Público
Público

Libertad de Expresión Rechazada la demanda para secuestrar un libro que criticaba a la agencia Método 3 

La jueza ha desestimado la demanda que la extinta agencia de detectives interpuso al autor de 'Detectives. Rip' por considerar que se limita a "ejerce el derecho a la crítica" y que por tanto prevalece el derecho a la libertad de expresión. 

La portada del libro que critica a la agencia de detectives Método 3. / Amazon

efe

Una jueza de Barcelona ha absuelto a un investigador privado al que la extinta agencia de detectives Método 3 reclamaba 80.000 euros de indemnización por verter críticas a sus responsables en un libro en el que retrataba el estado de la profesión en España.

Método 3 presentó una demanda contra Juan Carlos Arias, autor de Detectives. RIP, en la que pedía que se le condenara a indemnizar con 80.000 euros a los responsables de la agencia de detectives y la retirada de la publicación del mercado, así como que fueran destruidos todos los ejemplares impresos de la misma. La demanda acusaba a Arias de presentar a los detectives de Método 3 como "delincuentes" y "personas carentes de escrúpulos y de principios ético-morales", así como de desacreditarles personalmente atribuyéndoles "conductas reprobables" en su vida privada.

Sin embargo, la sentencia desestima íntegramente la demanda presentada por Método 3 y rechaza su pretensión de retirar de circulación el libro. La jueza, ha considerado que, en su libro, Arias "ejerce el derecho a la crítica" y aborda "materias de interés general" sobre "personas con notoriedad o proyección pública", por lo que en este caso debe prevalecer su derecho a la libertad de expresión. La juez recalca que, "en un estado de derecho en el que se respeta el pluralismo y la libertad de opinión, es merecedora de respeto la crítica desabrida, molesta e, incluso, aquella que por ser más incisiva pueda conllevar el disgusto de su destinatario".

Uno de los capítulos del libro, del que se publicaron tres ediciones, está dedicado a las andanzas de la ya extinta agencia de detectives Método 3, cuyos responsables fueron investigados por seguimientos a políticos y por su relación con la grabación de la conversación entre la exlíder del PP Alicia Sánchez-Camacho y María Victoria Álvarez, ex novia de Jordi Pujol Ferrusola, en el restaurante La Camarga de Barcelona.

Según la sentencia, el autor "pretendía realizar un estudio general de la profesión de detective privado, de modo que, tras un análisis histórico, examina casos concretos para después analizar la Operación Pitiusa, Método 3, la Ley de Seguridad Privada de 2004 y efectuar reflexiones/reivindicaciones profesionales".