanza Córdoba Castroverde, cuando es una alto cargo del propio Consejo encargado de estos nombramientos y es amiga y mano derecha de Carlos Lesmes, el presidente interino.

La elección ha sido adoptada por el Pleno del CGPJ, en concreto por la mayoría conservadora que lidera Lesmes en el Consejo y por una parte del sector progresista.

Esperanza Córdoba da el salto directamente desde el CGPJ, donde es la jefa del sensible Servicio de Inspección de los Tribunales. Y pasa a la Sala de lo Contencioso del Supremo, encargada de juzgar los asuntos del propio Consejo, los del Gobierno y los de las administraciones públicas.

Esperanza Córdoba es hermana de Diego Córdoba, un íntimo amigo de Carlos Lesmes que fue nombrado magistrado de la Sala de lo Contencioso del Supremo cuando el primero llegó a la presidencia del órgano constitucional hace seis años. En este tiempo ha sido su mano derecha en la Sala tercera del alto tribunal.

Los hermanos Córdoba forman parte del círculo más íntimo del presidente interino del Consejo  y coinciden juntos en los veraneos.

A cambio, la mayoría conservadora ha cedido sus votos para aupar a la Sala de lo Contencioso a Ángeles Huet, magistrada de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid, exletrada del Tribunal Constitucional (TC) y exvocal del CGPJ.

Ambas cubrirán las vacantes producidas en la Sala Tercera del Supremo por las jubilaciones de Juan Carlos Trillo y José Manuel Sieira, cuya plaza fue sacada a concurso antes de que se jubilara.

Han obtenido respectivamente quince y catorce votos de entre los veintiún miembros del Pleno del CGPJ.

El CGPJ en funciones ha nombrado a 46 altos cargos de la cúpula judicial, a pesar de estar de forma interina desde hace más de un año y cuando era una competencia del próximo Consejo que debe ser elegido por las Cortes Generales.

El Consejo interino ha nombrado a 18 magistrados del Supremo, cuando se da la circunstancia de que la mayoría rondan la cincuentena por lo que condiciona las decisiones del alto tribunal para los próximos 20 años.

Además, este Consejo interino ha procedido al nombramiento de casi 30 altos cargos entre presidentes de los tribunales superiores de justicia, de audiencias provinciales y de sus salas.