Público
Público

Madrid Vox Ciudadanos cede ante la ultraderecha y acepta que Vox gobierne distritos de Madrid

"El acuerdo versa sobre lo que es el gobierno, y eso no lo componen las juntas de distrito", dice Villacís. El PP prevé dar al menos tres juntas de distrito a la extrema derecha, que podrían ser Salamanca, Chamberí y Usera. Vox insiste en que lo que han pactado con Almeida son concejalías de Gobierno.

Publicidad
Media: 3.22
Votos: 9

Almeida y Villacís, poco antes del inicio de la constitución del Ayuntamiento de Madrid este sábado. EFE/Emilio Naranjo

Del "no negociaremos con Vox" a "dijimos que no negociaríamos, pero hablar sí" hay un viaje muy corto. El mismo que hay del "Vox no estará en el gobierno" a que sí lo esté. En un nuevo giro de discurso y de política de Ciudadanos, el partido naranja no ha podido ya disimular este lunes que la extrema derecha tendrá poder, de momento en forma de concejalías de distrito, en el nuevo Ayuntamiento de Madrid surgido del 26M.

El nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha confirmado este lunes que Vox se hará con la Presidencia de algunas juntas de distrito de la capital. Pese a que no ha precisado cuáles ni cuántas serán, muchas informaciones hablan ya de Salamanca, Chamberí -dos de los caladeros históricos de votos del PP en la capital- y Usera. Además, ha añadido que su formación está dispuesta, dentro de su acuerdo con Vox, a estudiar la posibilidad de que la formación de Abascal controle también la empresa pública Madrid Calle 30.

Así lo ha manifestado en diversas entrevistas en televisión, recogidas por Europa Press, en las que ha asegurado que el PP "no puede negar" que cuenta con un "marco de negociación con Vox, y que dentro de él están previstas juntas de distrito". "Sin esos cuatro votos de Vox no se hubiera producido el cambio", ha recordado, para añadir a continuación que tienen veinte días para ultimar los flecos de ese acuerdo.

"Van a solicitar algún distrito y van a tener algún tipo de proporcionalidad en relación a los votos que han tenido respecto del presupuesto y respecto a determinados entes", abundaba este domingo en El Mundo.

Mientras, la ya vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha asegurado que la cesión de juntas de distrito a Vox no afecta al pacto que firmaron con los populares, pues "el acuerdo versa sobre lo que es el gobierno, y eso no lo componen las juntas de distrito".

"Lo que es estrategia de ciudad, limpieza, políticas, impuestos, los derechos civiles y sociales están garantizados. Todo eso no se puede tocar", ha precisado en una entrevista en Espejo Público. Así lo ha indicado Villacís, pese a que en el documento rubricado por ella misma y Almeida, en el que se estipula el reparto de distritos, se indica, al final del texto que "toda modificación de lo estipulado en este documento requiere del acuerdo expreso y escrito entre los partidos firmantes".

Pero para Vox no ha acabado la negociación. El secretario general y concejal en la capital, Javier Ortega Smith, ha pedido más este lunes en El programa de Ana Rosa, en Telecinco: "Formar parte del Gobierno no es estar en un distrito; es estar en las concejalías de gobierno, en las áreas de gobierno, y eso es lo que se ha pactado. La izquierda sectaria no gobierna en Madrid gracias a los votos de Vox. Tengámoslo así de claro".

Posteriormente y en declaraciones a Telemadrid, ha explicado que ese acuerdo implica varios niveles como son las concejalías del Gobierno municipal, concejalías delegadas, juntas de distritos y empresas y organismos municipales, sin que ninguno de estos ámbitos competenciales sean excluyentes a otros en la cesión a Vox en base a su proporción.

Preguntado por la postura de Cs sobre el acuerdo entre populares y Vox, Ortega Smith ha apuntado que en términos jurídicos "nadie puede participar desde fuera en un acuerdo" y, en consecuencia, "no tiene ninguna capacidad de decisión". De hecho, ha recordado que ellos se "autoexcluyeron" de una negociación a tres bandas pese a que se les invitó y ahora "el colmo" es tratar de influir en este consenso. Por tanto, ha señalado a la líder municipal de Cs, Begoña Villacís, que "no se ponga nerviosa" al respecto y que "parecer que no termina de aceptar que no será alcaldesa sino vicealcaldesa".

Tras estas declaraciones de Ortega Smith, Almeida no se ha atrevido a confirmar los posibles acuerdos con Vox. Se ha limitado a decir que cumplirá lo pactado con el partido de ultraderecha, sin entrar a definir en qué consiste.

Más noticias en Política y Sociedad