Público
Público

Machismo Un concejal de Ciudadanos, sobre la educación concertada: "Nunca me ha excitado más mi mujer que con el uniforme"

La comisión de régimen disciplinario de la formación naranja ha comunicado a su edil la apertura, de forma inminente, de un expediente disciplinario con suspensión de militancia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Joaquín Galindo, edil de Ciudadanos en Alcañiz (Teruel). CIUDADANOS

"Nunca me ha excitado más mi mujer que con el uniforme". Así es como Joaquín Galindo, un edil de Ciudadanos en Alcañiz (Teruel), se mostró a favor de la educación concertada durante el pleno del pasado lunes. Tras las referencias machistas hacia su esposa, la comisión de régimen disciplinario de Cs ha comunicado a su concejal la apertura, de forma inminente, de un expediente disciplinario con suspensión de militancia.

En un comunicado fechado en Madrid, Ciudadanos asegura que rechaza las palabras del concejal, que son "lamentables" y "contrarias a los valores" de la formación naranja.

Joaquín Galindo comenzó su intervención asegurando que tenía la intención de ser "un poco payaso", algo que a veces "está bien", después de confesarse "desconcertado" con el desarrollo del pleno hasta ese momento. Anunció que iba a abstenerse en la votación de la iniciativa por desavenencias antiguas con el equipo de Gobierno, en manos del PP, y que a pesar de ser un firme defensor de la educación pública, no tenía "nada en contra" de la concertada.

Para ejemplificar esta postura, utilizó un ejemplo que después fue criticado duramente por otros grupos. "Cuando yo conocí a mi mujer tenía 15 años y ella 13 o 14; ella iba a Las Anas con el uniforme de la faldita gris y nunca me ha excitado más que en aquella época, fíjense si me gustan los uniformes de las monjas", aseveró.

Antes había hecho referencia a su hermano, "que en paz descanse", quien "estuvo muchos años vistiendo un hábito de monje mercedario hasta que lo dejó porque le gustaban las mujeres".

Esos dos ejemplos, dijo, demuestran que podía haber estado a favor de la moción, que no apoyó por no compartir la manera de hacer política del equipo de Gobierno, "en contra del consenso". "Me voy a abstener, y seguramente si alguien de las altas esferas de Ciudadanos se entera, me puedo llevar una patada en el culo, por no decir en otro sitio, y además bien gorda, pero como tengo espíritu libre y estoy aquí porque quiero y porque me da la gana, me voy a abstener", indicó.

La concejala del Partido Aragonés Berta Zapater reprochó a Galindo que hubiera "perdido los papeles" y "los nervios" con un comentario "totalmente despreciable y machista".

Galindo se sintió a su vez "gravemente ofendido" por la concejala del PAR y en un primer momento, lejos de rectificar, abundó: "Cuando le tocaba el culo a mi mujer, era porque ella me dejaba y le gustaba".

En ese momento intervino el alcalde, Juan Carlos Gracia Suso, del PP, para considerar que Galindo estaba hablando "dentro de un ambiente cómico" y "simpático".