Público
Público

LGTBI La Fiscalía abrirá diligencias a raíz de la denuncia de Cs tras el Orgullo pese a los informes policiales 

El órgano judicial avanza pese a que la versión policial presentada en dichos documentos aseguraba que el partido "maniobró para catalizar la acción mediática y publicitaria" y "no hay constancia de que se produjeran agresiones físicas".

Inés Arrimadas e Ignacio Aguado, entre otros miembros del partido, en la celebración del Orgullo en Madrid. | EP

Público | europa press

La Fiscalía Provincial de Madrid ha abierto diligencias a raíz de la denuncia presentada por Ciudadanos por los incidentes ocurridos durante la celebración del Orgullo Gay el pasado 6 de julio. La formación presentó dicha denuncia el pasado 10 de julio por delitos de odio, amenazas e injurias presuntamente cometidos contra sus representantes que participaron en la manifestación del Orgullo LGTBI en Madrid.

Con ello, el órgano judicial se posiciona en un enfoque completamente distinto al ofrecido por los informes policiales presentados tras dichos incidentes. Según el primero presentado por la Jefatura Superior de Policía de Madrid, Ciudadanos "maniobró para catalizar la acción mediática y publicitaria" y "no hay constancia de que se produjeran agresiones físicas".

En un informe policial posterior se asegura que Cs "maniobró para catalizar la acción mediática y publicitaria"

Entre las diligencias a practicar que proponía Ciudadanos están la "averiguación de la identidad del autor o autores" de los hechos, la declaración de los dirigentes del partido que estuvieron en la manifestación (Inés Arrimadas, Ignacio Aguado, Patricia Reyes, Miguel Gutiérrez, Marcos de Quinto y Melisa Rodríguez) y la identificación y citación como investigados de los propietarios de los perfiles de redes sociales donde se llevaron a cabo las "proclamas de odio".

La entonces portavoz de la Ejecutiva de Cs y portavoz en el Congreso, Inés Arrimadas, afirmó que "fue una situación absolutamente intolerable que no cabe en democracia", especialmente en un día en que se reivindican "la tolerancia, el respeto y la libertad".

La denuncia de Ciudadanos, de 37 páginas, incluye numerosas fotografías de varios momentos de la manifestación, así como 'pantallazos' de comentarios de usuarios de redes sociales y enlaces a noticias de todo tipo de medios de comunicación que se hicieron eco de lo ocurrido.

Los informes policiales contradicen a Cs

Además de lo ya mencionado sobre el primer informe, en él también se acusaba a los representantes del partido de "no seguir en ningún momento las instrucciones policiales". Por su parte, el partido cruzó acusaciones con las autoridades, pues la vicealcaldesa de Madrid y dirigente de Ciudadanos, Begoña Villacís, acusó a la Policía Nacional de "tardar mucho en llegar" y actuar "de forma muy ineficiente".

Ese mismo día, fuentes policiales apuntaron que la Policía Nacional desplegó 20 agentes de paisano en la comitiva de Ciudadanos durante la manifestación estatal del Orgullo para garantizar su seguridad y que se planteó en tres ocasiones su evacuación ante los ataques e insultos que estaban sufriendo.

"El dispositivo fue totalmente adecuado a las circunstancias y la Policía Nacional estuvo garantizando su seguridad en todo momento y sin retraso. Además, había furgonetas de la Unidad de Intervención Policial por si los incidentes iban a mayores", explicaron estas fuentes el pasado lunes.

Tras el primer informe, la Jefatura redactó otro "ampliado" que volvía a contradecir la versión expuesta por Ciudadanos. Este informe incluye "bastante información, sin modificar en lo sustancial" lo expuesto en el primer documento, con fecha de 8 de julio.

Sin embargo, fue criticado por Ciudadanos y algunos sindicatos policiales por su tono valorativo, poniendo en duda su autenticidad por la falta de firma y sello oficial o por los errores en los logotipos del Ministerio del Interior y de la Policía.

Más noticias de Política y Sociedad