Público
Público

Malestar entre PSOE y Unidas Podemos PSOE y Unidas Podemos pactan anticiparse a las discrepancias para evitar dar imagen de división en el Gobierno

El grupo parlamentario confederal ha remitido a la Secretaría de Estado de Relaciones con las cortes las nueve proposiciones de ley que ha elegido priorizar para este periodo de sesiones. Ha escogido las que previsiblemente serán más fáciles de acordar con el Partido Socialista.

MADRID, 18/02/2020.- Las ministras de Trabajo, Yolanda Díaz; Hacienda y Portavoz, María Jesús Montero e Igualdad, Irene Montero (i a d); durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, EFE/Juan Carlos Hidalgo
MADRID, 18/02/2020.- Las ministras de Trabajo, Yolanda Díaz; Hacienda y Portavoz, María Jesús Montero e Igualdad, Irene Montero (i a d); durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, EFE/Juan Carlos Hidalgo

ALEJANDRO LÓPEZ DE MIGUEL

Las discrepancias en el seno de un gobierno son inevitables, más cuando es de coalición, pero la anticipación puede evitar que estas diferencias trasciendan, o hasta que cobren consistencia.

En una semana en la que los dos partidos que sustentan al Gobierno de coalición han dejado ver públicamente importantes diferencias –en relación a la política migratoria y a la reforma del consentimiento en el Código Penal– PSOE y Unidas Podemos han acordado invertir más esfuerzo en anticiparse a los disensos. Buscar más "posiciones comunes", evitar que estas diferencias "influyan" es cada vez más prioritario.

Esta es una de las principales conclusiones alcanzadas en la primera reunión de la Comisión de Seguimiento del acuerdo de coalición, el jueves, aseguran fuentes del Grupo Parlamentario Confederal Unidas Podemos- En Comú Podem -Galicia en Común.

Este encuentro, así como el de la Comisión de control Parlamentaria, tuvieron lugar escasos minutos después de que este diario informara de las diferencias entre el Ministerio de Igualdad y el de Justicia en cuanto a tiempos y forma para abordar la reforma del Código Penal en lo que respecta al consentimiento, "el sólo sí es sí".

Poco después de que concluyera la primera reunión y sin que ninguno de los participantes hiciera declaraciones, el Gobierno remitió un breve comunicado dando por zanjada esta crisis, pero ya había dejado ver sus costuras.

"Se demostró que los mecanismos de coordinación funcionan", abundan

En esta ocasión, las diferencias se han saldado con el PSOE tragándose estos dos "sapos" –Unidas Podemos tenía que digerir a su vez el nombramiento de Dolores Delgado como fiscal general del Estado–, y el Ejecutivo quiere que, en la medida de lo posible, los trapos sucios se sigan lavando en casa.

No obstante, las fuentes citadas sacan pecho por la forma de actuar ante estas diferencias: "Nos reunimos y lo solucionamos"; "Se demostró que los mecanismos de coordinación funcionan", abundan.

De hecho, y como afirmaron al salir de estas reuniones -fue prácticamente lo único que trascendió-, aseguran que el ambiente fue "cordial", como ha venido ocurriendo durante el escaso mes y medio de vida del Ejecutivo. "La valoración de la coordinación y de las relaciones entre ambos partidos del Gobierno es positiva", redundan.

Las siete nuevas PLs preparadas, elegidas para pactar con el PSOE

Por otro lado, el hecho de pasar de la oposición al Gobierno ha llevado a Unidas Podemos a darle un giro de 180 grados a su estrategia parlamentaria. Como adelantó este diario, ya en las primeras reuniones de grupo tras la formación del Ejecutivo, la dirección informó a sus diputados del nuevo modo de funcionar; la prioridad ya no es la producción de proposiciones no de ley (PNLs) casi a granel, ni todas las actuaciones deben circunscribirse a las proposiciones de ley (PLs), ni obviamente se busca registrar muchas preguntas escritas al Gobierno para que tenga que mojarse en materias por las que preferiría pasar de puntillas.

Más allá de la reducción del cupo para tramitar PLs –a causa de la pérdida de siete escaños entre las elecciones del 28-A y el 10-N-, Unidas Podemos tiene un socio con 120 diputados, con un cupo mayor para tramitar leyes, y cuenta con actuar de forma coordinada, incluso en lo que toca a las enmiendas a las propuestas legislativas que planteen, juntos o en solitario.

Sobre estos cimientos, y para adelantar trámites, desde Unidas Podemos aseguran haber remitido a la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes todas las proposiciones de ley que barajan registrar durante los próximos meses. El trámite habitual es que las PLs no sean remitidas a Relaciones con las Cortes hasta haber pasado por Registro, y es la Mesa del Congreso la encargada de enviarlas.

Así, ya ha siete proposiciones de ley de Unidas Podemos que aún no han sido registradas, pero sí enviadas a la Secretaría de Estado. El criterio fundamental para elegirlas, explican, es que sean fáciles de encarrilar con los socialistas: "Hemos intentado elegir las PLs en las que pensamos que podemos llegar más fácilmente a un acuerdo con el PSOE", reconocen.

En concreto, han seleccionado una PL para reforzar la protección de la libertad de expresión –proponía despenalizar los delitos de enaltecimiento del terrorismo, las injurias a la Corona o la ofensa de sentimientos religiosos–; otra para eliminar la segregación por sexos en los colegios, así como una proposición de ley sobre la coordinación de los servicios del Sistema Nacional de Protección Civil.

Otra de ellas versa sobre la publicación de los datos sobre gastos reservados a los diez años de su utilización; una para dejar de aplicar el Código Penal Militar a la Guardia Civil; una sexta dirigida a combatir la fuga de empresas subvencionadas del sector industrial, y otra PL para reformar el sistema agrario.

Y, como ocurre con las dos proposiciones de ley ya registradas -para acabar con la limitación de los plazos de instrucción judiciales en la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECRIM), y para eliminar las condenas de cárcel por piquetes en huelgas-, todas ellas ya fueron presentadas en anteriores legislaturas. En gran parte de los casos, las sucesivas convocatorias electorales acabaron dejándolas en vía muerta.

Además, desde Unidas Podemos recuerdan que su remisión a Relaciones con las Cortes en ningún caso garantiza que necesariamente vayan a registrarlas para impulsar su tramitación, o que no estén abiertas a modificaciones. "Irá en consonancia con las negociaciones de los socios de Gobierno, llegaremos a acuerdos", apuntan. No todo pasa por tragar sapos.

Más noticias de Política y Sociedad