Público
Público

Podemos lleva su acción en el Gobierno a municipios y comunidades para activar su maquinaria electoral

La formación morada se centra desde hace semanas en reforzar su coordinación territorial y preparar los programas electorales en ayuntamientos y autonomías en base a las políticas desplegadas en sus ministerios. El partido de Belarra ya ha renovado al 80% de sus portavoces provinciales.

Consejo Ciudadano
Belarra, Montero y Verstrynge en la sede de Podemos en una imagen de archivo.

El rearme territorial de Podemos es una de las principales tareas que se impuso Ione Belarra tras ser elegida como secretaria general de la formación, en junio de 2021. La poca implantación en los territorios de un partido que se había centrado en los últimos años en afrontar un ciclo electoral sin precedentes (con repeticiones electorales recurrentes) había provocado una brecha y cierta sensación de abandono que desde algunas comunidades y ayuntamientos se le achacaban a la dirección estatal.

Belarra se propuso cerrar esa brecha a su llegada a la Secretaría General y "crecer", por lo que situó a la secretaria de Organización de Podemos, Lilith Verstrynge, como la principal artífice de ese rearme y comenzó una gira por municipios y autonomías para activar sus cuadros, pulsar a la militancia y acercar la dirección estatal a los territorios.

Aunque el objetivo general era el de mejorar la implantación del partido en todo el Estado y "enraizar", el objetivo concreto, que también servía para marcar un plazo, es el de las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán en mayo de 2023.

Podemos quiere estar listo para afrontar estas citas con las urnas, sobre todo después de que se tomara la decisión de apostar por una alianza electoral con el Sumar de Yolanda Díaz, y no formar parte orgánica del mismo. Aunque el proyecto de la vicepresidenta no pasará por las urnas hasta diciembre (si finalmente lo hace).

El proceso de rearme territorial se estructura en torno a varios ejes y dinámicas. En primer lugar, en el partido quieren aprovechar toda la experiencia acumulada en el Gobierno de coalición, desde donde han podido desplegar planes y políticas con los recursos y oportunidades que ofrecen los distintos departamentos ministeriales.

La idea es la de trasladar la hoja de ruta y experiencia de los ministerios de Podemos (Igualdad, y Derechos Sociales y Agenda 2030) a los municipios y comunidades, de manera que sus cuadros locales puedan, por un lado, articular políticas basadas en la acción de gobierno y, por otro, preparar los programas electorales con los que concurrirán a los comicios del próximo año.

Para llevar esta tarea a cabo, en los últimos meses las ministras del partido han protagonizado talleres online a los que se han conectado multitud de dirigentes territoriales (concejales, diputados autonómicos, etc) para tratar de rentabilizar la experiencia de los ministerios.

Acercar la dirección de Podemos a los territorios

Hace unas semanas, la ministra de Igualdad, Irene Montero, congregó a 70 concejales de Podemos en una reunión telemática para explicar algunas de las políticas desplegadas en materia de Igualdad y para explorar las vías de aterrizaje de esas medidas y planes en los distintos municipios. La idea es que los trabajos ministeriales se trasladen a los territorios para construir un 'hilo conductor' de políticas que sea común, coordinado y que tenga la misma base y reflejo en los programas que se confeccionarán para las elecciones de 2023.

El segundo eje consiste en la renovación de los portavoces provinciales de cara a ese ciclo electoral. Según fuentes de Podemos, ya se han celebrado congresos con este fin en el 80% de las provincias, por lo que esta tarea que se han marcado está prácticamente culminada.

Otro de los ejes tiene que ver con alejar esa 'desafección' o sensación de abandono y malestar que han trasladado desde algunos territorios a la cúpula de Podemos. Desde su llegada a la Secretaría General, Belarra ha viajado (habitualmente acompañada de Vestrynge, y antes de su cese como secretario de Estado, también de Enrique Santiago) por varios municipios para activar las denominadas mesas confederales.

También es habitual que siempre haya una persona de la dirección estatal presente cuando se inaugura una sede de Podemos en un municipio, algo que antes no era habitual. La presencia de líderes estatales en los territorios se complementa con actividades lúdico-festivas que la organización viene desplegando desde hace un año (cuando las restricciones por la pandemia de la covid-19 lo permitieron) para acercar a dirigentes y militancia.

Este es el caso de la denominada Fiesta de la Primavera o de la Universidad de Otoño, eventos que ya se celebraban antes de la llegada de Belarra a la Secretaría General, pero que ahora se convertirán en citas anuales. También este verano se pondrá en marcha un encuentro de la militancia con talleres y actividades denominado 'Comanchería'.

Más noticias