Público
Público

Caso 'Mascarillas' Malasia comunica que San Chin Choon, proveedor de Luceño y Medina, no cooperará en la investigación

José Luis Martínez-Almeida y el Ayuntamiento de Madrid avalaron la profesionalidad del comisionista Alberto Luceño por carta ante las autoridades chinas para llevar adelante el negocio de las mascarillas.

20/04/22. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante un acto en Madrid, a 19 de abril de 2022.
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante un acto en Madrid, a 19 de abril de 2022. Carlos Luján / Europa Press

La Fiscalía de Malasia ha informado al juez del caso de las mascarillas de que San Chin Choon, proveedor del material sanitario a los comisionistas Alberto Luceño y Luis Media, se ha negado a colaborar con la investigación ante la petición de la Fiscalía española. Así, el titular del Juzgado de Instrucción 47 de Madrid, Adolfo Carretero, ha recibido la comunicación de que San Chin Choon no prestará declaración de forma voluntaria.

El paradero del proveedor era un misterio, pero la Fiscalía de Malasia consiguió dar con él. Ahora, han comunicado que ha declinado colaborar con la investigación y que las leyes del país solo permiten interrogarle de manera voluntaria en este momento procesal.

La Fiscalía quiere comprobar si el proveedor firmó contratos y pagó comisiones, ante las dudas de la autenticidad de varios documentos que forman parte de la causa. Los indicios son que San Chin Choon sería el administrador de Leno, la compañía a través de la cual Luceño y Medina operaban en Malasia para la compra de material sanitario con el que supuestamente estafaron al Ayuntamiento de Madrid durante la pandemia.

Almeida avaló a Luceño ante las autoridades chinas

José Luis Martínez-Almeida y el Ayuntamiento de Madrid avalaron la profesionalidad del comisionista Alberto Luceño por carta ante las autoridades chinas para llevar adelante el negocio de las mascarillas. La alta funcionaria del Ayuntamiento de Madrid, Elena Collado, intercambió correos electrónicos con Luceño, a los que ha tenido acceso Público, en los que preparaban las cartas: "Aquí están, versión inglesa y española. Como te habrá contado Engra, hay que poner todo lo que se nos ocurra (sellos, banderas...) porque los chinos son muy de eso", comentaba Collado por mail el 23 de marzo de 2020.

"De acuerdo a como son los chinos (...) haría falta un poco más de vaselina", comentaba un funcionario del Ayuntamiento

El nombre de 'Engra' se refiere a Engracia Hidalgo, delegada del Área de Gobierno de Hacienda y Personal del Ayuntamiento, que habló con otros funcionarios de su área sobre el tema de las cartas. Uno de ellos comentaba: "Yo la veo bien. De acuerdo a como son los chinos (mi mujer estuvo viviendo cerca de 3 años allí), me dice que haría falta un poco más de vaselina, pero que el que se encargue de traducirla seguro que le mete las fórmulas de cortesía que se aprecian por allí...", en un mail enviado el 22 de marzo de 2020.

Antes del envío, la alta funcionaria confirmaba la firma de Martínez-Almeida: "Ya tiene el Alcalde a la firma (sic) la carta en inglés y español. Me pregunta su secre que a quién la dirigimos (¿a ti?)", le preguntó en un mail Collado, que gestionó el contrato de las mascarillas, a Alberto Luceño, el 23 de marzo de 2020. "Sí, por favor hay que hacerla nominativa con los datos míos personales que te mandé", le respondió en otro correo electrónico el comisionista.

La carta, que obra en el sumario al que ha tenido acceso Público, era una recomendación firmada por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, sobre la profesionalidad de Alberto Luceño, intermediario de la empresa Leno, ante las autoridades chinas de forma que pudiera intermediar en la compra de material sanitario al comienzo de la pandemia con la empresa del malasio San Chin Choon.

Collado la reconoció (la carta) y corroboró los hechos a los que se refieren los correos electrónicos

La carta de aval a Luceño inicialmente no fue aportada por el Ayuntamiento de Madrid a la Fiscalía, pero cuando el fiscal se hizo con ella, Collado la reconoció y corroboró los hechos a los que se refieren los correos electrónicos: "Nos lo pidió por si tenían problemas en la fabricación, por si alguien elevaba la oferta, nos pasó varias veces, nos quedamos sin productos. Entonces decía que le podía facilitar con las autoridades chinas que nuestro alcalde nos hacía una carta diciendo que esta persona estaba colaborando con el ayuntamiento y que le trataran bien. La carta la intentamos traducir en chino, al final la mandamos en inglés y la firmó nuestro alcalde y se la dimos a Alberto Luceño".

El representante de la Fiscalía Anticorrupción preguntó a Elena Collado el motivo por el que se optó por aquella carta de recomendación en lugar de que el Ayuntamiento se dirigiera directamente al Gobierno chino. La respuesta de la alta funcionaria no aclaró las dudas: "Yo imagino que en su momento, cuando el alcalde firmó esa carta es que si tenía algún problema en China [Luceño] a lo mejor teniendo una cosa oficial de algo parecido al Gobierno de España le podía facilitar la fabricación de los materiales y el alcalde estuvo conforme". 

Según la versión del Ayuntamiento, trasladada a este medio, el consistorio no pretendió avalar al comisionista Luceño, sino que le envió un salvoconducto para que la mercancía no fuera retenida en la aduana; una versión que dista de la que ofreció Elena Collado al fiscal Luis Rodríguez Sol el 16 de marzo de 2021. 

Más noticias