Público
Público

López Aguilar: "La humillación de Grecia no es un éxito para la Unión Europea"

El eurodiputado socialista califica de "terapia sádica" la política europea y de "prepotencia deplorable" la actitud de Schaüble. Diagnostica que la socialdemocracia debe reinventarse y superar “la tentación de aliarse con la derecha”.

Cabecera del perfil de twitter de López Aguilar

CRISTINA S. BARBARROJA

Dicen de él que es hiperactivo. Y aunque no juega al Candy Crush, lo cierto es que Juan Fernando López Aguilar sí es de los privilegiados que pueden hacer varias cosas a la vez. Lo mismo atiende un discurso de Angela Merkel en el Europarlamento mientras la caricaturiza a lapicero, como prepara jornada laboral con su equipo mientras rasga las cuerdas de su guitarra.

Catedrático de Derecho Constitucional y licenciado en Política y Sociología, es articulista, autor de una docena de libros; ha asesorado al Consejo de Europa, fue ministro de Justicia con José Luis Rodríguez Zapatero y candidato a la presidencia de sus Islas Canarias.

No para… y no calla. Imposible encerrar en 140 caracteres a @JFLopezAguilar que nos atiende –otra muestra de su capacidad múltiple- mientras visita Tajikistan en misión de la UE.

¡Qué deslealtad la de Zapatero y Moratinos!
No es una sorpresa la destemplanza resentida del PP.
Moratinos y Zapatero tenían razón: había que cambiar la posición común contra Cuba impuesta en la UE por Aznar.

Que cambiará…

Lo hizo Obama. La UE debe hacerlo también.

A ver si usted me lo aclara: ¿en las negociaciones Grecia-UE, quién gana?
La humillación de Grecia no es un éxito para Europa. La terapia sádica que se les ha impuesto no tenía como objetivo rescatar a los griegos, sino asegurar la deuda a los acreedores alemanes.

Eso es como decir que Guindos ha ganado la batalla.

La deplorable prepotencia de Schaüble atornillando a Varoufakis la ha empeorado Guindos. El PP y su Gobierno actuaron con la furia del converso contra el sufrimiento impuesto a Grecia para quedar bien ante Merkel y la banca alemana.

¿Quizás también por aquello de que España es casi –según el dibujo de Rajoy– la locomotora de Europa?

España ha sido injustamente empobrecida por la desigualdad y el injusto reparto de los sacrificios. Nada de lo que mejora tiene que ver con Rajoy: ha bajado el petróleo, se ha devaluado el euro y compra deuda el BCE.

¿Qué le pasa a la socialdemocracia europea? ¿No sé está derechizando?

La socialdemocracia no puede morir de éxito. Debe reinventarse superando la tentación de aliarse con la derecha y recuperando las ganas de derrotarla en todos los frentes: con una alternativa económica y fiscal y el relanzamiento de la dignidad laboral, la agenda social, la democracia y la ciudadanía

¿Existe esa tentación de aliarse con la derecha en el PSOE?

No la veo por ningún lado. Al contrario: nuestra confrontación con el PP es radical. Reivindico el coraje de exportarla a la familia socialista europea, donde son muchos los socialdemócratas que gobiernan aliados con la derecha.

Pero, con las encuestas en la mano, los pactos parecen inevitables ¿Con quién debería cerrarlos su partido?

Peleo porque el PSOE vuelva a ser lo que ha sido: una izquierda que gana elecciones, lidera gobiernos monocolores con cargo a sus propias siglas…Y dialoga y pacta para transformar. Después de las elecciones locales, autonómicas, andaluzas, catalanas y generales hablaremos con todo el mundo.

Pantallazo de la conversación con López Aguilar


¿Eso es lo ideal pero llegado el caso ¿a quién debería arrimarse el PSOE?

Gobiernos de izquierdas, distintivamente, sin equívocos, sin disolución ninguna de la identidad distintiva del PSOE.

Usted y Pablo Iglesias, miel sobre hojuelas ¿no?

En lo personal, intento llevarme bien con todo el mundo. Y el Parlamento Europeo es un laboratorio de conversación muy enriquecedor.

Él ha dicho que mantiene un contacto habitual con usted

Nos tratamos de manera fluida y frecuente. Él es profesor universitario, yo también; él escribe, yo también; el está descontento con la realidad en España y en Europa, yo también. O, si puedo ser irónico, ¡y yo más!

¿Está Iglesias más en la izquierda que usted defiende que algunos de su propio partido?

Es preocupante que no lo considere él, que sigue un discurso supuestamente transversal para superar la que dice obsoleta diferencia entre derecha e izquierda. Yo soy un tipo de izquierdas, a cara descubierta, de cuerpo entero. En política uno no es lo que dice ser sino lo que hace. El gobierno del que fui ministro aseguró avances formidables y de confrontación clara con la derecha. A Pablo Iglesias nunca le oímos hablar de igualdad de las mujeres, de derechos de ciudadanía, de matrimonio igualitario, de dependencia...

¿Se equivocó su secretario general al fijarlo en el centro de su diana?

No recuerdo que Pedro hiciera eso. El adversario del PSOE es una mayoría absoluta del PP. Y debería preocuparnos que el PP pueda derrumbarse en votos y escaños. Y, aún así, ser el primero por la autolisis, la fragmentación de los votos de izquierda. Yo los quiero para el PSOE

¿Es Pedro Sánchez el futuro del PSOE?

Es su presente. Nuestra obligación es ayudarle para que se despliegue, tenga recorrido y páginas por escribir. Y que esas páginas mejoren el presente, el pasado, y nos mejoren a todos, al conjunto de los españoles.

Si Susana Díaz decidiese cruzar Despeñaperros… ¿con quién estaría JFLA?

El partido en el que milito desde hace más de 30 años no es un partido de preferencias que nos enfrenten, ni de facciones o clientelas. Es un partido de afectos y motivos compartidos. Los míos los comparto con Susana, con Pedro y con millones de españoles más.

Pregunto al exnotario mayor del Reino. El castigo al juez Vidal por participar en la redacción de una constitución catalana ¿le parece?

He criticado al CGPJ cuando ha hecho cosas para las que la Constitución no le dio competencia, pero sí para disciplinar a los jueces. Si un juez participa en una actividad no jurisdiccional, contraria al estatuto y obligaciones profesionales, debe de haber una sanción. Que sea la expulsión no me corresponde evaluarlo. Seguramente es exagerado.

¿Y el retraso de la llegada de José de la Mata al juzgado de la Gürtel?

He criticado muchas veces a la derecha política y judicial, mayoritaria en la carrera, dispuesta a hacer cualquier cosa para que la maquinaria podrida del PP, contaminada de financiación corrupta, llegue arrastrándose, como sea, hasta la siguiente estación electoral. Es el caso.

Pero ¿qué podría hacer de la Mata que no esté haciendo Ruz?

Espero que Ruz, de la Mata, o cualquiera que ocupe un juzgado haga lo que debe hacer por ley: juzgar con independencia.
Sucede que esto lo tolera mal el PP cuando se trata de su corrupción. La derecha política y la derecha mediática se han acostumbrado a orientar a los jueces cuando tocan la corrupción del PP para que se tienten la ropa sabiendo lo que se juegan en sus carreras profesionales.

La prisión permanente revisable ¿qué?

Es una cadena perpetua emboscada. Nadie se cree que, con dificultades probatorias y procedimentales, algún juez vaya a revisar al cabo de 30 ó 40 años lo que se sentenció como permanente. Es populismo punitivo. Para los delitos de terrorismo más graves ya existen condenas de 40 años. ¿Qué más quieren conseguir?

Luego no le gusta el pacto antiyihadista que firmó Sánchez .

Lo he apoyado, es coherente con el historial del PSOE y con el compromiso socialista contra las formas mutantes de la amenaza terrorista, contra la instigación del odio en la red, contra la incitación al crimen y el enaltecimiento del terrorismo. La letra pequeña en el BOE lleva la firma del PP.

Pantallazo de la conversación con López Aguilar


Chaves y Griñán, imputados ¿deberían haber entregado sus actas ya?

No veo por qué. Ellos han pedido declarar y no hay otra forma de hacerlo más que bajo esa condición.

En el caso de Tomás Gómez, Cesar Luena puso como excusa para la destitución los posibles problemas que pudiera traer el tranvía de Parla.

Nadie ha cuestionado, que yo sepa, la honorabilidad de Tomás Gómez; nadie pidió a Gómez el escaño. Fue su decisión, que merece respeto. No fue porque nadie le pidiera dimitir por un asunto en el que ni siquiera está imputado. Son dos asuntos que no tienen nada que ver.

Hábleme del metafísico que quiere gobernar Madrid.

Es nuestro candidato. Y me cuento entre los muchos que asumimos la obligación de ayudarle a ganar, por el bien de los madrileños y del conjunto de los españoles. Derrotar al PP en Madrid es un objetivo irrenunciable

Si le pidiera una caricatura del personaje más aborrecible del panorama político patrio ¿quién sería y en qué situación lo dibujaría?

El pódium medallero del cainismo español ha sido siempre muy competido. Veo aglomeración entre los personajes públicos supuestamente aborrecibles. Propongo aborrecer un poco menos y pelear más por aquello en lo que creemos.

Más noticias de Política y Sociedad